may 10

SERVICIOS Y REUNIONES VIRTUALES

(((((((((((((ATENCIÓN)))))))))))))

Nuestros servicios regulares de los sábados a las 9:30am (hora de Venezuela), fueron mudados de “Paltalk” a “TeamSpeak”, desde el día 07-05-2011

Los que quieran asistir a nuestros servicios, lo que deben hacer para empezar, es descargar el programa Teamspeak, el cual pueden encontrar en la siguiente dirección:http://www.teamspeak.com

Al entrar a la página, sólo pulse el enlace para descargar el programa. El mismo está disponible para varias plataformas (Windows, Mac, Linux, BSD).

Antes de instalar el programa, les recomiendo ver el vídeo sobre la configuración inicial y uso básico del programa, el cual pueden encontrar aquí: http://tinyurl.com/videosts3

Luego de instalar el programa, activen el mismo, y en el menú de arriba pulsen sobre “Connections” y luego sobre “Connect”. En la ventana que abre, escriban la siguiente información:

Address: vs9.tserverhq.com

Port: 9039

Nickname: (aquí escriba su nick (apodo) de preferencia)

Server Password: (deje este espacio vacío)

Una vez hayan introducido la información completa, pulsen sobre el botón “Connect” para entrar a las salas de AYIN en ese servidor.
También puede acceder de forma directa, luego de instalado el programa, pulsando este enlace al servidor de AYIN: ts3server://vs9.tserverhq.com:9039
Al pulsar este enlace, verá una ventana que le preguntará si quiere utilizar el programa Teamspeak ahí debe pulsar el botón “OK”. Luego de ésto, el Teamspeak se conectará al servidor de AYIN automaticamente.

————————————————————————————————————–

mar 30

Boletín Hebraica – Instrucciones Cena Memorial de Pésaj

mar 30

Boletín Hebraica – Hebreo y Griego Koiné

sep 06

[Hebraica] Novilunio septiembre 2013 – Determinado astronómicamente

Shalom, hermanos.

http://www.tutiempo.net/Horas_Sol_Luna/Jerusalem_Airport/LLJR.htm

Les comparto esta tabla científica donde se indica con exactitud las faces de la luna para el mes de septiembre.

Notarán que según esta tabla astronómica la luna nueva se verá solamente en el día 8 de septiembre.
El jueves 5 alcanzó la fase de cero iluminación, lo que llaman el novilunio astronómico, que es cuando no se ve.

Luego el viernes y sábado son los dos días en los que no se percibe la luna aunque se mueve hacia la molad (el novilunio), y sólo podría verse con un telescopio. Luego el sábado en la noche (que ya es domingo) se puede ver por primera vez a simple vista.

Así que esta tabla astronómica confirma las conclusiones de los judíos karaítas respecto al novilunio del Mes Séptimo bíblico; y Yom Teruá es sin duda el domingo 8 de septiembre.
Por lo tanto el calendario rabínico resultó estar errado este año por tres días respecto a su celebración de Roshanáh, que ya pasó para ellos.

Shalom.

Yosef

http://www.tutiempo.net/Horas_Sol_Luna/Jerusalem_Airport/LLJR.htm

abr 28

Senda Antigua N° 5

abr 28

Senda Antigua N° 4

abr 28

Senda Antigua N° 3

abr 28

Senda Antigua N° 2

abr 28

Senda Antigua N° 1

abr 26

N° 24 – Restaurador

abr 26

N° 25 – Restaurador

abr 26

N° 23 – Restaurador

abr 26

N° 22 – Restaurador

abr 26

N° 21 – Restaurador

abr 26

N° 20 – Restaurador

abr 26

N° 19 – Restaurador

abr 26

N° 18 – Restaurador

abr 26

N° 16 – Restaurador

abr 26

N° 15 – Restaurador

abr 26

N° 14 – Restaurador

abr 26

N° 13 – Restaurador

abr 10

Agradecimiento en mi Cumpleaños – Octubre 2012

feb 20

N° 12 – Restaurador

feb 20

N° 11 – Restaurador

feb 14

N° 10 – Abril 2011

feb 14

Nº 9 – Marzo 2011

feb 14

Nº 8 – Enero 2011

feb 14

Nº 7 – Diciembre 2010

feb 14

Nº 6 – Agosto 2009

feb 14

Nº 5 – Abril 2009

feb 14

Nº 4 – Marzo 2009

feb 14

Nº 3 – Octubre 2008

feb 14

N° 1 – Agosto 2008

feb 14

Nº 2 – Septiembre 2008

sep 16

PRÓXIMA FIESTA

(((((((((((((ATENCIÓN)))))))))))))

PRÓXIMA FIESTA: 

CENA MEMORIAL DE PÉSAJ = La Cena del Mesías

JAG HaMATSOT = Panes sin Levadura

FECHA: Lunes 14 de abril de 2014 / En la tarde-noche

DURACIÓN: 7 días – Desde la tarde/noche del 14 de abril hasta la tarde/noche del 21 de abril

¿CÓMO SE CELEBRA? PULSE→ aquí

El próximo lunes, 14 de abril de 2014 estaremos celebrando la Cena Memorial de Pésaj (Pascua), la cual a su vez marca el inicio de la Fiesta de los Panes sin Levadura (Matsot).  La misma se estará transmitiendo en vivo a través de nuestro canal en YouTube a partir de las 7:00 pm (hora de Puerto Rico).

Si no tiene un lugar o congregación local donde ir, le invitamos a unirse a nuestra transmisión en vivo y celebrar junto con nosotros.

¡Yahweh le bendiga y le guarde!

Audio

PREGUNTAS-RESPUESTAS-COMENTARIOS – EL AMÉN

Tema: EL AMÉN

PULSAR AQUÍ:→ PREGUNTAS-RESPUESTAS-COMENTARIOS

may 06

“CENA DE YAHSHÚA” 17-04-2011

Cena de Yahshúa en Puerto Rico

Por: Zaqen y moreh Yosef Álvarez, junto a los hermanos Ángel y Yaritza

(domingo 17-04-2011)

mar 14

El Mesías y su genealogía

El Mesías y su genealogía

[Tomado de Boletín Qehilá 13/03/09]

PREGUNTA: ¿Cómo comprobar que el Mesías es del linaje de David, si la Biblia no dice de qué tribu era Miriam? ¿O sí?

RESPUESTA: Se sabe que Miryam era de la tribu de Judá por su genealogía. Mientras la genealogía que ofrece Mateo es claramente la de Yosef, la que ofrece Lucas tiene que ser la de Miryam porque son diferentes; no puede ser que las dos sean de Yosef. La razón por la que en la genealogía de Lucas (3:24) se llama a José “hijo de Elí” es que la palabra “hijo” en hebreo se aplica a varias relaciones, incluyendo la de yerno. De hecho, en otros lugares de las genealogías muchas veces la palabra “hijo de” en realidad significa “descendiente de” y no “hijo de” literalmente. Hay varios ejemplos de esto en las Escrituras.

Por ejemplo, en Mateo 1:1 se dice: “Esta es la genealogía de Yahshúa el Mesías, hijo de David, hijo de Avraham”. Sabemos que  Yahshúa no era hijo literalmente de David, y sabemos que David no era hijo literalmente de Avraham. En ambos casos la frase “hijo de” significa “descendiente de”. Así que hay que tener mucho cuidado al bregar con las genealogías.

De modo que es obvio por la genealogía que ofrece Lucas que Yosef (José) era yerno de Elí, y Elí era el Padre de Miriam, y por lo tanto Miriam era descendiente de David y de la tribu de Judá. Es sencillo. Otra explicación probable es la que ofreció Eusebio en el artículo que refiere a lo mismo.

mar 14

Explicación de Eusebio de Cesarea sobre las diferencias en las genealogías del Mesías.

Explicación de Eusebio de Cesarea sobre
las diferencias en las genealogías del Mesías.

Eusebio, Historia de la Iglesia. 1.7 pag. 35-38 Editorial Portavoz, traducción de Paul l Maier, 1999.

Los evangelios de Mateo y de Lucas registran de manera diferente la genealogía de Cristo, y muchos suponen que se contradicen entre sí. Por cuanto cada creyente ha estado bien dispuesto a ofrecer suposiciones nada bien informadas acerca de esos pasajes, reproduciré una explicación del problema en una carta que el ya mencionado Africano escribió a Arístides acerca de la armonía de las genealogías del Evangelio. Después de refutar las opiniones de otros como forzadas y evidentemente falsas, da la explicación que le había llegado a él:

“Los nombres en las familias de Israel se enumeraban bien por naturaleza, bien por ley; por naturaleza era en el caso de descendientes genuinos; por ley cuando otro hombre era padre de hijos en el nombre de un hermano que hubiera muerto sin descendencia (Deut. 25:5). Por cuanto no se había dado todavía una clara esperanza de la resurrección, presentaban la promesa futura mediante una ‘resurrección’ moral para que sobreviviese el nombre del difunto. Estas genealogías, así, incluyen a algunos que sucedieron a sus padres reales y a otros que eran hijos de un padre pero que eran registrados como hijos de otro. De modo que se preservaban tanto las memorias del padre real como del nominal. Así, ninguno de ambos Evangelios está en error, porque tienen en cuenta tanto la naturaleza como la ley. Porque las dos familias, la una descendida de Salomón y la otra de Natán, estaban tan interconectadas por medio de los nuevos matrimonios de viudas sin hijos y de las ‘resurrecciones’ de descendencia que las mismas personas podrían ser correctamente consideradas como hijos de diferentes padres en diferentes ocasiones, a veces de padres nominales, a veces de los reales. Por tanto, ambos relatos llevan la línea genealógica hasta José con relatos que son precisos, aunque complicados.

“Para clarificar, explicaré las relaciones de las familias. Enumerando las generaciones desde David a través de Salomón [como en Mateo 1:15-16], la tercera desde el final es Matán, cuyo hijo fue Jacob, padre de José. Pero si seguimos Lucas [3:23-37] y enumeramos desde Natán, hijo de David, el tercero correspondiente desde el fin es Melqui, cuyo hijo fue Elí, padre de José. Debe mostrarse por tanto cómo tanto Elí como Jacob pueden ser padres de José, y que Matán y Melqui, que pertenecían a dos familias diferentes, fueron abuelos (padres también no abuelos en el contexto hebreo) de él.

“Ahora bien, Matán y Melqui, ya que ambos tomaron la misma mujer, fueron padres de hermanastros, porque la ley permite que una mujer divorciada o viuda vuelva a casarse. Entonces Ester, el nombre tradicional de la esposa en cuestión, se casó primero con Matán [que descendía de Salomón] y dio a luz a Jacob. Cuando Matán murió, su viuda se caso con Melqui [que descendía de Natán], de la misma tribu pero de diferente familia, y le dio a luz a Elí. Así Jacob y Elí tuvieron la misma madre, y cuando Elí murió sin hijos, su [medio]hermano Jacob se casó con su viuda y engendró a José con ella.

“José, así era hijo natural de Jacob pero hijo legal de Elí, para quien un buen hermano había ‘suscitado’ descendencia.

[Parte importante]

“Mateo usa el término engendrar para descendencia física, mientras que Lucas dice, ‘que era, como se supone’ -obsérvese la adición-  ‘hijo de José, hijo de Elí, hijo de Melqui’ [3:23-34]. [Se supone, se creía; griego nomizo, Strong 3543: hacer por ley, acostumbrar, pasivo: ser usual, por extensión: estimar o considerar, pensar, creer. Obviamente es un término legal o de jurisprudencia.]

“Era imposible expresar la descendencia legal con más precisión, y nunca usa el término engendrar acerca de esos hijos al remontar el linaje hasta ‘Adam, el hijo de Dios’.” [Esta es la razón, tal vez, de la diferencia de años entre las genealogías, que menciona Dan ben Abraham, ver razones según Dan ben Abraham, tal vez son diferentes las de él].

“Esto no es improbable ni una conjetura. Los parientes humanos del Salvador han transmitido también esta tradición, bien para jactarse, bien sencillamente para dar información, pero en cualquier caso diciendo la verdad.

“Cuando unos bandidos idumeos atacaron la ciudad de Ascalón en Palestina, secuestraron del templo de Apolo a Antipatro, el hijo de un cierto Herodes que era siervo del templo. Debido a que el sacerdote no pudo pagar el rescate de su hijo, Antipatro fue criado como idumeo, y más adelante entabló amistad con el sumo sacerdote judío Hircano. Enviado a Pompeya como representante de Hircano, consiguió para él [Hircano] la restauración del reino que le había sido arrebatado por su hermano Aristóbulo, de modo que [Antipatro] llegó a ser administrador de Palestina. Después de ser asesinado traicioneramente, le sucedió su hijo Herodes [Antipas] y los otros tetrarcas. Los historiadores griegos confirman esto.

“Pero las familias hebreas seguían inscritas en los archivos, así como las que descendían de prosélitos: Aquilón el amonita, Rut la moabita y familias mixtas que habían salido de Egipto con ellos. De modo que Herodes, careciendo de linaje israelita y resentido por su humilde origen, hizo quemar los registros genealógicos, pensando que sería considerado como de linaje noble si nadie podía seguir su linaje por los documentos públicos. Pero algunos mantuvieron cuidadosamente registros privados propios, bien recordados los nombres, bien encontrados en copias, y se enorgullecían de preservar el recuerdo de su nacimiento aristocrático.

“Entre ellos estaban los ‘desposynoi’ [perteneciente al amo], designados así a causa de su parentesco con la familia del Salvador. Vivían en las aldeas judías de Nazaret y Cocaba, y fueron por todo el país explicando la genealogía dada aquí de su linaje y citando del libro de los registros tanto como podían. Que esto sea verdad o no, nadie podría dar una explicación más clara, y en todo caso, el registro del Evangelio es genuino.

Al final de esta carta, Africano añade:

“Matán, descendiente de Salomón, engendró a Jacob. Cuando Matán murió, Melqui, descendiente de Natán, engendró a Helí con la misma mujer. Así, Helí y Jacob eran hijos de la misma madre. Cuando Helí murió sin hijos, Jacob suscitó descendiente para él al engendrar a José, su propio hijo natural pero hijo legal de Helí. Asé es como José es hijo de ambos.

“Esta genealogía de José constituye también la prueba virtual de que María pertenecía a la misma tribu que él, porque según la ley de Moisés, ere ilegal el matrimonio entre las diferentes tribus (Num. 36:6-9). Se da el mandamiento de que los contrayentes deben ser de la misma ciudad y del mismo clan, de modo que la heredad [familiar] no vaya rodando de tribu en tribu.”

Eusebio, Historia de la Iglesia. 1.7 pag. 35-38 Editorial Portavoz, traducción de Paul l Maier, 1999.

ene 12

LA RUAJ haKODESH (ESPÍRITU DE SANTIDAD)

“El Espíritu Santo (espíritu de santidad)”

1.- ¿Qué es?

Es la fuerza dinámica invisible, la mente, el poder dado del Padre; no es otra cosa que la manifestación del poder del Padre aquí en la Tierra. (Luc. 24:49; Hech. 1:8, Rom. 15:13).

No es una persona:

- Podemos ser sumergidos en él (Mat. 3:11; Hech. 1:5).

- Podemos ser llenos de él (hech. 2:4; 4:31).

- Puede descender y ser derramado sobre el creyente como una unción (Luc. 1:35; 3:22; Hech. 2:33; 10:38,44-45).

- Puede ser transferido a otro (Jn. 20:22; Hech. 8:15,17; 9:17; 19:2,6)

Desde el principio, la Ruaj HaKodesh se describe en las Escrituras como el Espíritu de Yahweh.

“…y la el espíritu de Elohim se movía sobre la faz de las aguas.” Génesis 1:2

El mismo Yahshúa dijo que Yahweh es espíritu:

“Yahwéh es espíritu, y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.” (Juan 4:24)

Muchas personas ignoran que la palabra hebrea para “espíritu” es “ruaj”, y dicha palabra, además de traducirse como espíritu, también se traduce como viento o aliento. Nada más con analizar el significado de la palabra en sí podemos inferir que no se trata de una persona, sino una manifestación. (1 Corintios 12:7)

Un aspecto que ha traído mucha confusión respecto a este asunto de la Ruaj HaKodesh es el uso de las personificaciones en las Escrituras. Por ejemplo, Shaúl dijo:

“Y no contristéis a la Ruaj HaKodesh de Elohim, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.” Efesios 4:30

En este verso, aparentemente, se describe a la Ruaj HaKodesh como una persona. Sin embargo, al observar claramente, vemos que está hablando de un atributo de Yahwéh: la Ruaj HaKodesh que proviene de Yahwéh. Por otro lado, el uso de la personificación (o sea, atribuir características de persona a algo que no lo es) en las Escrituras es muy común. Tomar un concepto y hablar de él como si fuera una persona es la figura de lenguaje que se llama Personificación. La Personificación Personificación era común entre los judíos, y la sabiduría de Elohim está personificada en Proverbios.  Al Mesías se le considera la sabiduría de Elohim en Corintios 1:24 por lo que Elohim logra a través de él. a menudo facilita el relacionarse con un concepto o idea porque, como humanos, estamos familiarizados con otros humanos. La

Un perfecto ejemplo de esto es la forma en que se describe a la sabiduría:

“La sabiduría clama en las calles, Alza su voz en las plazas;” Proverbios 1:20

“Di a la sabiduría: Tú eres mi hermana, Y a la inteligencia llama parienta;” Prov. 7:4

“¿No clama la sabiduría, Y da su voz la inteligencia?” Proverbios 8:1

Muchos de los “atributos personales” del Espíritu Santo, que aparecen en ella mencionados, pueden ser el resultado de esta técnica. Por ejemplo: Pablo habla acerca del pecado como de algo que “le engañó” y que “le mató.” (Rom. 7:11). “La muerte reinó desde Adán a Moisés.” (Rom. 5:14). Ni el pecado ni la muerte son personas. Hay otros ejemplos como “el amor todo lo soporta…no piensa lo malo” (1 Cor. 13:4-5); “la misericordia y la verdad se encontraron” (Salmos 85:10), “la luna se avergonzará y el sol se confundirá” (Isa. 24:23), “cantad loores, oh cielos” (Isa. 44:23), etc. En todos estos ejemplos, el tema que se desea personificar no es una persona como tampoco lo es el Espíritu Santo.

Si dijéramos que la Ruaj HaKodesh es una persona por la forma en que las Escrituras la describen, entonces tendríamos que decir lo mismo de la sabiduría, lo cual no hace sentido. Es más, tendríamos un gran dilema, pues las Escrituras nos hablan de varios “espíritus” que reposan sobre Yahshúa, los cuales tendríamos que decir que también son personas divinas, pues todos son descritos a través de las Escrituras utilizando personificaciones:

“Y reposará sobre él el Ruaj de Yahwéh; ruaj de sabiduría y de inteligencia, ruaj de consejo y de poder, ruaj de conocimiento y de temor de Yahwéh.” Isaías 11:2

Ciertamente no hace sentido, como no hace sentido afirmar que la Ruaj HaKodesh es una persona.

———————————

¿Tiene usted el espíritu santo de YHWH? ¿Entiende qué es y por qué lo necesita? Este estudio tiene por objeto encontrar en la Biblia las respuestas a estas preguntas.

El método de estudio es fácil. Basta buscar y leer en la Biblia los pasajes indicados después de cada pregunta. Los comentarios después de las preguntas ahondan un poco más en el significado de los versículos. (Este estudio se basa en la versión de Reina-Valera, a menos que indiquemos lo contrario, pero se puede usar cualquier versión.)

La cristiandad tradicional cree que “Dios es una trinidad” compuesta de tres personas divinas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

Pero la Biblia revela que el espíritu santo es el poder y la energía de la familia de YHWH, así como la naturaleza, la vida y la mente de YHWH. No es una entidad espiritual distinta.

Comprendamos.

1. El Espíritu de YHWH, ¿llena todo el universo?

Salmos 139:7-8; Jeremías 23:24. ¿Es el espíritu de YHWH el poder mediante el cual YHWH, fuente primera de toda fuerza, creó todas las cosas? Jeremías 32:17; Salmos 104:30.

2. ¿Cómo se valió YHWH de su espíritu de poder para crear todas las cosas?

Salmos 148:15. (Nótese la palabra mandó en el versículo 5.) Léase también el Salmo 33:6-9 y Génesis 1:1-3.

El espíritu procede del Padre y del Hijo y llena todo el universo, algo así como el aire que está presente en toda la tierra. La Biblia muestra claramente que el espíritu de YHWH es el instrumento o medio por el cual la familia de YHWH crea. El Mesías, el Verbo de la familia de YHWH (Juan 1:1-3, 14), “dijo, y fue hecho” por medio del espíritu de YHWH.
Fue mediante el espíritu de YHWH que la energía creadora de YHWH se transformó en la obra física que vemos (Hebreos 11:3). Y fue por medio del poder del espíritu santo que YHWH renovó la faz de la tierra.

3. ¿Sostiene YHWH su vasta creación y la gobierna a través de su poder?

Nehemías 9:6; Hebreos 1:2-3; Salmos 66:7.

YHWH controla el universo y gobierna y sostiene todo mediante el enorme poder de su espíritu.

Muchos pasajes de las Escrituras muestran que el espíritu de YHWH no es una persona sino el poder de YHWH, poder mediante el cual YHWH cumple su voluntad.

Ahora veamos cuándo ofreció YHWH a los hombres la oportunidad de recibir el espíritu santo.

4. Desde que pecaron, ¿se les negó a Adam y Eva el acceso al árbol de la vida, o sea al espíritu de YHWH?

Génesis 3:22-24.

Al pecar, Adam se aisló de YHWH (Isaías 59:2), y YHWH lo aisló a él y a sus descendientes del árbol de la vida. Así, la familia humana quedó separada del espíritu santo, con excepción de unos pocos que YHWH llamaría individualmente para servirle.

5. ¿Quién es el segundo Adam, mencionado en la Biblia?

1 Corintios 15:45-47. ¿Ofreció YHWH su espíritu santo y la vida eterna al hombre nuevamente por medio del Mesías? Versículo 22; Juan 1:4; 7:37-39; 10:10; 1 Juan 5:11-12.

6. Desde la primera venida del Mesías, ¿recibirán el espíritu de YHWH para convertirse en “primicias” suyas solamente aquellos que el Padre llame?

Juan 6:44, 65; Hechos 2:38-39; Santiago 1:18. Cuando el Mesías regrese y establezca el gobierno de YHWH en la tierra, ¿ofrecerá su espíritu santo y la vida eterna a todo el mundo? Isaías 11:9; Joel 2:28-29.

La humanidad desde Adam no tuvo la oportunidad de recibir la vida eterna hasta que el Mesías, el segundo Adam, fundó su comunidad y empezó a ofrecer el espíritu de YHWH a quienes su Padre llamaría como “primicias” de su plan de salvación. Algunos de nuestros lectores, al igual que Adam, están recibiendo la oferta de la vida eterna y el espíritu santo mediante un llamamiento especial del Padre YHWH.

7. ¿Es el espíritu santo un don de YHWH?

Hechos 2:38; 10:45; II Timoteo 1:6. Para recibir el espíritu de YHWH, ¿son necesarios el arrepentimiento y el bautismo? Marcos 1:14-15; Hechos 2:38; 5:32.
YHWH dará su espíritu solamente a quienes hayan demostrado por su actitud y sus acciones que se han arrepentido y que desean obedecer.

Arrepentimiento es dar media vuelta y seguir el camino contrario del que se llevaba, poniendo a un lado los caminos carnales y naturales que han sido contrarios a la ley divina y siguiendo el camino de YHWH, que es el camino de su ley. “Creer el evangelio” es creer el mensaje que Yahshúa trajo: la buena noticia del futuro reino de YHWH. Esto incluye creer en Yahshúa y aceptarlo como nuestro Salvador personal.

Después del arrepentimiento sincero y fervoroso, el siguiente paso para convertirse en discípulo del Mesías es el bautismo en agua, el cual es un símbolo exterior de nuestro arrepentimiento por la vida de pecado y desobediencia que hemos llevado. El bautismo exterioriza nuestro deseo de comenzar a obedecer a YHWH en todo.

Dados estos pasos, la persona cuenta con la promesa incondicional del espíritu santo. YHWH se ha comprometido a cumplir su parte cuando la persona haya cumplido la suya. YHWH dice: “Recibiréis el don del espíritu santo” (Hechos 2:38). Es una promesa absoluta de YHWH para quienes Él ha llamado.

Desde ese momento en adelante podemos pedirle a YHWH que nos dirija y nos dé poder mediante su espíritu santo para llevar una vida nueva conforme a su palabra revelada en la Biblia.

oct 28

INICIARSE COMO ASAMBLEISTA

INICIARSE COMO ASAMBLEÍSTA

Raíces Hebreas y Asambleas de Yahweh

Introducción

La presente no es una declaración de fe sino, más bien una guía, respecto de cómo un creyente que se allega a las raíces hebreas, puede ser parte de la restauración anunciada por Yahweh, desde las Asambleas de Yahweh.

¿Cómo puede uno comenzar a ser un asambleísta?

Bueno, este artículo está hecho con el propósito de ayudar a quienes quieren elevar su espiritualidad dentro de la fe de Israel, en el conocimiento de las “Raíces Hebreas de Mashíaj”. O sea, es especial, para aquellos que recién comienzan a transitar este camino, sin tener demasiado en claro, cuales son las pautas a seguir. Por lo que dependiendo de las creencias particulares de las distintas congregaciones, o grupos, estos son algunos de los posibles pasos a seguir:

GUÍA

Hay que dejarse guiar. Israel en general y aun el Israel mesiánico en particular, se basa en la instrucción como elemento de formación de carácter y espíritu. Es decir que todo aquel que esté dispuesto a servir al Eterno Yahweh, deberá pasar por un proceso de instrucción. Es en esta etapa en que el principiante tendrá que conocer la teología (valga el termino) y prácticas de la “FE” de Israel. Se debe por tanto estar dispuesto, a volver a comenzar prácticamente de cero. Sin tener, conceptos pre-concebidos que dificulten esto.

Sino tener un buen ánimo, para aprender, y preguntando diligentemente, pero sin estar debatiendo constantemente.

ANÁLISIS

Prepárese a analizar críticamente sus creencias anteriores. Este proceso, conlleva una fase destructiva y otra reconstructiva, y aun ambas pueden ocurrir simultáneamente. Todo el contexto helénico, se dejará, para comenzar a estudiar ahora, el contexto hebreo. Esto es así, dado que la educación, formación, y cultura de nuestro Mashíaj era únicamente la Hebrea. Por lo cual muchas doctrinas aprendidas en los seminarios y transmitidas por las congregaciones a través de púlpitos serán sometidas a una revisión altamente crítica y exhaustiva. Algunas desaparecerán por no ser bíblicas, y tener un trasfondo ocultista/pagano. Por ejemplo la Navidad, la cual es un invento sin base bíblica en absoluto. Pero en cambio aparecerán otras, que muchos predicadores “habían clavado en la cruz” como Shavuot, Yom Kippur, etcétera. Y toda doctrina deberá ajustarse a una nueva óptica hebrea y de Torah, que es la original.

ORDEN

Comenzar por la base: No saltear pasos ni tomar atajos. Sucede que muchas veces algunos creyentes o aun congregaciones ansiosas y deseosas de aprender rápidamente la Fe Israelita, terminan haciendo uso de métodos, formas, o sistemas de estudio, no convenientes, para principiantes. Como ser la Kábala (misticismo hebreo) y por error, elevan esta, al rango de “verdad total revelada”. O escritos apócrifos; etc. Y si bien, algunos escritos extra-bíblicos, pueden llegar a contener, cosas valiosas, es menester primero estudiar, completamente la Torah, antes de querer aventurarse, en otros estudios. Por eso se debe tener en cuenta siempre la escritura (2ºTi 3:17; Pr 24:5, 8:9, 12:21, 148:18, 2:6; 2ºTi 3:16). Es decir primero Torah, por varios años, y luego, se podrá ver o no, otros puntos de vista o teorías. Nada debe sustituir al estudio de la Torah. Porque es la base de la interpretación correcta de las Escrituras, ignorar esto es caer en el error. Con la Torah y los Escritos Nazarenos, ya tenemos más que suficiente. Es más nos haría falta tener varias siglos más de vida como para tener una completa idea de la voluntad de Abba expresada en su palabra.

ESTUDIO

Leer y estudiar la Torah. La palabra Torah significa básicamente instrucción. Y se compone de cinco libros llamados Jumash: Bereshit (Génesis), Shemot (Éxodo), Vayikrá (Levítico), Bamidbar (Números) y Devarim (Deuteronomio). Fue entregada a Israel en el Monte Sinaí. Contiene preceptos, estatutos, leyes, la descripción de la creación del mundo; el comienzo de la humanidad, la historia de los patriarcas; los orígenes del pueblo hebreo; la muerte de Moshé; etc. Con lo cual es muchísimo más, que el concepto helénico de ley. Y ha sido establecida por el Eterno Yahweh como centro del conocimiento religioso. Hallándose en ella, todo lo que hoy conocemos como cultura hebrea. Esta es una cultura única en el mundo, por nacer de la Instrucción. Así que al entrar a la cultura de Israel, se está entrando al mundo de Torah. Nada ni nadie está por encima de la Torah, ella esta primero y luego el resto de las escrituras. Todas las cuales estarán conforme a ella.

ORGANIZACIÓN

Normalmente tanto judíos, como mesiánicos, Nazarenos, etc, etc; estudian la Torah en ciclos anuales o trienales. Cada una de estas enseñanzas se llama “Parashá” (sección, porción), e incluyen Torah, Haftará (profetas); y en el caso de mesiánicos, o Nazarenos, se suman los “Ketuvim Sheliajim”, (o Escritos de los Enviados/apóstoles), lo que se conoce mayormente como nuevo testamento.

Ahora que en el caso de los creyentes “Asambleístas”, o sea los pertenecientes a la “Asamblea de Yahweh”. No se hace esto, sino que se estudia libremente la Torah, con un orden, pero en forma libre, sin ningún tipo de formato tradicional religioso. El orden a seguir es este: Primero los grandes temas de la restauración como ser los Nombres Kadosh del Padre y del Mesías; las Restauración de las Escrituras (ahora con el contexto hebreo), el conocimiento de la Besorah/buenas nuevas/evangelio; y luego los demás temas según su importancia y relevancia.

De todas formas aquel creyente que gustara de estudiar según el formato tradicional, el cual aun el Mesías utilizo, es completa y absolutamente libre de hacerlo, dentro de las Asambleas de Yahweh, sin impedimento alguno.

SHABAT

El día de Reposo es muy importante. Comenzar a reunirse en Shabat es una de las experiencias más enriquecedoras, que alguien pueda tener. El sistema de servicios, puede variar, sea con los judíos, o con los mesiánicos, o los Nazarenos, o con los Asambleístas, etc. Hay quienes hacen Kavalat Shabat (recepción del Shabat) en su casa el día viernes, y al día siguiente (sábado) van a una congregación, y hay quienes no hacen así. Y entre los mesiánicos, o entre los Nazarenos, esto también puede variar. Si se coincide, mayoritariamente, en que se debe hacer de 18 hs de un día hasta las 18hs del otro día aproximadamente (lo cual variara según la época del año, por la caída del sol). Esto es así debido, a que esta es la forma de los días bíblicos de Israel. Suelen ocurrir dos servicios: Uno por la mañana (para leer y estudiar la Torah/llamado Shajarit); y otro poco antes de la puesta del sol (para clausura o cierre del día Kadosh/santo, llamado Havdalah), más como se dijo esto puede variar, según cada congregación. Si bien todos los días son de Yahweh, es menester reconocer al creador del universo, respetando el día que el mismo aparto, como Kadosh/santo, debiéndonos abstenernos de hacer nuestros asuntos (salvo lo estrictamente esencial). Dentro de las “Asambleas de Yahweh”, hay libertad en este tema. Y mientras sea con respeto, orden, y bajo la Torah, no hay impedimentos, en los formatos.

TEFILOT

Oraciones. Es muy importante que se aprenda a orar. No porque antes no lo supiera hacer, sino solo por el hecho que muchas veces antes, no había una guía, salvo la inspiración de la Ruaj. Pero ahora se puede contar con guías escritas, como el Sidur, que es un libro con oraciones escritas. Así que cuando no sepa que orar, pueda hallar en este una guía efectiva. Pero es menester aclarar, que jamás ningún Sidur, puedereemplazar a la Ruaj haKodesh (espíritu santo), como guía primordial y por excelencia de todo creyente, o sea que ningún Sidur puede reemplazar a la Ruaj.

No obstante sin embargo, pueden cumplir la función de guía o enseñanza sobre que decir en una oración, para no perder tiempo, con cosas vanas, y hacer cada Tefilot (oraciones) más efectivas. Recapitulando, el Sidur es una recopilación u orden de plegarias para todos los días de la semana, Shabat (viernes/sábados) y las Moedim (festividades/convocaciones), bendiciones, súplicas, cánticos, agradecimientos y porciones de Tehilim (Salmos).

Hay versiones judías ortodoxas y también Nazarenas, todas pueden servir, pero especialmente las versiones Nazarenas, ya que incluyen a Yahoshúa el Mesías. Por tanto dentro de las “Asambleas de Yahweh”, también en esto hay libertad de elección. Pudiendo cada creyente orar según sea la guía de la Ruaj haKodesh/espíritu de santidad, o si fuera el caso que no sabe muy bien que decir, busque el apoyo a través de la guía de un libro de oraciones (sidur). Cabe aclarar que por supuesto ahora, se ora ya con el conocimiento de los nombres correctos del Padre y del Mesías.

LEGALIDAD

No tratar de aparentar lo que no es.

Los ministerios, no son intercambiables. O sea si alguien era pastor, ministro o reverendo, al llegar a las Raíces Hebreas, tal cargo no lo convierte en forma automática en un rabino. No hay Rabinos entre los de la Asamblea de Yahweh (a menos claro que hayan sido debidamente ordenados por otro rabino que a su vez ha sido ordenado). Esto no es rigidez, sino respeto a las congregaciones y a la Fe misma. ¿Qué hacer si ya se tiene la responsabilidad de dirigir una congregación y se desea introducir a la fe hebrea? Pues simplemente dos cosas:

Capacitarse y presentarse como Líder de Congregación, por ejemplo Roé (pastor) o Moré (maestro) pero jamás como el Rabino. Así que dentro de las “Asambleas de

Yahweh”, habrá diversos ministerios, que para aquellos que dirijan una congregación será: “Líder, Pastor, Maestro” y para aquellos que acompañen o ayuden habrán otros varios. En la cultura hebrea algunos de estos se llamarían: Zaquén; Roé; Moré; Mevaser; etc, etc.

IDENTIDAD

Pueblo de Yahweh si, pero otra cosa no. O sea, Raíces Hebreas sí, pero con Yahoshúa el Mesías, ya que no fuimos llamados a ser o convertirnos en judíos sino en Israel. Y dentro de las “Asambleas de Yahweh”, no es la meta tener una identidad judía.

Así que las Raíces “SI”, pero el Mesías “También”. La meta es reunirnos con el Padre no con Judá (el hermano mayor).

Esta por tanto, ausente la necesidad de etiquetas religiosas. Nuestra identidad primaria (aunque no única) es ser hebreos hijos de Avraham y por tanto parte de Yisrael.

No importa si no nos reconoce como tal Judah, lo importante es ser reconocido como amYisrael/pueblo de Israel, por parte de Yahweh mismo. Se puede encajar, en varios formatos y llevar varias etiquetas. No obstante esa es la definición básica para un creyente que llega a las raíces hebreas.

Además como dijo Shaul/Pablo, “1Co 9:22… a todos me he hecho de todo, para que de todos modos salve a algunos.”

Las etiquetas nos identifican delante de los hombres, pero la identidad nos identifica delante de Yahweh. Sepamos las diferencias y obremos conforme a ello.

[Escrito por Yoel ben Yisasjar, basado en un artículo de Francisco Martínez] Editado escasamente por Leonardo Gómez.

oct 13

COMUNIDAD VIRTUAL INTERNACIONAL

ATENCIÓNATENCIÓN

La Asamblea de Yahweh Internacional informa:

“ESTAMOS UNIENDO FUERZAS Y CRECIENDO EN VENEZUELA Y EL MUNDO HISPANO”

¡¡¡ÚNETE!!!

Restaurando la fe Yahwista 2

La Asamblea de Yahweh Internacional está desarrollando un proceso de reorganización mediante un registro de afiliación formal de nuestra membresía que se encuentra diseminada dentro del mundo hispano.

Todo esto motivado a que AYIN (Asamblea de Yahweh Internacional) es un movimiento nuevo en la región latinoamericana, que se está extendiendo actualmente por varios países de la región, entre los cuales se encuentra Venezuela.

Por esta razón hemos decidido constituirnos en una “Comunidad Fraternal Virtual” (por ser mediante la Internet) bien organizada (que funcione como si fuese una congregación física), con una membresía comprometida con nuestros postulados doctrinales y normativos, así como con nuestra misión y visión de propósito en la obra de proclamación y expansión del Reino de Yahweh  en las naciones .

Motivado por todo esto, nos complace hacer extensiva  a todos nuestros simpatizantes en el mundo hispano, una invitación muy especial a los que sientan el “Llamado Divino” y quieran integrarse en perfecta armonía junto con nosotros en este propósito, para de alguna manera darle forma y cuerpo al espíritu  de este movimiento que venimos desarrollando.

Nuestro medio fundamental para mantenernos en comunión con nuestra membresía es la Internet, mediante el programa de chat TeamSpeak. Información al respecto, pulse→ (http://wp.me/P2zmyx-1s).

Para enviar su solicitud de afiliación le invitamos también a escribirnos a la dirección de correo  [email protected] / manifestando su deseo de pertenecer a la AYIN. Para mayor información sobre el proceso de afiliación visite: http://ayinweb.com/proceso-afiliacion/

Así mismo le invitamos a subscribirse a esta web y a visitarnos en nuestros servicios y reuniones virtuales.

De antemano le damos una cordial y fraternal bienvenida.

¡¡¡Yahweh le Bendiga y le Guarde!!!

Leonardo Gómez.

sep 29

ASAMBLEA LOCAL CARACAS

Información Importante:

Las imágenes que se muestran en esta página tienen la finalidad de dar a conocer la “asamblea local en Caracas”. Las mismas fueron tomadas durante la celebración de “Pesaj” (Pascua) 2009, poco tiempo después de habernos afiliado a “La Asamblea de Yahweh Internacional” (lo cual ocurrió formalmente el 25/01/2009). Para ese entonces, esta congregación se encontraba en un proceso de transición (cambios) de “usos y costumbres” judíos mesiánicos a usos y costumbres dentro de “La Asamblea”. Por tal motivo, todavía para el momento se mantenían (a criterio personal y no por obligación) algunos elementos de usos dentro del culto judío, tal cual como se ven en estas imágenes; pero en el presente ya no se acostumbra así entre nosotros.

A manera de aclaratoria, queremos decir que no es que sean malas las costumbres que teníamos antes, es solo que “no forma parte” de las costumbres dentro de “La Asamblea de Yahweh Internacional” y no se fomenta el uso de vestiduras judías para la realización de nuestros servicios, por ser este un movimiento dirigido a los “no judíos”. Por esta razón es que hemos hecho ajustes en nuestros usos y costumbres a nivel local.

Muchas gracias.

IMG_0229

Anciano (Pastor) Leonardo, Yelitza y Marcos – Pésaj 2009

IMG_0245

Asamblea – Cena de Pésaj 2009

IMG_0243

Asamblea – Cena de Pésaj 2009

IMG_0218

Mesa para Cena de Pésaj 2009

IMG_0236

Preparando la mesa de Pésaj 2009

Hermanos visitando desde Barquisimeto - Pésaj 2009

Hermanos visitando desde Barquisimeto – Pésaj 2009

Anciano (Pastor) Leonardo y hermano Raiberth de Barquisimeto

Anciano (Pastor) Leonardo y hermano Raiberth de Barquisimeto

Celebración de “Pésaj” – La Cena de los Discípulos – 08/abril/2009

sep 14

Celebración de “Pésaj” – La Cena de los Discípulos – 08/abril/2009

Celebración de “Pésaj” – La Cena de los Discípulos – 08/abril/2009

sep 09

Manifiesto AYIN (3) – PABLO EL NAZARENO

“Porque hemos hallado [los fariseos] que este hombre [Pablo] es una plaga,  y promotor de sediciones entre todos los judíos por todo el mundo,  y cabecilla de la secta de los nazarenos”.

(Hechos 24:5 VIN)

A raíz de la formación de nuevos grupos de nazarenos en el mundo hispano, ha surgido cierto grado de confusión entre las personas que buscan las raíces hebreas de la fe. Esperamos que este artículo aclare algunas dudas.

Algunos maestros han dado la impresión de que, entre los movimientos de restauración, los nazarenos son los que se circuncidan y las Asambleas de Yahweh son los que no se circuncidan. Nada más lejos de la verdad.

Para comenzar veamos brevemente el trasfondo histórico del movimiento nazareno en el siglo uno y luego el resurgimiento del mismo movimiento en el siglo veinte de nuestra Era Común.

En el libro Hechos de los Apóstoles, la inspiración sagrada (la rúaj haqódesh) nos presenta el siguiente cuadro:

Al principio todos los nazarenos, o sea, los discípulos del Mesías Yahshúa el Nazareno, eran judíos de nacimiento, circuncidados al octavo día. El problema surgió cuando, como relata Hechos 15:1: “Ciertos hombres que habían bajado de Yahudah se pusieron a enseñarles a los hermanos que si no se circuncidaban de acuerdo con el rito de Mosheh, no podían salvarse”.

En otras palabras, requerían de los conversos que se circuncidaran para poder llegar a ser judíos completo, observantes de la Torah, porque ya se había establecido que “la salvación es de los judíos” (Juan 4:22). (Los proponentes de la circuncisión hoy día no dicen que ésta sea necesaria para la salvación pero sí para ser creyentes completos, observantes verdaderos de la Torah. El argumento es el mismo aunque se utilicen diferentes palabras).

Después de una serie de discusiones y deliberaciones respecto a la circuncisión para los discípulos, se levantó Simón Kefá (Pedro), uno de los líderes de la circuncisión, y dijo:

“Hermanos, ustedes saben cómo, desde los primeros días, Elohim me escogió de entre ustedes para que los gentiles oyeran por mi boca el mensaje de la Buena Noticia y creyeran. Y Elohim, que conoce los corazones, dio testimonio a favor de ellos al darles el espíritu de santidad igual que a nosotros, y no hizo ninguna diferencia entre nosotros y ellos, ya que purificó por la fe sus corazones”. (Hechos 15:7-9)

Después de hablar Shaúl (Pablo) y Bar-Naba, tomó la palabra Yaaqov (Jacobo, el hermano del Maestro), líder nazareno, y dijo:

Shimón ha contado cómo Yahweh visitó por primera vez a los gentiles para tomar de entre ellos un pueblo para Su Nombre. Con esto concuerdan las palabras de los profetas, como está escrito: ‘Después de esto volveré y reconstruiré la cabaña de Dawid, que está caída. Reconstruiré sus ruinas y la volveré a levantar, para que el resto de los hombres busque a Yahweh, y todos los gentiles, sobre los cuales se invoca mi nombre, (Hechos 15:14-17)

De modo que el Anciano Jacobo hizo una aplicación de la profecía sobre la cabaña de Dawid y presenta que a los gentiles que invocan el Nombre de Yahweh se les daría entrada en esa “cabaña de Dawid” restaurada.

Luego vemos cómo se formaron diferentes equipos misioneros para proclamar la Buena Noticia del Mesías a las naciones.

Después de algunos días, Shaúl le dijo a Bar-Naba: “Vayamos otra vez a visitar a los hermanos en todas las ciudades en las cuales hemos anunciado el mensaje del Maestro, para ver cómo están”. Bar-Naba quería llevar consigo a Yojanán, llamado Marcos; pero a Shaúl no le parecía bien llevar consigo a quien se había apartado de ellos desde Panfilia y que no había ido con ellos a la obra. Surgió tal desacuerdo entre ellos que se separaron el uno del otro. Bar-Naba llevó a Marcos y navegó a Chipre; y Shaúl escogió a Sila y salió encomendado por los hermanos al favor del Maestro”. (Hechos 15:36-40)

Noten que el hecho de que hubo disensión entre los discípulos no implica que unos fueran falsos y otros verdaderos. Simplemente surgieron dos enfoques diferentes en cuanto a qué se debía requerir de los conversos a la fe nazarena. Además, esto nos enseña que es válido disentir y oponerse a conductas de hermanos que podamos considerar inadecuadas de acuerdo a Las Escrituras; tal como hizo Shaúl (Pablo) frente a Kefá (Pedro), según vemos en Gálatas 2:11:

Pero cuando Kefá vino a Antioquía, yo me le opuse frente a frente, porque era reprensible”.

Y con mucha más razón, cuando esa conducta inadecuada esté causando tropiezo a muchos hermanos en la fe.

Consideremos ahora el mismo texto, pero en la versión de la Peshitta: Gal 2:11:

“Pero cuando Pedro vino a Antioquía, lo reprendí frente a frente, porque ellos tropezaban a causa de él”.

Respecto a los que enseñaban la circuncisión a los conversos de entre las naciones, Pablo también dijo lo siguiente: (Gálatas 5:12) “Quisiera que se mutilaran los que los perturban”.

De manera pues que es una legítima defensa a la sana doctrina el oponerse y disentir ante lo que podamos considerar como conductas inadecuadas de hermanos en la fe y no por eso tiene que significar que unos seamos falsos y otros verdaderos.

Y mientras los apóstoles de la circuncisión predicaban a los judíos, Shaúl y Bar-naba se fueron a aparte a proclamar el mensaje a los de las naciones (ver. 41).

El mensaje del lider nazareno Shaúl era:

Rom 2:25 Porque la circuncisión te sirve de algo en verdad, si cumples la Torah; pero si violas la Torah, tu circuncisión viene a ser incircuncisión  incircuncisión.

Rom 2:26 Por otro lado, si el incircunciso cumple los justos preceptos de la Torah, su incircuncisión se le considerará como circuncisión.

1Co 7:19 “La circuncisión no es nada, y la incircuncisión no es nada; más bien, lo que vale es guardar los mandamientos de Elohim”.

Gal 5:6 “Pues en el Mashíaj Yahoshúa ni la circuncisión ni la incircuncisión valen nada, sino la fe que actúa por medio del amor”.

Hay dos principios elementales enunciados en estos pasajes:

1) “Si violas la Torah, tu circuncisión viene a ser incircuncisión”. De modo que si pecas, tu circuncisión no te sirve de nada. Y son muchos los creyentes que pecan a diario, por ejemplo, con lashón hará, esto es, hablando mal de los hermanos, vituperando a otros y calumniando a los siervos de Yahweh. Un pecado que parece poca cosa pero es muy grave.

Si lo que queremos es guardar la Torah, recordemos lo que dijo Pablo en Gálatas 5:14: “Porque toda la Torah se ha resumido en un solo precepto: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 15 Pero si se muerden y se comen unos a otros, miren que no se consuman unos a otros”.

Nuestro Maestro dijo de este mandamiento: (Mateo 22:37): “Yahoshúa le contestó. “Amarás a Yahweh tu Elohim con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente. 38 Este es el mayor y el principal mandamiento. 39 Y el segundo es semejante a él: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 40 En estos dos mandamientos se basa toda la Torah, y los Profetas”.

De manera pues, que si no cumplimos con lo primordial de la Torah, nada hacemos con querer añadir mandamientos que no aplican para nosotros, los conversos de entre las naciones.

Además, los que insisten en que tenemos que observar “toda la Torah”, ¿la observan ellos? ¿Acaso observan la ley del levirato?  Si tanto insisten en “toda la Torah” tiene que observar esta mitsváh:

(Deu 25:5) “Cuando hermanos habitaren juntos, y muriere alguno de ellos,  y no tuviere hijo,  la mujer del muerto no se casará fuera con hombre extraño;  su cuñado se llegará a ella,  y la tomará por su mujer,  y hará con ella parentesco. 6  Y el primogénito que ella diere a luz sucederá en el nombre de su hermano muerto,  para que el nombre de éste no sea borrado de Israel. 7  Y si el hombre no quisiere tomar a su cuñada, irá entonces su cuñada a la puerta,  a los ancianos,  y dirá:  Mi cuñado no quiere suscitar nombre en Israel a su hermano;  no quiere emparentar conmigo. 8  Entonces los ancianos de aquella ciudad lo harán venir,  y hablarán con él;  y si él se levantare y dijere:  No quiero tomarla, 9  se acercará entonces su cuñada a él delante de los ancianos,  y le quitará el calzado del pie,  y le escupirá en el rostro,  y hablará y dirá:  Así será hecho al varón que no quiere edificar la casa de su hermano. 10  Y se le dará este nombre en Israel:  La casa del descalzado”.

2) “Si el incircunciso cumple los justos preceptos de la Torah, su incircuncisión se le considerará como circuncisión”.

Este principio de la pluma inspirada es pasado por alto demasiado a menudo por los maestros de la circuncisión. Yahweh nos dice aquí que el incircunciso puede observar la Torah, obviamente sin tener que circuncidarse; y aún más, cuando el incircunciso observa la Torah se le considera como si estuviera circuncidado; y esto es gracias a que se le imputa por la fe la circuncisión del Mesías Yahshúa.

Porque como dice la inspiración más adelante:

Por tanto, recuerden que en otro tiempo a ustedes, los gentiles en la carne, los llamaban incircuncisión los de la llamada circuncisión que se hace con mano en la carne. Y acuérdense de que en aquel tiempo estaban sin el Mashíaj, apartados de la ciudadanía de Yisrael y ajenos a las alianzas de la promesa, estando sin esperanza y sin Elohim en el mundo. Pero ahora en el Mashíaj Yahoshúa, ustedes que en otro tiempo estaban lejos se han acercado por la sangre del Mashíaj”. (Efesios 2:11-13)

De modo que por la sangre del Mesías los gentiles no son ya extranjeros en el pueblo de Israel; por medio del Mesías se constituyen en ciudadanos en igualdad de estatus con los judíos, sin necesidad de hacerse judíos.

Bueno, pero sobre la circuncisión hemos escrito ya bastante en otros artículos. Ahora lo esencial es esto que dijo el líder nazareno Shaúl:

(Gal 2:7) “Antes por el contrario,  como vieron [los lideres nazarenos] que me había sido encomendado el evangelio de la incircuncisión, como a Pedro el de la circuncisión, 8  (pues el que actuó en Pedro para el apostolado de la circuncisión,  actuó también en mí para con los gentiles), y reconociendo la gracia que me había sido dada,  Jacobo,  Cefas y Juan,  que eran considerados como columnas,  nos dieron a mí y a Bernabé la diestra en señal de compañerismo,  para que nosotros fuésemos a los gentiles,  y ellos a la circuncisión.” (RV)

De modo que por arreglo apostólico, y por dirección de Yahweh mismo a través de su espíritu, hubo al comienzo esos dos ministerios: uno para los judíos, con la circuncisión y otro para las naciones, sin la circuncisión.

¿Y de quién estamos hablando? ¿De un converso gentil? Claro que no; miren cómo describían a Shaúl las autoridades judías del siglo uno:

Hechos 24:5  “Porque hemos hallado que este hombre [Shaúl, Pablo] es una plaga,  y promotor de sediciones entre todos los judíos por todo el mundo,  y cabecilla de la secta de los nazarenos”.

De modo que cuando hablamos de Pablo estamos hablando nada menos que del “cabecilla de la secta de los nazarenos”. Ese que tanto defendió su ministerio de la incircuncisión era nada menos que uno de los líderes principales del movimiento nazareno original, un judío de pura cepa y a pesar de ello, dijo:

(Gal 5:11) “Y en cuanto a mí, hermanos, si todavía estoy predicando que la circuncisión es necesaria, ¿por qué todavía padezco persecución? Si ese fuera el caso mi prédica sobre el madero de ejecución no causaría ningún tipo de ofensa”.

Y además dio instrucciones claras sobre la circuncisión diciendo:

(1 Corintios 7:18) “¿A alguien lo llamaron ya circuncidado? No deshaga su circuncisión. ¿A alguien lo llamaron incircunciso? No se circuncide. 20 Cada uno permanezca en la condición en que lo llamaron”.

De manera que Pablo, el maestro nazareno, no enseñó a los conversos de origen gentil a circuncidarse, ni al comienzo ni durante el desarrollo de su conversión a la fe mesiánica.

Por lo tanto, no es cierto, como dicen algunos hoy día, que los nazarenos son los que fomentan la circuncisión. El Enviado Shaúl fue el primero que se opuso a ese concepto, por inspiración celestial. De hecho, hoy día la mayoría de los nazarenos no requieren ni fomentan la circuncisión, sólo algunos lo están haciendo últimamente.

Un digno ejemplo de esto lo tenemos en la Comunidad Israelita Nazarena de aguada, Puerto Rico. Esa comunidad se originó hace ya más de diez años, cuando muchos de nuestros lectores actuales ni siquiera comenzaban en el movimiento de las raíces.  Y en esa comunidad nazarena de Aguada funge de presidente hoy día el Moréh Albert Avilés, varón judío de la circuncisión, y sin embargo él no requiere la circuncisión de nadie. Más bien él fomenta que los conversos de entre las naciones no tienen que circuncidarse, a menos que quieran hacerse judios. Me parece un enfoque muy bien balanceado, por lo que en esa comunidad nunca surgen disputas sobre la necesidad de la circuncisión. Y ciertamente el Moréh Albert puede dar cátedra de judaísmo a los maestros que están comenzando ahora este ministerio sagrado, tanto con su enseñanza como su ejemplo intachable. Nunca lo he escuchado hablar mal de nadie, nunca se le ha visto insultando a un colega ni faltándole el respeto a alguien.

Así que ¿quiénes son los verdaderos nazarenos? ¡Todos son verdaderos! (Si es que son leales, porque hay quienes necesitan comprar un par de kilos de eso que se llama lealtad). No se trata aquí de ser verdaderos o falsos. Se trata de reconocer que hay dos ministerios distintos y que no deben condenarse unos a otros sino más bien tratarse como hermanos, con respeto y con una amistad leal y sincera.

Al igual que Shaúl y Simón Pedro, todos somos nazarenos; incluso en las Asambleas de Yahweh somos nazarenos también. Sólo que algunos nazarenos siguen el ministerio de la circuncisión mientras que otros seguimos el ministerio de la incircuncisión, tal como lo estableció Yahweh mismo en el siglo uno de la Era Común. El asunto de los nombres o títulos de los diversos grupos es para beneficio de los conversos, para que estén claros en cuanto a lo que proclama cada equipo misionero y puedan alinearse con los que consideren apropiados.


Así que quede claro que los de las asambleas somos nazarenos también y, como tales defenderemos las posturas del líder nazareno Shaúl (Pablo) porque le fueron dadas por inspiración divina para llevar el mensaje a los de las naciones.

sello-Asamblea 0_5-pulgadas

Consejo de Ancianos

Asamblea de Yahweh Internacional

sep 07

Manifiesto AYIN (2) – FUNDAMENTOS DE NUESTRA FE

sello-Asamblea 0_5-pulgadas

Una sinopsis de las creencias de la Asamblea de Yahweh

Introducción

Este documento se presenta con alegría por parte de los miembros en el Mesías como un resumen de las creencias fundamentales que fueron entregadas una vez a los santos, Judas 1:3. Les invitamos a que examinen la siguiente sinopsis de los principios de nuestra fe, y que “lo escudriñen todo, y retengan lo bueno,” 1Tesalonicenses 5:21.

Humildemente les presentamos este resumen básico de enseñanzas de la fe que tenemos en común. Afirmamos que lo siguiente es la verdad de acuerdo con la palabra inspirada por Yahweh:

LA BIBLIA

1. Que la Biblia es inspirada por Yahweh, y revela conocimiento que uno no puede aprender solo. Debemos vivir por toda palabra que sale de la boca de Yahweh, Mateo 4:4. “Toda la Escritura es inspirada por Yahweh, y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia,” 2Timoteo 3:16. “Que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada,” 2Pedro 1:20. No debemos agregar ni quitarle a las Escrituras, Deuteronomio 4:12; 12:32; Apocalipsis 22:18.

EL PADRE

2. Que el Padre fue el único diseñador de todo lo creado por medio de Su Hijo al comienzo de Su Creación, Proverbios 8:22, 31; Apocalipsis 3:14; Colosenses 1:15-17. El Nombre del Padre Celestial, dado en las Escrituras originales es Yahweh, Salmos 68:4; Isaías 42:8; Jeremías 16:21; Yahweh es Su Nombre pare siempre, Éxodo 3:14-15; Isaías 63:12, 66:5. Su Nombre Majestuoso es exclusivo de toda la familia de Yahweh, Salmos 22:22, Juan 17:11; Efesios 3:14-15. Él es la fuente de todo poder y autoridad, todas las gracias y reverencia deben ser dirigidas directamente a Él, Mateo 4:10; 6:9; Colosenses 1:12; Santiago 1:17; 1Pedro 2:5. Yahweh es espíritu, Juan 4:24; y toda adoración es dirigida a Él en el nombre de su Hijo Yahshua el Mesías, Juan 14:6, Efesios 5:20.

EL HIJO

3. Que Yahshua es el nombre correcto del Salvador, una contracción de la combinación de “YAHweh” y “HoShua“. “Shua” en Hebreo quiere decir “salvación”). Entonces Yahshua, significa “Yahweh es Salvación,” porque, Él es la salvación que Yahweh nos dio a los hombres para poder ser salvos, Hechos 4:12. Regocijadamente aceptamos los nombres revelados por nuestro glorioso Padre Celestial Yahweh y Su prodigioso Hijo, nuestro salvador, Yahshua el Mesías. Yahshua es el Portavoz, la Palabra (hebreo, davar) que existió y estuvo con el padre, Yahweh. Génesis 1:26; Juan 1:1-3; 8:58; 13:3; 1Corintos 10:4; Colosenses 1:15-17. Él se despojó de su gloria celestial, renunciando a los derechos del cielo. Vino en forma humana como un sirviente, Juan 17:5; Filipenses 2:5-7; Hebreos 2:6-14; nació de una virgen por el poder de Yahweh, Isaías 7:14; 9:6; Mateo 1:18,23; Lucas 1:26-38; vino en Nombre de Su Padre, YAH, Juan 5:43. Vivió su vida sin pecar, Isaías 53:9; 1Pedro 2:22, y fue resucitado de la muerte por el Padre después de tres días y tres noches, según las Escrituras, Mateo 12:40 ; Hechos 3:15; 1Corintos 15:3-4; y  ascendió al cielo sentándose a la mano derecha de Yahweh nuestro Padre, Lucas 24:51; Hebreos 1:13. Ahora es nuestro consejero, nuestro mediador y sumo sacerdote, Hebreos 3:1, 4:14; solamente por Él podemos acercarnos a nuestro Padre, Juan 14:6.

ESPÍRITU SANTO

4. Que el espíritu santo (rúaj ha-qódesh) es la fuerza dinámica invisible, la mente, el poder dado del padre y compartido por su Hijo, Lucas 24:49; Juan 3:8; 14:17; 15:26; 1Corintos 2:10-16. Esta esencia invisible o poder se pones dentro del creyente a través del Hijo, Hechos 2:33, Tito 3:6, cuando el creyente se bautiza en el nombre de Yahshua y los Ancianos les ponen las manos, Hechos 2:38; 5:32; 8:17; 19:6; 1Timoteo 4:14; 2Timoteo 1:6; es también el bautismo del espíritu porque nos sumergimos en el cuerpo del Mesías, Romanos 8:15-17; 1Corintos 12:13; Gálatas 3:28. A través del poder del espíritu santo puesto en nosotros, con alegría demostramos nuestro amor por Yahshua y nuestro Padre al obedecer sus mandamientos, Juan 14:15; 14:21-24; Hechos 1:8; 1Juan 2:5. El espíritu santo es como el viento, Juan 3:8; Hechos 10:45, una fuerza dinámica e invisible y no es una persona. Por eso encontramos que la doctrina de la trinidad no se basa en las Escrituras, sino que proviene del paganismo.

INMERSIÓN (BAUTISMO )

5. Que después del arrepentimiento verdadero, el bautismo por inmersión en agua y en el Nombre salvador de Yahshua es un acto de consagración necesario, Mateo 3:13-17; Hechos 2:38; 4:12; 8:16; 10:43; 19:5; Romanos 6:3; y que la salvación sólo existe en el nombre de Yahshua, Hechos 4:12. Que el bautismo es una inmersión completa, una vez, en agua, Hechos 2:38, que representa la sujeción y sepultura del cuerpo y los modos de vida malos, Romanos 6:3-5; Colosenses 2:12; levantándose a servir en una nueva vida con el espíritu, Romanos 7:6; 12:1; 1Pedro 3:21. Hay una sola inmersión en el nombre salvador de Yahshua, que nos pone en un solo Cuerpo, Romanos 12:5; Efesios 4:3-6, uniendo a todos los miembros del Cuerpo a través del espíritu en la fe verdadera a través de Yahshua, 1Corintios 12:12-14.

MANDAMIENTOS

6. Que el gran plan de salvación de Yahweh para la gente solamente se logra a través de Su Hijo Yahshua nuestro Mesías y lo aceptamos cuando observamos todos sus días sagrados y sus días de fiesta, Levítico 23; Números 28-29. Los mandamientos (las leyes) de sacrificar animales y ofrecer sangre por los pecados en el templo, ya no son necesarios, fueron substituidos y cumplidos por Yahshua, el Cordero de Yahweh, Juan 1:29; Hebreos 8-10. Ahora nuestros sacrificios son espirituales, Romanos 12:1 Hebreos 13:15-16; 1Pedro 2:5. No necesitamos la circuncisión en la carne;  la circuncisión verdadera siempre ha sido la obediencia del corazón, Deuteronomio 10:16; 30:6-8; Jeremías 4:4; 1Corintos 7:19; Gálatas 5:6; Filipenses 3:3; ahora es posible, a través del espíritu santo que reside dentro de nosotros, cumplir todos Sus Mandamientos con la fe en Yahweh, Deuterenomio 7:9; Salmos 119:160; Mateo 5:17-19; 19:16-19; Efesios 2:8-10; 1Juan 3:21-24.

SHABAT / SÁBADO

7. Que el día séptimo de la semana (Shabat o Sábado) es el día que Yahweh apartó, y es un memorial de Su poder omnipotente, Génesis 2:2-3. El Shabat es un día sagrado de reposo, Éxodo 20:8-11; y señala hacia el grandioso descanso milenial de salvación, Mateo 11:28-30; Lucas 4:16-18; Hebreos 4:1-6. Yahweh ofrece gratuitamente el Shabat como una oportunidad de aceptar y experimentar Su Maravillosa creación y redención; Marcos 2:27-28; Hebreos 4:7-11. Al participar en el Shabat expresamos nuestra fe en Yahshua, como el co-Creador y co-Autor con el Padre y como el consumador de nuestra salvación, Hebreos 12:2. Al descansar en el Shabat simbolizamos nuestro amor, lealtad y nuestra fe en Yahweh, Éxodo 31:13. Al consagrar una porción de nuestro tiempo, que Él designó para descanso y adoración, demostramos nuestro deseo de obedecerlo, y reconocemos Su dominio sobre nuestras vidas y toda creación. El “día de descanso Sabático” permanece para su pueblo, Hebreos 4:9, un día sin trabajo para disfrutar y descansar, Isaías 58:13.

PÉSAJ / PASCUA

8. Que la conmemoración del precioso sacrificio de Yahshua el Mesías se observa cada año en la tarde, en el mes primero (mes de Abib) comenzando con el día catorce. Algunos entienden que se debe observar cuando termina el día trece y comienza el día catorce; otros entienden que debe ser al final del día catorce y comienzos del 15, de acuerdo con la Pascua original en Egipto cuando el Ángel de la Muerte pasó a la medianoche, Éxodo 12:13-14. (“Cada cual esté firme en su convicción”, dice Pablo.) Humildemente compartimos en el Memorial de la Pascua, dando testimonio de que aceptamos la sangre derramada por nuestro Salvador por nuestros pecados, Números 28:16; Lucas 22:15-20; 1Corintios 11:23-29. Los símbolos que se usan fueron instituidos por Yahshua: comer pan sin levadura, representando su cuerpo estropeado, Éxodo 23:18; 1Corintios 10:16, y tomando del fruto de la vid, vino o jugo de uva, representando la sangre derramada que él entregó por nosotros, Deuteronomio 32:14; Isaías 65: 8-9; Mateo 26:27-29.

MATSOT / FIESTA DE LOS PANES SIN LEVADURA

9. Que después de compartir en la Pascua, nos esforzamos por vivir nuestras vidas sin pecado y obedecemos los mandamientos cuando observamos los siete días de comer pan sin levadura, Levítico 23:6; Mateo 16:12; Marcos 8:14-15; Lucas 12:1; Romanos 6:13-22; 1Corintios 5:6-8. El primer día de la Fiesta simboliza el escalón inicial hacia lo virtuoso y al salir del pecado, el día quince de Abib es un tiempo que nos gozamos en observar. Porque este Shabat da comienzo a los siete días de la Fiesta De Los Panes Sin Levadura. El séptimo o último día es un día Sabático también, el 21 de abib, representa la salida del mundo de pecado, rebelión y seguir lo virtuoso de nuestro Salvador, Yahshua el Mesías, Éxodo 12:15, 20; Números 28:17-25; Hechos 20:6,7. Alegremente sacamos todo lo que contiene levadura de nuestras casas por los siete días, nos acordamos que debemos limpiarnos de toda doctrina falsa que nos puede hacer pecar, pues con actos físicos aprendemos lecciones espirituales. Se come pan sin levadura por los siete días, eso nos permite simbólicamente obtener el pan de sinceridad y verdad, 1Corintios 5:7-8.

SHAVUOT / PENTECOSTÉS

10. Que el día de Pentecostés (Shavuot) o Fiesta de Semanas es un día Sabático y el tercer día Sabático del Año y es un día especial de asamblea, Levítico 23:15-21; Números 28:26, y se cuenta desde el día que sigue al día de reposo, que cae en la Fiesta de Pan Sin Levadura. Siete días de reposo (Shabats), siete semanas completas se cuentan, lo que nos lleva al día después del día de reposo, siendo el Domingo o el primer día de la semana. Se observa como un memorial del día en que Yahweh hizo la Alianza con Israel en el Sinay, Éxodo 24:4-8. También fue el día que la asamblea de Yahshua recibió poder del cielo, Lucas 24:49; Juan 14:26, 15:26; Hechos 1:4-8. Ese día se cumplió cuando Yahweh envió Su espíritu santo a la tierra en el día de Pentecostés, Hechos 2:1-18, para permanecer con Su pueblo para siempre, Juan 14:16. Pentecostés o Fiesta de Primeros Frutos, apunta a la cosecha inicial de almas, un tipo de primeros frutos para Yahweh, Romanos 8:23; 11:16; 16:5; 1Corintios 15:20-23 y 16:15; Judas 1:18; Apocalipsis 14:4.

YOM TERUÁ / DÍA DE TROMPETAS

11. Que ávidamente esperamos el retorno de Yahshua el Mesías, nuestro Salvador, pues cuando regrese al sonido de la última trompeta y voz del arcángel nos regocijaremos y recibiremos nuestra recompensa, 1Corintios 15:22-23 y 51-53; 1Tesal 4:14-17; 1Pedro 5:4; Apocalipsis 2:23; 22:12. El Día de Trompetas es la cuarta observancia sabática del año y comienza en el mes séptimo y es día de asamblea, Levítico 23:24-25, nos recuerda que debemos pensar en las cosas del cielo para exaltar al retorno de Yahshua al último sonido de la trompeta, Lucas 21:27-28. El sonido de trompetas representa el tiempo, cuando Israel se congregaba al sonido de la trompeta, para viajar o como alarma de guerra, Números 10:1-10.

YOM KIPUR / DÍA DE LA EXPIACIÓN

12. Que el Día de la Expiación fue el día que Yahshua hizo la Expiación para nosotros. Siendo reconciliados por Yahshua, Romanos 5:6-11, 2Corintios 5:18-21; Colosenses 1:19-22; Hebreos 2:18, con júbilo platicamos con otros sobre su obra gloriosa. Cuando termina el día noveno del séptimo mes con la puesta del sol y comienza un nuevo día (Lev. 23:32), no comemos ni tomamos nada por veinticuatro horas hasta el día décimo, y se termina a la puesta del sol, Levítico 16:29-31; 23:27-32, Números 29:7. Nos acordamos que siendo humanos y carnales necesitamos el sacrificio vindicador de Yahshua. También miramos hacia la destrucción del Satán, Hebreos 2:14, y el mundo existiendo unido por Yahshua y nuestro Padre Celestial, Hechos 27:9; Apocalipsis 20:1-3. Expiación es el quinto día Sabático anual y también introduce el año de Jubileo. Históricamente es el día más sagrado del año.

SUKOT / FIESTA DE LAS CABAÑAS

13. Que la Fiesta de las Cabañas enseña el virtuoso reino de mil años de Yahshua, que llegará en poco tiempo, Zacarías 14:16. Cuando Yahshua se haga el gobernante del reino, habrá paz, prosperidad y felicidad. Él pondrá en efecto los Mandamientos de Su Padre Yahweh, que son especialmente estudiados durante esta Fiesta. Estudiándolos demostramos nuestra fe en la soberanía de Yahweh, que eventualmente tendrá sobre todo el mundo. Una asamblea en la que Yahweh ha puesto Su nombre; la Fiesta de las Cabañas se observa por siete días, iniciándose en el día quince del séptimo mes (Tishri 15-21), el primer día es el sexto día sabático del año, Levítico 23:34-36, y 43; Números 29:12. La Fiesta de las Cabañas dura siete días, mas el Último Gran Día que Yahshua también observó, Juan 7:37, haciendo una celebración de ocho días.

SHEMINÍ ATSÉRET / ÚLTIMO GRAN DÍA

14. Que la culminación final del plan de Yahweh será completa en la gran cosecha de entre toda la gente que haya vivido en el mundo, Apocalipsis 20:5, y que se cumplirá la sentencia eterna de Yahweh, Apocalipsis 20:11-15; Hebreos 6:4. Conocido como el Juicio del Trono Blanco, Mateo 25:32, es prefigurado por el octavo día de la Fiesta de las Cabañas, el séptimo día Sabático del año llamado el Último Gran Día. Es el tiempo de la salvación final de Yahweh, Levítico 23:36; Números 29:35; Juan 7:37-38. Es entonces cuando el cielo y la tierra gozarán, Isaías 66:22; Apocalipsis 21:1. El ciclo del Jubileo Sabático es indicativo del plan de Yahweh para entrar a Su “descanso”.

ROSH JÓDESH / LUNA NUEVA

15. Que los meses sagrados son delineados cuando el creciente de la luna nueva se ve delgada, 2Reyes 4:23; Nehemías 10:33; Salmos 81:3. Las escrituras sagradas indican que los nuevos días de luna empiezan en el lugar donde se observó la luna nueva en el mes particular. Los días sagrados empiezan y terminan a la puesta del sol, Levítico 23:32; Jueces 14:12 y 18; Marcos 1:32. Las lunas nuevas van a ser observadas en el Reino, Isaías 66:23.

PECADO

16. Que el pecado es la desobediencia a los mandamientos (la ley) de Yahweh, 1Juan 3:4, y que sin los mandamientos (la ley) no hay pecado, Romanos 7:7-12. Todos han pecado y se quedan cortos de la gloria de Yahweh, Éxodo 20:1-20; Deuteronomio 5:1-24; Romanos 3:23. El castigo del pecado es la muerte, Génesis 2:16-17, y 3:19; Romanos 6:23; 1Corintios 15:22; Hebreos 9:27. La muerte es dormir en inconsciencia total, regresando el cuerpo a la tierra, Juan 11:11-14; Eclesiastés 9:5-6, 10; Isaías 38:18; Salmos 115:17.

GUEULÁ / REDENCIÓN

17. Que siendo que todos hemos pecado y merecemos el castigo de la muerte, ahora es necesario arrepentirnos; uno tiene que arrepentirse por haber sido desobediente a la santa Ley de Yahweh. Ahora uno tiene que cambiar a los modos de obediencia, siguiendo el ejemplo de la vida de Yahshua el Mesías, Mateo 19:17; Juan 8:11; Hebreos 6:1, 9:14. A fin de librarnos del castigo de la ley, que es la muerte, tenemos que aceptar el sacrificio de Yahshua el Mesías como pago por nuestros pecados, Mateo 26:26-28; Colosenses 3:13; Hebreos 9:26, 10:12; 1Pedro 2:21-24; 1Juan 1:7-10. Él es nuestro Consejero y Mediador, 1Timoteo 2:3-5.

SANTIFICACIÓN

18. Que al haber sido limpiados y separados por la fe en Yahshua, creemos que es importante ser limpios por dentro como por afuera. Nuestro cuerpo es el templo del espíritu santo y regocijadamente nos adherimos a la ley de las carnes limpias de Levítico 11 y de Deuteronomio 14. Es una lección de santidad, que nos enseña la diferencia entre lo limpio y lo inmundo, lo sagrado y lo profano, 2Corintios 6:16-18. Somos lo que pensamos, y debemos disciplinarnos a tener cuidado con el material que leemos, el tiempo con la televisión, la radio, amigos y socios. Debemos comer limpio, pensar limpio, vivir vidas limpias, debemos ser limpios y santos ante Yahweh. Debemos de ser ejemplos para el mundo, 1Timoteo 3:7, y ser santificados ante Yahweh, Mateo 5:48; 1Corintios 3:17; 1Pedro 1:15-16; Apocalipsis 21:27.

UNCIÓN

19. Que el sacrificio perfecto de Yahshua ha hecho posible que podamos ser curados de nuestras enfermedades, Isaías 53:5; Santiago 5:13-20. Sobre la unción a los enfermos por los Ancianos de la asamblea en el nombre de Yahshua y Yahweh, es posible curar nuestras aflicciones, si simplemente le rogamos a Yahweh en oración, confiando en Él y siguiéndolo.

DIEZMO

20. Que es una bendición poder honrar a Yahweh con nuestras finanzas, Proverbios 3:9, y un acto de adoración al apoyar la obra de Yahweh con nuestros diezmos y ofrendas, Levítico 27:30-33; Malaquías 3:8-12; Mateo 23:23; 1Corintios 9:1-25; 2Corintios 9:1-15. El diezmo es el diez por ciento de nuestro salario neto. Yahweh en Su sabiduría también ha estipulado el segundo diezmo para asegurar fondos suficientes para que podamos participar y gozar sus Días de Fiesta, Deuteronomio 14:27-29, 26:12-17. Es más bendito dar que recibir y damos alegremente, sabiendo que Yahweh es generoso y nos da todo lo que necesitamos.

EL ADVERSARIO

21. Que el Satán es un espíritu personal. Algunos entienden que fue el querubín que se llamaba Lucero (Helel), y que su alto orgullo causó su expulsión del cielo, Isaías 14:12-20; Ezequiel 28:13-19; Lucas 10:18; Apocalipsis 12:7-9. Que el diablo es el adversario de Yahweh y de Su pueblo, Juan 8:44; Apocalipsis 12:10, y que eventualmente va a ser destruido, Isaías 14:18-19; Ezequiel 28:16; Romanos 16:20; Hebreos 2:14. La intención del Satán es destruir el futuro reino de Yahweh, Mateo 4:1-11. Con la ayuda de Yahweh podemos resistir al diablo y huirá de nosotros, Santiago 4:7.

MORTALIDAD

22. Que los muertos están inconscientes en sus tumbas, dormidos en su muerte y esperando la resurrección, Job 14:12-14; Daniel 12:2; Juan 5:29; 1Corintios 15:51-56; 1Tesalonicenses 4:13-17; Hebreos 11:13, 39. Que la inmortalidad es lo que buscamos, Romanos 2:7; 1Corintios 15:53-54, y es posible a través de la obra de Yahshua el Mesías, Juan 3:15; 17:2-3; 2Timoteo 1:10, que solamente Yahweh tiene inmortalidad, 1Timoteo 1:17, 6:16. Que las almas de los seres humanos no son inmortales, Salmos 6:5; 115:17; Isaías 26:19; y que las almas pueden morir, Ezequiel 18:4, 20; Mateo 10:28.

EL CUERPO DE CREYENTES

23. Que Yahshua el Mesías es el fundamento y la piedra angular de Su cuerpo (la quehilá o ekklesía), la asamblea (consistiendo de los fieles creyentes desde el día de Pentecostés, Hechos 2), que han aceptado el sacrificio de nuestro sagrado Salvador y que han cambiado sus vidas de acuerdo con la palabra de Yahweh, Mateo 12:50. El adiestramiento y preparación para recibir el Reino se hace a través del cuerpo de fieles, 1Pedro 2:5 y 9-10; Apocalipsis 1:6, 20:6. Es en la qehilá (ekklesía) donde se ejercen los dones espirituales para perfeccionar a los santos, en la obra del ministerio, para edificar el cuerpo del Mesías, Efesios 4:7-13; 1Corintios 12:7-10; 28-30. En la asamblea se manifiestan los frutos espirituales, Gálatas 5:22-23, y nuestra relación con los miembros de la asamblea debe ser igual que con Yahshua, Mateo 12:50; 25:40.

Las mujeres de la asamblea deben cubrirse el pelo durante la oración, esta es la costumbre practicada hoy, que fue establecida en el tiempo de Pablo el apóstol.  Pablo escribió sus razones en 1Corintios 11:1-16. Yahweh es la cabeza de todo, incluyendo a Yahshua.

Yahshua ahora es nuestro Sumo Sacerdote y simbólicamente usa una mitra de ese oficio, Levítico 21:10. En el mundo el hombre representa la gloria de Yahweh y se para descubierto frente de Él. Las mujeres representan la gloria del hombre y deben tener la cabeza cubierta (katalúptos). (El texto de la Biblia versión Reina-Valera no aclara lo que Pablo explica acerca de los arreglos de Yahweh.)  La Multitud de los ángeles en el cielo dan testimonio de las actividades de los hombres, 1Corintios 4:9. El hombre es la cabeza de la familia y debe amar a su esposa, como Yahshua ama a la asamblea, Efesios 5:23-25.

AMOR

24. Que debemos ser el ejemplo de la fe que profesamos. Nuestro ejemplo es el de Yahshua, el Mesías a quien tratamos de emular en amor, honestidad, humildad, fe, esperanza, paciencia y reverencia, Levítico 19:17-18; Mateo 5, 6, 7, 22:39; 1Corintios 6:1-11; 1Pedro 2:21-23.

El amor es el atributo mayor que tratamos de mantener en nuestras casas, en nuestras asambleas y en nuestras comunidades. El amor es altruista, enfocado en los demás y considera a la otra gente. El amor debe verse entre los miembros de la asamblea donde quiera que estén, porque es la señal verdadera del pueblo de Yahweh.

Creemos que la salvación se ofrece a todo el mundo. Yahweh es El Creador de todas las naciones y ha hecho de Su Casa una casa de oración para todos los pueblos, Isaías 56:7; Hechos 8:27-39; Gálatas 3:28 y Colosenses 3:11. El amor de Yahweh manifestado en el sacrificio de Su Hijo Yahshua el Mesías, está disponible para todos, Apocalipsis 3:20; 22:17. Demostramos que lo amamos cuando obedecemos todos Sus mandamientos, 1Juan 2:5; 5:3; 2Juan 6.

CALIFICACIONES PARA SER MIEMBROS

Arrepentimiento, inmersión en el nombre de Yahshua, y recibir el espíritu santo, son los pasos que uno tiene que tomar para ser miembro del cuerpo de Yahshua, Hechos 2:38. Una vida de progreso, conocimiento y gracia en Yahshua, cada cual buscando su propia salvación, con temor, reverencia, y obediencia a la ley real que enseña la conversión verdadera que se espera de todos, Filipenses 2:12; Efesios 4:13. Cada miembro también debe reconocer esto como un resumen básico de las enseñanzas sólidas, proclamadas en las Escrituras Inspiradas.

(Seguir en los pasos de Yahshua el Mesías, también puede incluir el uso de la barba. No es mandatorio, pero las Escrituras enseñan que la barba fue usada por Yahshua (Isa. 50:6) y las escrituras también hablan sobre el uso de la barba por los hombres de Israel, Levítico 14:9; 13:29-30; pero no es una orden, Levítico 19:27; 21:5. El uso de la barba depende de la preferencia de cada persona.)

(Declaración genérica que puede ser copiada y usada por todas las asambleas.)

sep 07

LA ASAMBLEA DE YAHWEH – ¿QUIENES SOMOS? – Manifiesto AYIN (1)

sello-Asamblea 0_5-pulgadas

Saludos. Somos un cuerpo de creyentes que aceptan tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento de la Biblia. Sostenemos que una creencia en el Salvador es necesaria para la salvación.

  • La Asamblea de Yahweh es un “Movimiento Internacional de Restauración” de las raíces hebreas de la fe cristiana que sigue las enseñanzas de Las Escrituras Sagradas de Israel. La base de nuestras creencias y prácticas es la Biblia.

  • Rechazamos las enseñanzas que se originan o relacionan con el romanismo y también las que se basan en interpretaciones talmúdicas.

  • NUESTRA MISIÓN:

  • AYIN (Asamblea de Yahweh Internacional) tiene como propósito alcanzar a las naciones con el mensaje del Nombre personal del Creador, Yahweh y de su Hijo Yahshúa el Mesías, la Buena Noticia del Reino, así como enseñar y restaurar las verdades que han sido olvidadas por siglos.

  • No forma parte de la misión de AYIN judaizar a los creyentes de origen gentil, no está dentro de nuestros propósitos “convertir en judíos” a los que salen del romanismo o cristianismo tradicional; sino hacerlos discípulos del Mesías Yahoshúa y adoradores del único elohim (Dios) Verdadero. Por esta razón no promovemos la circuncisión en la carne para los conversos de entre las naciones. Nos consideramos parte del “ministerio de la incircuncisión” que comenzó Pablo.

  • Nos consideramos parte del Israel de Yahweh, así como cada converso de entre las naciones, por vía sobrenatural (contranatura) mediante la fe en el Mesías, como dice Rom 11:24 porque si tú, que fuiste cortado del olivo silvestre que te era natural, y que contrario a tu naturaleza, fuiste injertado en el buen olivo… En el Israel de Yahweh rige esta norma: Gálatas 6:15 “Porque ni la circuncisión ni la incircuncisión valen nada, sino la nueva criatura”.16“Para todos los que anden según esta regla, paz y misericordia sean sobre ellos, y sobre el Yisrael de YHWH”.

_____________________________________

El iglesianismo en general no ha sido fiel en seguir la Biblia. Sorprendentemente, muchas de las enseñanzas y costumbres populares de hoy día no se basan en las Escrituras. Nosotros tratamos de regresar a las sendas antiguas de la verdad que ha sido ampliamente ignorada, y de seguir obedientemente en los pasos del Redentor de Israel, Judas 3.

Nosotros observamos el Shabat (Día de Reposo) semanal (en el séptimo día) conocido como sábado, tal como lo hizo el Salvador, Lucas 4:16, así como Pablo y los Apóstoles, Hechos 13:42-46; 17:2; 18:4.

También llamamos a nuestro Padre Celestial por su nombre personal revelado Yahweh, el cual Él dice que es para siempre, Éxodo 3:15. La mayoría de los pastores, eruditos bíblicos, y estudiantes de seminarios reconocerán que Yahweh es el nombre correcto del Padre Celestial. La forma corta de su nombre, Yah, se puede ver en muchas palabras, incluyendo la más popular aleluyah (“haleluYAH,” que significa: “alaben a Yah”). Se encuentra también en el sufijo de nombres bíblicos como YeshaYAH (Isaías), YirmeYAH (Jeremías), NejemYAH (Nehemías), y ObadYAH (Abdías). El bien conocido “Jehová” es una transliteración muy pobre y nunca fue Su nombre, porque el sonido de la letra J no es el sonido de la letra inicial del Nombre, “Yod” en el idioma hebreo de donde obtuvimos la Biblia.

Nosotros estudiamos de todas las versiones de la Biblia incluyendo la Reina Valera, la preferida por muchos. Cantar, predicar, música especial y cánticos familiares son parte de nuestra adoración.

Nuestra membresía proviene de todas las denominaciones y todos los modos de vida. La mayoría comenzaron escudriñando en busca de una verdad más profunda cuando aprendieron que su afiliación anterior estaba enseñando otro Evangelio diferente al que encuentran en la Escritura. Nosotros continuamos escudriñando la Biblia en busca de un entendimiento más profundo.

La mayor parte del iglesianismo se ha desviado de la verdad de las Escrituras. Nosotros hacemos todo esfuerzo para desarraigar el error que se ha infiltrado en la adoración moderna y volver a las sendas de la adoración pura. Creemos que la Biblia enseña un camino de vida a través de los mandamientos en el Antiguo Testamento y del mismo ejemplo de obediencia que nos dio nuestro Salvador en el Nuevo Testamento. Cuando es necesario, investigamos los idiomas originales de la Biblia tan de cerca como podamos, sin asumir ni creer nada a menos que se muestre en la Escritura. Como grupo estamos comprometidos con “estudiar para mostrarnos aprobados” (2Tim. 2:15 King James), y con “probarlo todo y retener lo bueno”, (1Tesalonicenses 5:21).

Nuestras propias imprentas publican en inglés revistas basadas en la Biblia. También publicamos un comunicado mensual, Boletín AYIN, para informar a los miembros y contribuyentes sobre las actividades de este ministerio y el progreso en proclamar la Buena Noticia del reino venidero. Regularmente publicamos otros folletos y tratados relacionados con la Biblia sobre la sana doctrina. Un curso por correspondencia para el estudio bíblico en el hogar está también en planes para permitir que los estudiantes estudien a su propio paso.    Nuestra literatura se envía a todo el mundo sin costo, financiada por los diezmos y ofrendas voluntarias de hermanos dedicados y colaboradores. Las donaciones deducibles de impuestos se aceptan con gratitud de modo que otros puedan beneficiarse de esta verdad.  Vamos a tener disponibles temas bíblicos grabados con audio y video en nuestra nueva página www.institutobiblicoayin.tk Y algunos en www.asambleadeyahweh.tk

Invitamos a todos los sinceros creyentes en la Biblia a que nos contacten. Estamos deseosos de compartir muchas verdades de la Biblia. La Escritura habla de un resurgimiento del interés en la verdad de la Biblia en los tiempos que tenemos por delante y una restauración de todas las cosas. Rogamos que usted sea parte de esto.

Preguntas Frecuentes:

P ¿Por qué ustedes enseñan del Antiguo Testamento?

R Cuando el Salvador caminó en esta tierra, el Antiguo Testamento era todo lo que había disponible. Él enseñaba y probaba sus enseñanzas por el Antiguo Testamento. Las mismas raíces de nuestras creencias se encuentran en el Antiguo Testamento y nuestras posiciones deben estar en línea tanto con el Antiguo como con el Nuevo Testamento. Una hermosa armonía existe entre ambos Testamentos, la cual muchos no reconocen ni entienden. Pablo le dijo a Timoteo que TODA la Escritura es dada por inspiración y que TODA es necesaria para instrucción en la justicia, 2Timoteo 3:16.

P ¿Por qué ustedes usan el nombre “Yahweh”?

R Los eruditos sinceros concuerdan en que el nombre personal del Autor de la Biblia es Yahweh. A través de toda la Biblia él nos manda a invocar Su nombre. Nosotros, como parte de su familia espiritual, seremos llamados por su nombre, escribió Pablo en Efesios 3:14-15. La salvación eterna se encuentra en su verdadero nombre solamente, no en ningún título, Hechos 4:12.

P ¿Por qué ustedes insisten en el nombre Yahweh? Él tiene muchos nombres.

R Pablo dijo que hay “muchos dioses y mucho señores”, 1Corintios 8:5. Señor y dios no son nombres, sino títulos. “Lord” [en ingles] significa “guardador del pan”, un título inferior. La palabra “dios” se refiere a CUALQUIER ser concebido como sobrenatural; un ídolo; una persona o cosa deificada. Yahweh tiene muchos títulos o apelativos, pero tiene un solo nombre, Salmo 83:18. La Biblia se refiere a “Su” nombre 108 veces; “Mi” nombre 97 veces; y “Tu” nombre 109 veces. Las referencias a Su nombre son siempre en singular, nunca “nombres.”

P Si Yahweh es el verdadero nombre del Creador, ¿por qué no está en la Biblia Reina Valera?

R Cuando murieron los primeros Apóstoles israelitas y los conversos al Salvador, ellos reemplazados por gentiles ignorantes del hebreo. Ellos dependían solamente del texto griego, que había substituido las letras hebreas del Tetragrámaton (YHWH) con el griego Kyrios y Theós. Esos substitutos fueron pasados luego a los textos latinos y las traducciones españolas las siguieron al substituir Señor y Dios por el Nombre de Yahweh.

P Nosotros hablamos español, así que ¿por qué debemos usar un nombre hebreo?

R Eso es como decir: “Yo no debo usar el nombre de Gorbachev porque no hablo ruso”. Los nombres propios de las personas no cambian de un idioma a otro. Los nombres se transliteran de un idioma a otro, no se traducen. Los nombres se transliteran por medio de pasar sus sonidos a otro idioma. Nosotros podemos hablar español, pero pronunciamos nombres extranjeros como lo hacen los extranjeros (tan vez con algún acento). Pronunciamos “Hussein” tal como lo hacen los árabes y “Toyota ” y “Honda” como lo hacen los japoneses.

P ¿Por qué no cambiar los nombres bíblicos, entonces?

R Porque solamente al nombre de Yahweh se hace referencia como santo en las Escrituras. No puede ser alterado ni eliminado. (El nombre sagrado Yahweh se encuentra casi 7,000 veces en los textos antiguos, ¡abundante evidencia de que el nombre de Yahweh es muy importante para Él!)

P ¿Dónde puedo hallar pruebas de que el verdadero nombre del Todopoderoso es Yahweh?

R La erudición moderna enseguida reconoce el nombre de Yahweh. La mayoría de los Buenos diccionarios, enciclopedias, y los prefacios de muchas Biblias confirman que el nombre propio es Yahweh. (Busque bajo “Jehová”; “Dios,” “nombres de”; “Tetragrámaton”; “Yahweh”, etc.)

P ¿Qué hay del nombre del Salvador?

R Él dijo que vino en el nombre de su Padre, Juan 5:43. “Yah” es el nombre de la familia (Sal. 68:4, RV). El nombre del Hijo, Yahshua, significa “Yah es salvación” o “Salvación de Yah”. El Salvador Yahshua fue la salvación enviada a la tierra, Mateo 1:21. la madre del Mesías, María (Miriam), era hebrea. Ella no le puso un nombre griego latinizado que no tiene un significado inherente.

P ¿Cómo sabemos que el Creador habló hebreo?

R Hay mucha evidencia que revela que el hebreo es el idioma original de la tierra, como el Antiguo Testamento, que está lleno de nombres hebreos (semíticos) desde Adam y Eva en adelante. Yahweh habló solamente a aquellos que entendían hebreo, y la tierra era de una lengua hasta la confusión de las lenguas en Babel. La lengua semítica sobrevivió a través de los hijos de Éber quien aparentemente no se quedó en las llanuras de Shinar, sino que moró en Mesha cerca del Monte Sephar, Génesis 10:21-30. Su idioma –el hebreo– no fue afectado por el incidente de Babel.

P ¿Por qué ustedes enfatizan la importancia del Nombre y del Shabat?

R Estos son dos de los más ignorados y descuidados de todos los Diez Mandamientos (el 3ro y el 4to). El Shabat es una señal entre Yahweh y Su pueblo (Eze. 20:12 ; 20). Sin embargo, la mayoría en el igesianismo observa el domingo. Él sella a Su pueblo con Su nombre, Rev. 7:1-4; 14:1 (NVI), quienes son entonces llamados por Su nombre, Daniel 9:9. Ellos están en un pacto especial con Él. Sus días santos, llamados Fiestas, fueron dados en el Sinay junto con los Diez Mandamientos (Ex. 23).

P ¿Pero no son judías las Fiestas y no fueron abolidas en la cruz?

R Levítico 23:2, 4, 37, y 44 las llama “Fiestas de Yahweh”, no “Fiestas judías”. Ellas fueron dadas a Israel para que las observara como estatuto “perpetuo,” 23:14, 21, 31, y 41. Los judíos vinieron de Judah, que solamente era una de las doce tribus de Israel. Las “ordenanzas” eliminadas en el madero de tormento (Col. 2:14) fueron los dogmas o decretos de hechura humana, no las leyes del Creador. Revelación 12:17 dice que habrá un remanente fiel en los días del fin que observará los mandamientos.

P ¿Cuál es la misión de ustedes y quién puede ser incluido?

R Predicar la Buena Nueva del Reino del Padre Celestial por los medios disponibles así como mediante el compartir personal con todos que escuchen—independientemente de raza o género. Vea Romanos 11.

© 2007 Yahweh’s Assembly in Yahshua

2963 County Road 233, Kingdom City, Missouri   65262

Véanos en línea en: www.YAIY.org

ago 23

Karaite Korner – Biblical Calendar

Audio

La Circuncisión – Jizkiyahu – AYIN_Paltalk 24-07-2010

La Circuncisión – Jizkiyahu – AYIN_Paltalk 24-07-2010.mp3

PULSAR AQUÍ:→ LA CIRCUNCISIÓN

ago 11

GRUPO DE DANZA HEBREA “BENEI haELYON”

GRUPO DE DANZA HEBREA “BENEI haELYON”

(Fotos)

ago 11

DANZA ESPONTÁNEA (Sin coreografía previa)

Danza Espontánea

(Sin coreografía previa)


ene 30

¿Conoce ud al Creador por su Nombre?

El Creador

Él le conoce a usted por nombre

¿Lo conoce usted a Él por su NOMBRE?

Usted podrá saber que él es el Dios de Abraham, Isaac y Jacob, el Dios de Moisés, el autor de los DIEZ MANDAMIENTOS, El Creador de todas las cosas, pero ¿Conoce usted su Nombre?

¿TIENE ÉL UN NOMBRE?

Esa es una simple pregunta de: “sí” o “no”. Veamos si las Escrituras nos dan una respuesta.

Ex. 20:7 dice: “No tomarás el nombre de _Y H W H_ tu Dios en vano ….”.

Ex. 20:11 dice: “Porque en seis días hizo __________ los cielos y la tierra….”.

Levítico 22:32-33 dice: “No profanen mi Santo Nombre y Yo me santificaré en medio de los hijos de Israel. Yo soy __________, que los santifico. Yo los saque de Egipto para ser su Dios. Yo soy __________.

(1) Estas cuatro letras del alfabeto Hebreo son lo que se le llama “Tetragrámaton.” Pero la mayoría de las traducciones de la Biblia en Español han sustituido este sagrado Nombre, con el título de “el Señor”.

Salmo 83:18 dice: “Y conozcan que tu Nombre es __________, que ese es tu Nombre; que sepan que solo tú eres altísimo sobre toda la tierra.”

Isa. 42:8 dice: “Yo soy __________, ¡ese es mi Nombre! No doy a otro  mi gloria, ni mi alabanza a los ídolos.”

Jer. 16:21 dice: “Por eso, esta vez les enseñaré; les daré a conocer mi mano poderosa. ¡Así sabrán que mi Nombre es __________.

¿CUÁL ES SU NOMBRE?

En los versos arriba, vemos que el nombre del Creador es YAHWEH, siendo deletreado con letras del alfabeto hebreo. No tenemos una cinta grabada para demostrar el sonido exacto de la pronunciación original y tampoco es el punto principal aquí. Pro es cierto de cualquier modo, que su nombre no es “el Señor.” Los eruditos reconocen que “Jehová” es erróneo y que “Yahweh” es el más correcto deletreo. En la pagina XX de la introducción de la Biblia de Moffatt, dice, “Estrictamente hablando, este debe rendirse como ‘Yahweh’ el cual es familiar a los lectores modernos en la forma errónea de ‘Jehovah.’ Entre las muchas fuentes de información que indican que ‘Yahweh’ es la traducción correcta, está la pagina V del prefacio de la Revised Standard Version.”

Ahora que usted puede pronunciar YHWH como “Yahweh”, usted debería leer todos los versos de arriba una segunda vez. O mejor todavía, buscar una de las muchas traducciones de la Biblia que han restituido el verdadero Nombre del Creador en vez de sustituirlo con títulos donde aparece en la Escritura.

(2) Traducción significa dar a entender lo que se  pretende decir de un lenguaje a otro. Los nombres propios no se traducen.

¿CUÁL ES SU NOMBRE EN ESPAÑOL?

Pero usted se preguntará: ¿Por qué conservar solamente el Nombre en hebreo mientras se traduce el resto en español? Si vamos a hablar español, entonces ¿no sería más consistente el traducir el nombre completo en el lenguaje Español? Esta es una pregunta justa. Aquí esta la respuesta: El Nombre del Creador no existe en ningún idioma, excepto en el idioma hebreo; y lo único que tenemos es el tetragrámaton. En el tiempo en que el Creador dio a conocer su nombre a los Israelitas, su nombre no se dio a conocer a los idioma extranjeros de las naciones. Las naciones extranjeras tenían sus propios dioses con sus propios nombres. Ellos no adoraban al Todopoderoso de los Hebreos, ni tampoco conocían su Nombre. La revelación del Creador fue dada solamente a los hebreos y fue a través de ellos que llegamos a enterarnos de que el Creador reveló su Nombre.

YAHWEH REVELÓ SU NOMBRE

En el decimoséptimo siglo (de ésta Era), se inventó el telescopio. El Creador no nos dijo que lo llamemos “telescopio”. Nosotros inventamos esa palabra. Pero nosotros los humanos no inventamos el nombre del Creador. ¡El Creador dijo que su nombre es Yahweh! Cuando los Israelitas estaban congregados en el Monte Sinay, el Creador se dio a conocer él mismo y reveló su Nombre. Su Nombre se menciona ocho veces dentro de los DIEZ MANDAMIENTOS, los cuales fueron dados en palabras y escritos en piedra. De acuerdo a Éxodo 20:2, él se presentó a sí mismo con las siguientes palabras:

Concordancia de Strong (Hebreo) #3068,  (Hebreo #430

YHWH = YAHWEH                  ELOHIM

(3) Las letras H (Hebreo) y G (Griego) en todo este articulo se refieren para identificar los números de La Concordancia de la Biblia de Strong.

Yo soy Yahweh tu “Poderoso” (Elohim) que te saqué de la tierra de Egipto”. Aquí, su Nombre revelado es Yahweh, y “Poderoso” (Elohim) es simplemente un título para manifestar su Potencia.

ELOHIM NO ES “NOMBRE”

Al igual que “doctor,” la palabra “elohim” es solamente un título. Esta palabra Hebrea es traducida generalmente como “dios” con una “d” minúscula y se usa frecuentemente como un título para una deidad. También se traduce como “Poderoso” cuando se refiere a Yahweh.

Un buen ejemplo es Deuteronomio 12:30: …cuídate que no tropieces en pos de ellas,… no preguntes acerca de sus dioses (elohim), diciendo, de la manera que adoraban aquellas gentes a sus dioses (elohim), así haré yo también. No adorarás de esa manera a Yahweh tu Dios (elohim)…”. Es obvio que la frase, “Yo soy Yahweh, tu Dios; No tendrás otros dioses sino a mi”, es similar a decir, “Yo soy Juan, tu doctor, no tendrás otros doctores más que a mí.” La palabra “dios” (elohim) es un título, ¡pero el nombre legítimo del Creador es Yahweh!

La suposición de que Yahweh tiene muchos nombres no es verdad. Si usted busca el término “nombre” en una concordancia, usted encontrara muchas referencias para el nombre de Yahweh, pero ni una sola vez se referirá en plural, “nombres”. En el futuro, Yahweh demostrará tener un solo nombre, tanto hoy como para siempre, de acuerdo a Zacarías 14:9.

¿NOMBRE, EN REALIDAD SIGNIFICA NOMBRE?

Algunas personas argumentan que la palabra “nombre” significa autoridad o poder, en vez de nombre. Eso no es verdad. ¡Por la autoridad de su palabra, el Creador nos dice que él tiene un nombre! La palabra “nombre”, de acuerdo a la Concordancia de Strong, es # 803 y dice que en Hebreo, es: “shem.” Y se menciona más de 200 veces en la Torah y es correcta y consistentemente traducida como “nombre” en la concordancia de Strong. La misma Concordancia nos refiere otra palabra diferente (#3581-Koaj), la cual significa “poder”. Yahweh en verdad tiene “poder”, pero él también tiene un Nombre. A través de Moisés, Yahweh le dijo al faraón en Exodo 9:16, “pero a la verdad yo te he puesto para declarar en ti mi potencia (poder, koaj)… y para que mí nombre (shem.) sea proclamado por toda la tierra.

¿QUIENES SON THEOS Y KURIOS?

En cuanto a la frase “iglesia de Dios” y otras parecidas del Nuevo Testamento, el significado de la palabra “Dios” puede hallarse en Strong #G2316. Y la refiere como “theós”, la cual se refiere a deidades, ídolos y dioses de los Griegos. “Theós” no se derivó del Nombre de nuestro Padre Celestial. Y de ninguna manera es un “nombre”. Es un título. En citas del Nuevo Testamento tales como ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!, (Marcos 11:9, citado del Salmo 118:26), la palabra “Señor” es traducida de la palabra griega “Kurios” G2962. ¡Una vez más “Kurios” de ninguna manera deriva del nombre del Creador! Es una palabra griega que significa “maestro” o “caballero.” Y éste tampoco es un nombre, sino un título.

¡En el Nuevo Testamento, el Nombre de nuestro Creador no fue transcrito, como tampoco todos los otros nombres propios mencionados en la Escritura original! En cambio, se usaron títulos tales como “theós” y “kurios” como sustitutos para el Nombre Sagrado; pero estos fueron traducidos en palabras del español común  como “Dios” y “Señor”. Pero en traducciones modernas (vea nota 2) estos nombres ya fueron restaurados apropiadamente, o sea, como: Yahweh.

Orando el Salvador al Padre Celestial, dijo: “Padre Santo, a los que me has dado, guárdalos con el poder de tu nombre, el nombre que me diste, para que sean uno lo mismo que nosotros, (Juan 17:6-11.)

Los teístas, deístas y proponentes de la nueva era han inventado una imaginaria deidad universal genérica que ellos llaman “Dios.” Sus definiciones de “dios” son variadas como lo son las imaginaciones de sus mentes; pero solamente el nombre “Yahweh’ se refiere específicamente como el autor de los DIEZ MANDAMIENTOS.

CONCLUSIÓN

¿EL TODOPODEROSO DE ISRAEL TIENE UN NOMBRE?

¿Es su nombre “Dios”? Estas son preguntas con respuestas de un simple si o no. Ahora que usted sabe las respuestas, ¿Por qué ha de continuar usted usando el título “Dios” como si fuese el Nombre de Yahweh? Algunos argumentaran que las palabras son meramente para comunicación, y que lo que importa es el significado, o la intención, o el propósito del corazón de la persona.

¡Bueno, precisamente ese es el punto! Su Creador, Yahweh, le ama a usted y usted le importa a él. Él le conoce a usted por nombre y tiene un lugar para el propio nombre de usted para que sea escrito en su libro de la vida. Personalmente usted le importa a él. Pero él también quiere que a usted le importe él personalmente. Él quiere que usted sea protegido, no en un simple título o en un falso sustituto, ¡SINO EN SU NOMBRE, YAHWEH! Busque por usted mismo acerca de esta verdad y propóngase conocer a su Creador por su verdadero Nombre.

ALELUYAH!

sep 01

¿Cuales son Las Buenas Nuevas Eternas?

Antes de contestar esta pregunta debemos primero comprender de donde viene la frase “buenas nuevas”. El Antiguo Testamento nos llega a nosotros en Griego. La palabra Griega “euangelion” es usualmente traducida como “evangelio” en Espanol y “gospel” en Ingles.

La palabra “euangelion” aparece mas de setenta y cinco veces en el Nuevo Testamento. Aunque esta es mayormente traducida “evangelio” su significado y esensia es “buenas nuevas”.

El Nuevo Testamento habla de estas Buenas Nuevas en varias formas. Tenenmos las “buenas nuevas de Yahshua el Mesias, el Hijo de Yahweh” (Marcos 1:1) “las buenas nuevas de Yahweh” (Romanos 1:1) “las buenas nuevas de el Reino de Yahweh” (Marcos 1:14) “las buenas nuevas de la gloria de el Mesias” (II Cor. 4:4) “las buenas nuevas de paz” (Romanos 10:15) etc. Cada uno de estos aspectos de las buenas nuevas tiene una gran importancia en el mensaje de salvacion predicado en el Nuevo Testamento. Las “Buenas Nuevas Eternales” cubre todos los aspectos de la buenas nuevas que encontramos en las Escrituras. Para aquellos que rehusan aceptar estas buenas nuevas son simplemente algo absurdo, pero para aquel que las acepta, para el le son “poder de Yahweh para salvacion,” (Romanos 1:16)

Este boletin concierne primordialmente con el aspecto de las buenas nuevas proclamadas en Apocalipsis 14:6,7.

“Vi volar por en medio del cielo a otro angel, que tenia las buenas nuevas eternas para predicarlas a los moradores de la tierra, a toda nacion, tribu, lengua y pueblo. Diciendo a gran voz: Temed a Yahweh, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.” (Version Reina-Valera 1960)

Este mensaje es para todo pueblo como nos declara el versiculo 6. No es solo para las personas “religiosas”, si no hasta para el mas pecador. Lo mas importante de el versiculo 7 es que se le dice a todo pueblo “temed a Yahweh” quien es identificado como el Creador. La mayoria de las versiones en Espanol dicen “temed a Dios” , el titulo “Dios” es uno pagano creado por el hombre. Las Escrituras revelan el nombre personal de nuestro Creador como “Yahweh”. El Antiguo Testamento nos amonesta a “temer a Yahweh” muchas veces. Estos son solo unos cuantos ejemplos;

Salmo 33:8 “Tema a Yahweh toda la tierra”

Salmo 34:9 “Temed a Yahweh, vosotros sus santos”

Salmo 115:13 “Bendecira a los que temen a Yahweh”

Proverbios 3:7 “No seas sabio en tu propia opinion; teme a Yahweh y apartate del mal;”

Temor puede expresarse en dos formas. Puede ser temor de reverencia o temor de miedo. El contexto de Apocalipsis 14:7 puede incluir las dos formas de temor, pero se refiere a el temor de miedo mas definitivamente ya que habla de la “hora de su juicio”. Como nos ensena Hebreos 10:30,31; “Pues conocemos al que dijo: Mia es la venganza, yo dare el pago, dice Yahweh. Y otra vez: Yahweh juzgara a su pueblo. Horrenda cosa es caer en manos del Poderoso vivo!”

Amigos, si no quieren estar en el lado que recivira la venganza de Yahweh debe responder apropiadamente a las buenas nuevas de Apocalipsis 14:7. Comienze a temer a Yahweh su Creador. Contrario a la popular creencia, usted no evoluciono de monos. Usted fue creado por un ser amoroso, quien tiene un gran plan para su vida.

Quizas, usted se pregunte, ¿Como puede uno temer a Yahweh? “El principio de la sabiduria es el temor de Yahweh;” como escribio el Salmista. Pero despues de conocer a Yahweh mas intimamente ese temor se convierte en un amor profundo hacia El. Leemos en I Juan 4:18, “En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en si castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor”. Debemos “ser perfeccionados” en el amor. Uno no ama naturarlmente, es una decision que tomamos concientemente. Al uno aprender acerca de Yahweh mediante Su palabra, la Biblia, al aprender del gran amor que El tiene para con toda criatura, comenzara a amarlo y todos sus temores se abatiran.

Las buena nuevas predicadas en Apocalipsis 14:7 nos ensenan claramente que el objeto de adoracion es el que “creo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.” Como la mayoria de las traducciones atribuyen la creacion a “Dios” en el versiculo 7, y como este titulo generalizado se le aplica a varios seres incluyendo a Yahweh, Su Hijo Yahshua, Satán, hombres, y angeles entonces debemos escudriñar las escrituras para determinar la verdadera identidad de el Creador.

No entraremos en mucho detalle en cuanto a este asunto ya que estudiaremos esto mas profundamente en otros estudios en este boletin.

Isaias 44:24 – “Asi dice Yahweh, tu redentor, que te formo desde el vientre: Yo Yahweh, que lo hago todo, que extiendo solo los cielos, que extiendo la tierra por mi mismo.”

Isaias 45:11,12 – “Asi dice Yahweh,. . .Yo hice la tierra, y cree sobre ella al hombre. Yo, mis manos, extendieron los cielos, y a todo su ejercito mande.”

Isaias 45:18 – “Porque asi dijo Yahweh, que creo los cielos; el es Todo Poderoso, el que formo la tierra, el que la hizo y la compuso; no la creo en vano, para que fuese habitada la creo: Yo soy Yahweh, y no hay otro.”

Si dirijimos nuestra adoracion a cualquier otro ser, cometemos idolatria. Si glorificamos a cualquier otro ser como Creador de los cielos y la tierra, cometemos idolatria. Esto incluye glorificar a Yahshua, el Hijo de Yahweh, como si el fuera El Creador. Este es uno de los grandes errores de la Cristiandad. Satán ha enganado a la “Iglesia” y los ha hecho dirijir toda adoracion a el Hijo en vez de al Padre. El (Satán) sabia que jamas lo adorarian a el, entonces encubrio su engano haciendolos adorar a otro ser. Asi los cristianos cambiarian mas facilmente, erroneamente pensando que estan haciendo lo correcto. Satán es el padre de mentiras y esta es una de las mas grandes.

No me malentienda. Yahshua es verdaderamente el Hijo de Yahweh, el Salvador del mundo, el Mesias. El si merece honor, pero solo honor por lo que el ha hecho. No se le puede dar honra como Creador porque ese honor se lo merece su Padre, Yahweh. Tampoco se le puede dar honra como si el mismo fuera Yahweh, como lo hacen muchos. El Hijo no es el Padre y Yahshúa no es Yahweh.

Asi que debemos temer a Yahweh quien es el Creador. Debemos asi tambien adorarlo. Pero Juan 4:24 dice que debemos adorar al Padre “en verdad”. Aqui es que es muy importante creer una doctrina verdadera. Si nuestra doctrina es falsa, entonces nuestra adoracion es falsa. Es buena cosa que tenemos la sangre de Yahshua para limpiarnos de nuestros pecados de ignorancia.

Una de las mas importantes verdades concernientes a la adoracion de Yahweh es hacerlo de la manera que El ha provisto. Yahshua el Mesias dijo, “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mi.” (Juan 14:6). Antes que una persona pueda acercarse a Yahweh mediante una adoracion verdadera, debe primero aceptar a Yahshua como su Salvador personal. Esto incluye confesar con su boca a el Maestro Yahshua, y creer en su corazon que Yahweh lo levanto de los muertos (Romanos 10:9).

En conclusion, temer a Yahweh y adorarlo como Creador, son “las buenas nuevas eternas”. Estas se han predicado desde el comienzo del tiempo y se continuran predicando por siempre. El angel de Apocalipsis 14:7 esta meramente recordandoles a los habitantes de la tierra lo que debieron haber hecho pero nunca hizieron. Espero que usted acepte estas buenas nuevas, pues son verdaderamente poderosas y capaz de cambiar vidas. Es su salvacion!

sep 01

El Infierno, ¿Qué es y dónde está?

Por Adrew N. Dugger
y Yosef Aharoni

Copyright 1992, 2004
[email protected]

Primera impresión 1980
Segunda impresión 1992
Versión para Web 2004

Todos los derechos reservados. Se concede permiso

para reproducir esta publicación con tal de que no se le cambie nada.

Por unas cartas y piezas de literatura que he estado recibiendo en mi oficina, parece que se circulan informes de que los productores de esta publicación no creen en el infierno. Un ministro me escribió recientemente una carta muy sarcástica, burlándose considerablemente de nosotros porque, según él, nosotros no creemos en el “fuego del infierno.” Sus comentarios indicaban que si eliminamos el miedo al “fuego del infierno,” estaríamos animando a la gente a pecar y a vivir vidas impías.

Ese ministro, sin embargo, debería entender que no es el miedo sino el amor lo que lleva a la gente al arrepentimiento y a la salvación. Cuando se le enseña correctamente a la gente acerca de nuestro amante Creador, lo que él ha preparado para sus criaturas como nosotros, y todo acerca de su hermoso carácter y sus atributos de bondad y amor, esto es lo que lleva a la gente a un verdadero arrepentimiento y a la salvación. Note los siguientes pasajes:

“La bondad del Todopoderoso te guía al arrepentimiento” Romanos 2:4

“La tristeza según el Todopoderoso obra arrepentimiento para salvación,” 2 Corintios 7:10

“Este es el amor del Todopoderoso, que guardemos sus mandamientos, y sus mandamientos no son gravosos, ” 1 Juan 5:3

Durante un servicio de testimonio, cuando estaba yo dedicado a una obra de evangelización en Estados Unidos, recuerdo bien a una mujer que se levantó en la audiencia y dijo: “Le doy gracias a Dios porque soy una cristiana temerosa del infierno.” Aquella mujer, como millares de otras personas enseñadas por ministros ignorantes de los anteriores pasajes, se había perdido el gozo de la verdadera salvación, que se enciende por el conocimiento de la bondad de nuestro amante Creador. Conocerlo mejor es amarlo más. Y cuando uno se da cuenta de que lo ha desobedecido y ha andado en pecado, contrario a Su voluntad, uno se siente triste por su pasada vida de desobediencia, y así “la tristeza que es según el Todopoderoso obra arrepentimiento para salvación,” (2 Corintios 7: 10). Los publicadores de este material creen en el infierno, como le explicaremos más adelante.

El verdadero carácter de nuestro Creador

En más de 200 pasajes se nos dice que nuestro Creador es un ser misericordioso. ” Sean misericordiosos como su padre en el cielo es misericordioso,” (Lucas 6:36). Él es rico en misericordia, (Efesios 2:4). Su misericordia es grande sobre los cielos, (Salmo 108:4 y Salmo 103:7; 90:14; 118:64; etc.). Podríamos llenar esta página con pasajes semejantes que muestran que él es un ser misericordioso, amante, y compasivo. La definición de la palabra “misericordia,” como se da en el Diccionario de Webster es “piedad, favor, abstenerse de hacer daño o castigar a los ofensores, los enemigos, o las personas en poder de uno. Bondad en exceso que no podría exigirse como justicia.”

Si yo pudiera estar de pie delante de esta gran audiencia de lectores, y les pidiera que levantaran la mano todos los que creen que el Creador es un ser misericordioso, estoy seguro de que todos levantarían rápidamente las manos. Toda persona que cree en la inspiración divina de las Sagradas Escrituras haría lo mismo en vista de los centenares de pasajes que repiten una y otra vez que él es un ser misericordioso, amante y bueno.

Aquí en Jerusalem vemos a menudo burros que halan carretas llenas de vegetales del mercado. Suponga que uno de esos burros se espantara y escapara, regando los vegetales por la calle. Y que el dueño, para castigarlo, le amarrara la cabeza al animal de un poste y las patas traseras a otro poste para estirarlo, y luego le pusiera fuego debajo y lo quemara lentamente hasta que muriera. La pregunta es, ¿describirían en los periódicos a ese hombre como un hombre amante y misericordioso, o lo considerarían más bien como un salvaje cruel y despiadado?

El burro podría durar un día o dos en su lenta tortura, pero la muerte finalmente pondría término a sus sufrimientos. Sin embargo, hombres y mujeres inteligentes ponen a nuestro amante Creador en un nivel más bajo y más brutal y cruel que ese, porque dicen que él va a mantener a desafortunados niños, niñas, hombres y mujeres vivos en un lago de fuego torturándolos para siempre. ¿Cómo puede ser eso cuando repetidamente se habla de Él en toda la Biblia como un Padre de AMOR, compasivo y misericordioso?

He recibido un número de tratados recientemente que describen un lago de fuego, un lugar que ellos llaman ‘infierno” con niños y personas de todas las edades retorciéndose de dolor y agonía, gritando por misericordia, y siendo torturados, fritos, y asados mes tras mes, año tras año, día y noche, por toda la eternidad. La Biblia no enseña semejante doctrina, como demostraremos más adelante. Los ministros deberían avergonzarse de rebajar el carácter de nuestro Creador más bajo que el del más bajo, cruel, y malévolo criminal o salvaje que haya vivido jamás. ¿Qué piensa el Todopoderoso de tales hombres que se llaman a sí mismos predicadores, y que llevan a millones de personas a considerar a nuestro amante y misericordioso Creador como un depravado, inhumano y villano salvaje que carece de toda misericordia o piedad, que se deleita en el dolor, la miseria, la tortura, y sufrimiento sin fin de los seres humanos de su propia creación?

Si existiera un lugar como el que ellos se deleitan en describir para asustar a la gente de sus iglesias y hacer que se sientan obligados a pagarle el salario al predicador y a sufragar los gastos de la iglesia, el Creador seria el responsable por tal lugar. Él lo hizo, lo planeó, y lo formó, a causa de un acariciado odio y un salvaje deseo de venganza, y unas ansias de diversiones paganas tales como los gritos y lamentos de millones sobre millones de estas desafortunadas criaturas. Esta enseñanza diabólica surge del antiguo paganismo, inventada con un propósito de ganancia, activada por el “amor al dinero”.

Este escrito en defensa del carácter de nuestro Padre Celestial le vino muy definidamente a este escritor durante toda una noche sobre mi cama aquí en Jerusalem. El sueño escapó de mis ojos, y todas esas horribles e injustas acusaciones, con las que están envenenadas las mentes de todo el mundo, pesaban tanto sobre mí, que no podía dormir. Sentí una y otra vez la impresión de que debía hacer algo en Su defensa, para eliminar esa infame y desafortunada calumnia contra Su majestuoso, noble y amante carácter como se describe en la Biblia.

El Purgatorio

El purgatorio, un supuesto lago de fuego donde se dice que van los pecadores para purificarse. Su estadía allí depende de las oraciones de los sacerdotes, quienes reclaman tener el poder de sacarlos de allí a fuerza de rezos y llevarlos a salvo al otro lado. Los sacerdotes de la Iglesia Católica Romana reciben inmensas sumas de dinero de los ricos para sacar rápidamente de allí a sus seres queridos y así minimizar su sufrimiento.

El clero protestante enseña también que el “infierno” es un lago de fuego donde las personas sufren en estado consciente, pero en lugar de estos clérigos orar para sacarlos de allí por dinero, asustan a la gente predicándoles sermones sobre el “fuego del infierno,” para aumentar sus congregaciones y así conseguir que la gente mantenga sus ministerios. Si la gente no hace esto y pierden su interés y su membresía en la iglesia, de seguro van al infierno a sufrir los dolores del tormento para siempre. En ambos casos esta doctrina diabólica, errónea, y antibíblica se usa para propósitos mercenarios. A muchos del clero les importa poco difamar y rebajar así el carácter del Todopoderoso, poniéndolo más bajo que el más depravado y salvaje villano de la humanidad. No hay un déspota humano que sea tan cruel y despiadado como para quemar y torturar con fuego a otro ser humano por 30 días, y no digamos nada de la eternidad. Recuerde los pasajes que nos enseñan que es la bondad del Todopoderoso lo que lleva a la gente al arrepentimiento, y el amor del Omnipotente lo que impulsa a la obediencia, no el énfasis en un monstruo brutal más depravado que nuestros peores criminales.

El caso de Roberto Inguersall

En Los Primeros Días de La Vida De Inguersall, se cuenta qué fue lo que hizo de él el más notorio infiel que el mundo haya conocido jamás:

La maestra de la escuela dominical le dijo a la clase de niños que si no eran buenos irían al infierno y serian atormentados y torturados para siempre. Él le preguntó a la maestra qué significa esa palabra “para siempre,” y cuánto tiempo duraría eso. Ella les dio esta ilustración: Dijo ella: “Supongan que un pajarito viniera de una de las estrellas y tomara un granito de arena y lo llevara a la estrella, y llevara un granito cada año. Ustedes estarían en el infierno por todo el tiempo que le tome a ese pajarito llevar todo el mundo, grano a grano, a esa estrella.” Entonces Robertito le preguntó quién había hecho ese lugar de tortura, y ella le dijo: “Dios.”

Se dice que Robertito resolvió ser un enemigo de ese “Dios” y de su libro, la Biblia, mientras viviera. Y así fue. Los libros que escribió en contra de la Biblia se encuentran dondequiera y en muchos idiomas. Así esa antibíblica difamación de nuestro amante Creador destruyó en este caso la fe y le robó a incontables millares de personas la eternidad.

Esa es una doctrina engañosa que le oculta la verdad al mundo. Y se aprovechan de ella los sacerdotes y clérigos para llenar sus bolsas a costa de las viudas y los huérfanos. Está hecha para apoyarse en la interpretación errónea de algunos pasajes de la Biblia, los cuales cuando se interpretan de esa manera envuelven a toda la Biblia en una contradicción directa, que también destruye la fe de las almas honradas e inteligentes, produciendo millares de infieles.

El asustar a la gente para que se una a la iglesia, y que permanezcan fieles a la obra del Maestro, es exactamente lo opuesto a su enseñanza, y produce miembros de iglesia pero no creyentes nacidos de nuevo.

El destino de los impíos

Presentamos aquí unos pocos de los muchos pasajes que describen el destino final de los impíos:

” Sucumbirán, en cambio, los impíos, y los enemigos de Yahvéh cual galanura de los prados se desvanecerán, se desvanecerán igual que el humo.” (Salmo 37:20 Biblia católica Cantera-Iglesias).

“Aunque sean como espinos entretejidos, y estén empapados en su embriaguez, serán consumidos, como hojarasca completamente seca.” (Nahum 1:10 Biblia evangélica Reina-Valera del 1960).

“Todos los arrogantes y todos los practicantes del mal serán paja, y el día que viene -dijo Yahwéh de los Ejércitos los convertirá en cenizas y no les dejará ni raíz ni rama. . . serán polvo bajo los pies de ustedes.” (Malaquiah 4:1-3 [3:19, 20] Versión Israelita Nazarena, inédita).

“Estos sufrirán la pena de eterna destrucción y exclusión de la presencia del [Maestro] y de la gloria de su poder, cuando venga en aquel día.” (2 Tesalonicenses 1:9, 10 Versión Latinoamericana, evangélica).

“Ningún homicida tiene vida eterna permanente en él.” 1 Juan 3:15 Versión Reina-Valera, evangélica).

Me pregunto qué van a hacer con pasajes como estos los predicadores del “tormento eterno.” ¿Por qué nunca los usan en sus sermones? La respuesta es obvia. Ellos enseñan que los impíos tendrán vida eterna en el infierno, lo cual muchos saben que es una mentira. La vida eterna viene únicamente mediante la aceptación del sacrificio expiatorio del Mesías. La vida y la muerte son términos opuestos y excluyentes. La vida eterna es para los justos y la muerte para los impíos, esto se dice una y otra vez en todas las Escrituras, centenares de veces.

Un entendimiento correcto de este tema es casi una necesidad para la perseverancia espiritual. Por siglos ha sido la enseñanza de la iglesia oficial que el Creador, antes de crear al hombre, había preparado un gran abismo de fuego y terrores, capaz de contener a todos los billones de seres humanos que él se propuso premeditadamente traer a la existencia con el propósito de arrojarlos allí, y a ese abismo lo llamó infierno; y que todas las promesas y amenazas de la Biblia fueron diseñadas para prevenir a cuantos fuere posible (un rebaño pequeño) de practicar el mal que haría de ese terrible lugar su hogar eterno.

A los cristianos se les ha enseñado por tanto tiempo que el fundamento de esa terrible blasfemia contra el carácter y el gobierno del Creador se encuentra en la Biblia, que por consiguiente, al grado en que esa creencia haga tambalear su fe, a ese grado se tambalea su creencia en la Biblia como la revelación del verdadero Creador. Pero la Biblia no enseña semejante cosa cuando se entiende correctamente.

“Infierno” es una palabra latina

El Antiguo Testamento fue escrito en hebreo, y el Nuevo Testamento en hebreo, arameo y griego. La palabra infierno es una palabra latina seleccionada algunas veces por los traductores de la Biblia española para expresar el sentido de la palabra hebrea sheol y de las griegas hades, guehena y tártaro.

La palabra infierno en el español antiguo simplemente significaba oculto, escondido, o cubierto. Y lo mismo en inglés. En la literatura inglesa antigua se hallan registros que hablan de “infernar” papas -es decir, poner papas en hoyos- y de “infernar” una casa, refiriéndose a ponerle techo. La palabra infierno (hell) se usó entonces apropiadamente como sinónimo de las palabras enterrar y hoyo, para traducir las palabras sheol y hades como significando la condición secreta u oculta de la muerte.

La palabra hebrea sheol ocurre sesenta y cinco veces en el Antiguo Testamento. En la Versión Reina-Valera, revisión del 1960, se vertió sheol como “Seol” 63 veces y “sepulcro” 2 veces. Pero en la Reina-Valera más antigua, del 1934, sheol se traduce “sepulcro” 31 veces; “sepultura” 13; “infierno” 11; “abismo” 3; “profundo” 3; “huesa” 2; “hoyo profundo” una vez; y “fosa” una vez.

Si los traductores que hicieron la revisión del 1960 no hubieran estado comprometidos con el error, habrían hecho más para ayudar al estudiante de las Escrituras que meramente transliterar la palabra hebrea sheol y la griega hades como lo han hecho. Debieron haber traducido esas palabras, sin embargo nos ofrecen las palabras sheol y hades sin traducir, y así pueden llevar a algunos a suponer que estas palabras significan lo mismo que la palabra infierno, según su significado moderno pervertido. Sin embargo, cualquiera puede ver que si fue apropiado traducir la palabra sheol tantas veces como sepulcro y sepultura en el 1934, no habría sido impropio traducirla siempre así en el 1960.

Una peculiaridad que debe observarse al comparar estos casos, como haremos en breve, es que los pasajes en los que la idea de un tormento seria absurda, los traductores de la Versión Reina-Valera han usado las palabras sepultura u hoyo; mientras que en los demás casos han usado la palabra infierno, y el lector entrenado por tanto tiempo en la idea del tormento eterno, lee la palabra infierno y piensa en ella como que significa un lugar de tormento en vez de la sepultura o el lugar oculto. Por ejemplo, compare Job 14:13 con Salmo 9:17. El primero dice: “¡Oh quién me diera que me escondieses en el sepulcro (sheol);” mientras el último dice: “Los malos serán trasladados al infierno (sheol). ” La palabra hebrea es la misma en ambos casos, no hay razón para que no se use la misma palabra sepulcro en ambos. ¡Pero cuán absurdo sería que Job le pidiera al Todopoderoso que lo escondiera en un infierno de tortura eterna!

Como notamos antes, la palabra hebrea sheol ocurre 65 veces en el antiguo Testamento, y en todos los casos significa lo mismo. No significa un lago de fuego y azufre, ni nada que se le parezca, en lo más mínimo. Todo lo contrario, en vez de un lugar de fuego ardiente, se lo describe en el contexto como un lugar oscuro (Job 10:21); en vez de un lugar donde se oyen gritos y lamentos, se lo describe en el contexto como un lugar de “silencio” (Salmo 115:1 7); en vez de representar de manera alguna dolor y sufrimiento, el contexto lo describe como un lugar de “olvido” (Salmo 88:11,12). “En el sepulcro (sheol), a donde vas, no hay obra, ni trabajo, ni ciencia, ni sabiduría. ” -Eclesiastés 9:10. (¡Hasta en la revisión del 1960 tradujeron aquí sheol como “sepulcro”!)

El significado de sheol es el “lugar oculto”, según se aplica a la condición del hombre en la muerte, en la cual todo está oculto, excepto para el ojo de la fe; de ahí que por asociación apropiada la palabra se usara a menudo en el sentido de sepultura -la tumba, el lugar oculto, o el lugar después del cual solamente los que tienen iluminado el ojo del entendimiento pueden ver una resurrección, o la restitución del ser. Y nótese particularmente que esa misma palabra sheol se traduce 31 veces como “sepulcro”, 13 como “sepultura”, y “hoyo profundo” y “fosa” dos veces en nuestra versión Reina-Valera antigua, por los mismos traductores, más veces que las que se tradujo ” infierno. ” En el caso de Jonás, el lugar oculto, o sepulcro, era el vientre de un pez enorme, donde Jonás estuvo sepultado vivo y desde donde clamó al Todopoderoso.

Pasajes en los que sheol se tradujo como infierno en la versión Reina-Valera antigua:

2 Samuel 22:6 – “Me rodearon los dolores del infierno. ” (Una figura en la que se representa el dolor como llevando a uno a la tumba).

Job 11:8 – “[El rastro del Todopoderoso] es más alto que los cielos: ¿qué harás? Es más profundo que el infierno: ¿cómo lo conocerás?”

Salmo 9:17 – “Los malos serán trasladados al infierno [la condición de muerte], todas las gentes que se olvidan del Poderoso.” (Que la aplicación de este pasaje pertenece a la Era venidera es evidente, porque tanto santos como pecadores van al sheol ahora. Este pasaje indica que en el tiempo en que aplica, solamente los malos irán al sheol.)

Salmo 55:15-“Condenados sean a muerte, desciendan vivos al infierno.”

Proverbios 15:11 – “El infierno y la perdición están delante de [Yahwéh]: ¡cuánto más los corazones de los hombres!”

Proverbios 15:24 – “El camino de la vida es hacia arriba al entendido, para apartarlo del infierno abajo.”

Proverbios 23:14- “Tú lo herirás con vara y librarás su alma del infierno.” (Es decir, la corrección salvará al niño de los caminos de vicio que llevan a una muerte prematura).

Isaías 14:9 – “El infierno abajo se espantó de ti; te despertó muertos que en tu venida saliesen a recibirte…” (en los versos 11 y 15 la misma palabra sheol se traduce “sepulcro”).

Ezequiel 32:21 – “De en medio del infierno hablarán a él los fuertes de los fuertes.” (En el verso 27 la misma palabra sheol se tradujo “sepulcro”).

Amós 9:2-“Aunque cavasen hasta el infierno, de allá los tomará mi mano.”

Habacuc 2:5 – “Que ensanchó como el infierno su alma.”

He aquí treinta y cinco pasajes en los que se tradujo sheol como ” sepultura, ” ” sepulcro, ” ” huesa, ” ” fosa “, “hoyo,” o “abismo. ”

Génesis 37:35; Génesis 42:38; Números 16:31-33; 1 Samuel 2:6; 1 Reyes 2:6,9; Job 7:9; 14:13; 17:13; 17:16; 21: 13; 24:19; Salmos 6:5; 30:3; 31:17; 49:15,15; 88:3; 89:48; 141:7 Proverbios 1:12; 30:15,16; Ecle.9:10; Cantares 8:6; Isaías 14:11; 38:10; 38:18; Eze. 31:15; Oseas 13:14.

El Infierno en los Escritos Apostólicos (“Nuevo Testamento”)

En los Escritos Apostólicos (Nuevo Testamento), la palabra griega hades corresponde exactamente a la palabra hebrea sheol. Como prueba, véase la cita del Antiguo Testamento que hace el apóstol Pedro, en la que se traduce sheol como hades en griego, e infierno en el español de Reina-Valera del 1602. Hechos 2:27: “No dejarás mi alma en el infierno. ” [De este pasaje bíblico traducido así en esta versión evangélica y también en la católica es que surge la frase del credo católico “descendió a los infiernos.”] Esto es una cita del Salmo 16:10, donde en la misma Reina-Valera se traduce: “Porque no dejarás mi alma en el sepulcro,” aclarándose así que lo que se ha llamado equivocadamente el “infierno” no es otra cosa que el sepulcro, donde están todos los muertos, buenos y malos, y donde estuvo el Salvador por tres días.

Los que aman al Creador y quieren eliminarle la calumnia de ser un ser inmisericorde y cruel, cambiarán alegremente su punto de vista y aceptarán una explicación más razonable y más bíblica, que también elimina de la Biblia otras aparentes contradicciones.

Lo anterior es un ruego en defensa del carácter del Creador, y humildemente suplicamos que todos esos predicadores, y todo los que lean lo siguiente, por su amor al Todopoderoso, estén dispuestos a recibir corrección y contribuir así a quitar esa deshonrosa calumnia contra nuestro Creador.

Siendo que las Sagradas Escrituras son el producto del Espíritu Santo que habló a través de hombres inspirados, no puede haber contradicción en su testimonio. Rogamos al lector que medite en estos pasajes, especialmente en Malaquías 4 y Abdías 1 :18, los cuales nos enseñan que a los impíos no se les dejará ni raíz ni rama sino que serán cenizas bajo los pies de los justos, y que serán como si nunca hubieran existido, porque su castigo será “destrucción eterna,” 2 Tesalonisenses 1:9.

La explicación correcta de pasajes aparentemente contradictorios

Mientras estuve en Estados Unidos sostuve muchas discusiones públicas con ministros sobre este tema, y el siguiente es un pasaje que todos ellos han usado ignorantemente en estos debates.

“Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada; y del Poderoso descendió FUEGO DEL CIELO, Y LOS CONSUMIÓ. Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.”

Ellos siempre le decían a la gente que los que van a ser así atormentados son los pecadores, cuando lo que dice el pasaje es que son Satanás y la Bestia y el Falso profeta, los últimos de los cuales no son personas sino símbolos de organizaciones falsas.

La respuesta es sencilla: Nótese que en el verso nueve, hablando de los impíos, dice: “Descendió fuego del cielo Y LOS CONSUMIÓ. ” No dice que ese fuego los mantuvo vivos ni los torturó para siempre sino que los CONSUMIÓ. La definición de consumir es “devorar y poner fin.” Así este pasaje está en plena armonía con todos los demás con relación al destino final de los impíos.

En cuanto al diablo, sin embargo, la frase “por los siglos de los siglos” en hebreo tiene un límite. Se refiere al tiempo que la cosa misma dure. Puedo darle a alguien un objeto, y él podría preguntarme: “¿Por cuánto tiempo lo puedo tener?” y yo le diría: “Oh, consérvalo para siempre. ” Eso significa mientras el objeto dure o mientras la persona viva. Este el mismo significado del texto relativo al diablo. Pero recuerde que dice que el fuego devora o consume a las personas impías, lo cual está en plena armonía con el resto de las Escrituras.

Daniel 12:2 dice como sigue: “Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua. ” Este pasaje no dice tortura eterna, o sufrimiento eterno, como interpretan los predicadores modernos. Dice “vergüenza perpetua”. El diccionario de Webster define “vergüenza” como “los sentimientos o acciones de una persona hacia algo que considera bajo, indigno, o inmerecedor de consideración. ” Esto significa simplemente los sentimientos o las acciones de la gente hacia los impíos, y no tiene nada que ver con tortura o con sufrimientos sin fin de esas personas impías. Dejemos el pasaje como está y creamos exactamente lo que dice, y no tratemos de añadirle algo diferente que pueda difamar el carácter del Todopoderoso.

Mateo 25:46 dice: “E irán estos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna,” (Reina-Valera del 1960). Si los impíos fueran atormentados para siempre en un infierno, ellos también tendrían vida eterna. La recompensa de los justos es la “vida eterna” pero nunca se le aplica tal término a los impíos. Al contrario, se nos dice: “Ningún homicida tiene vida eterna permanente en él,” (1 Juan 3:5). La vida eterna que da el Creador se le infunde a la persona mediante la permanencia del espíritu santo en ella, el cual ningún impío tiene ni tendrá, y por lo tanto no podrá jamás tener vida eterna, no importa dónde se encuentre.

Este pasaje nos dice que los impíos tendrán un castigo eterno pero no nos dice cuál será ese castigo. Otros pasajes nos dicen cuál será ese castigo y todos concuerdan en decir que será la muerte, la destrucción, la aniquilación, el dejar de ser.

Si nuestros tribunales tuvieran el poder de matar a un hombre y dejarlo muerto por cinco años para luego traerlo de nuevo a la vida, su castigo seria un castigo de cinco años. Lo mismo sucedería si el castigo fuera de 50 años. Los impíos irán a esta clase de castigo para siempre. Es eterno porque una vez que sean destruidos nunca más volverán a ser resucitados. Como dice el profeta, “serán como si no hubieran sido.”

Marcos 9:47,48. – “Y si tu ojo te fuere ocasión de caer, sácalo; mejor te es entrar en el reino del Todopoderoso con un ojo, que teniendo dos ojos ser echado al infierno, donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga.”

Si usted tiene una Biblia con referencias marginales, notará que hay un numerito o una letra pequeña al lado de la palabra “infierno”, que lo refiere al margen donde dice “gehena. ” Todo Diccionario Bíblico le dirá que la palabra “gehena, ” o “guehena ” es el nombre del valle que colinda con Jerusalem por el sur, conocido también como el “Valle de Hinom.” En ese valle era que se echaba toda la basura de la ciudad, y también los cadáveres de asnos, camellos y otros animales. Constantemente se mantenía el fuego ardiendo para consumir esos cadáveres. Mientras que alrededor, donde el fuego no consumía toda la carne, los gusanos estaban constantemente consumiendo lo que quedaba. Busque la palabra “guehena” también en el Diccionario de Webster. Allí le dice: “El valle de Hinom cerca de Jerusalem donde se arrojaban desperdicios y se mantenían fuegos ardiendo constantemente para prevenir la pestilencia, por lo tanto, un lugar de crematorio.”

Eso era exactamente a lo que se refería el Maestro, ni más ni menos. Él dijo “guehena”, y eso es lo que usted encuentra en la forma griega que nuestra versión Valera incorrectamente tradujo como infierno.

Cuando vivía en Jerusalem hace treinta años, los fuegos todavía ardían en este valle. Desde entonces, sin embargo, los camiones han tomado el lugar de los asnos y los camellos, que se usaron por miles de años previamente, y debido a lo rocoso del suelo se hacía imposible sepultar los cadáveres de esos animales, por eso disponían de ellos en ese profundo valle.

Lucas 16:19-31. La parábola de “Lázaro y el rico.” Este es el pasaje que más a menudo usan los defensores del ” infierno de fuego ” para inspirar miedo al tormento eterno en el corazón de la gente, rebajando así el carácter del Todopoderoso, a quien todas las Escrituras proclaman como un Padre misericordioso y amante.

Reclaman ellos que este relato del rico y Lázaro es un hecho literal, y que aplica a todos los justos y a los impíos, quienes serán tratados según se indica en el relato. Sin embargo no se dice una palabra allí acerca de buenos y malos, ni de que uno fuera justo y el otro impío, solamente que uno era rico y el otro pobre. Por consiguiente, si esto fuera un hecho literal, y no una parábola como en realidad es, ese seria el destino de todos los ricos y el futuro de todos los pobres.

Además, si esto describe el futuro de todos los justos y los impíos, como reclaman, entonces el cielo y el infierno están tan cerca que se puede ver y hablar de uno al otro lado, y las desafortunadas personas que estuvieran en el infierno podrían reconocer a sus parientes en el cielo y pedirles que vinieran al infierno a ayudarlos (verso 23). Ciertamente el cielo no seria un lugar tan placentero en el cual estar cuando la gente que lo conoció a usted estaría suplicándole que fuera allá al infierno para refrescar sus lenguas en las llamas. Además Abraham le dijo a Lázaro que los que estuvieran en el cielo no podían ir al infierno a ayudar a la gente porque había un abismo entre ellos (verso 26). Así que no habría satisfacción ni alegría en el cielo por causa de la agonía de los infortunados en el infierno.

La verdad es que esta es una parábola acerca de los judíos y los gentiles, como demostraremos aquí, y no es un hecho literal que pueda arrojar reproche sobre el carácter de un Creador sabio y misericordioso y destruir los placeres de la vida eterna para los justos.

Para probar que eso es una parábola, el capítulo 15:1 dice “Se acercaban a él todos los publicanos y pecadores para oírle. ” En Mateo 13:34 se nos dice que él solamente le hablaba a la multitud en parábolas. Por lo tanto esa era una parábola porque él le estaba hablando a la multitud. Al principio del capítulo 16 tenemos la parábola del “mayordomo infiel”, que generalmente se entiende y se admite que es una parábola de la nación judía cuya mayordomía se les quitó. El verso 3 ese mayordomo dice: “No puedo cavar; y mendigar me avergüenza. ” Los judíos en su dispersión por todo el mundo, después de haber perdido su mayordomía, no han sido cavadores, esto es agricultores, ni han sido mendigos, sino que han bregado con mercancía, y han hecho amigos de las injustas riquezas, tal como establece esa parábola.

De igual manera en la parábola de Lázaro y el rico, el rico que murió representa espiritualmente a la nación judía, y el pobre Lázaro representa a los gentiles, y esto lo demostraremos. La mayordomía se le quitó a la nación judía, y ellos fueron “llevados cautivos a todas las naciones, ” (Lucas 21:24). Han estado bajo el fuego de la persecución, han sido saqueados y asesinados, destruidos en cámaras de gas, acribillados y aprisionados durante este periodo de los tiempos de los gentiles. Yahwéh dijo: “Los esparciré entre sus enemigos, y sacaré la espada tras ustedes, para castigarlos siete veces más por sus pecados,” (Levítico 26:21-31). En Deuteronomio 32:24 dice concerniente a los judíos: “Serán quemados con hambre y devorados por calor ardiente y por amarga destrucción.” Todo esto les ha sucedido. Verdaderamente entraron en un mundo de castigo como se describía en la parábola.

El pobre representa a los gentiles (Efesios 2:11, 12): “Recuerden pues que ustedes eran en otro tiempo gentiles en la carne… que en ese tiempo estaban sin el Mesías, extranjeros a la ciudadanía de Israel, ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Poderoso en el mundo.”

Aquí se habla de Israel como de un hombre rico, y de los gentiles como sin esperanza y sin el Todopoderoso. El verso siguiente (13) se dice que se han hecho cercanos por la sangre del Mesías. En Romanos 6:10, 11 se habla de los gentiles como sigue: “Pero en cuanto a que murió, murió para el pecado una sola vez… por tanto cuéntense ustedes muertos al pecado, pero vivos para el Poderoso.” Así es como mueren los gentiles (el pobre), y luego son recibidos a las bendiciones del seno de Abraham, como lo fue el pobre de la parábola, quien en esta parábola comía de las migajas que caían de la mesa del rico, la mesa judía, “porque a ellos les fueron encomendados los oráculos del Poderoso.” Rom. 3:1, 2.

En Efesios 2:14 leemos de la pared divisoria entre los judíos y los gentiles, tal como se habla en Lucas 16:26 de un abismo tal que nadie puede pasar de un lado al otro en la parábola. Además el rico (el pueblo judío) dice que tiene cinco hermanos (verso 28), lo cual se refiere a las cinco sectas religiosas entre los judíos de aquel tiempo, es decir, los fariseos, saduceos, herodianos, esenios, y nazarenos.

Los últimos dos versos de esta parábola muestran otra vez que tiene que ver con los judíos y que estos cinco hermanos eran judíos, porque dice: “pues si no oyen a Moisés, tampoco se persuadirán si uno se levanta de los muertos.” Y ellos no se persuadieron después de la resurrección del Mesías, que se levantó de los muertos.

(El autor de este folleto vivió y murió en Jerusalem, donde ejerció un ministerio de muchos años en favor de judíos y gentiles.)

sep 01

La esperanza del Reino en la Congregación Primitiva

Por Yosef Aharoni

Copyright 1992, 2004

Primera impresión 1992
Segunda impresión 2004

Todos los derechos reservados.

En los círculos teológicos se discuten actualmente tres interpretaciones en cuanto al lugar donde estarán los santos durante el reino milenario del Mesías. Analíce esto tomando en cuenta la importancia que tiene la antigüedad de una creencia. Considere que la información sufre cambios a través de las épocas. Por lo tanto mientras más antigua sea una información más cercana estará a la fuente original.

1a. La primera interpretación, y la más antigua, dice que todos los salvados estarán con el Mesías en la tierra reinando sobre las naciones durante el reino milenario del Mesías. Esta es la interpretación más antigua, ha sido el entendimiento histórico del judaísmo en todas las épocas, y es el entendimiento de la gran mayoría de iglesias cristianas evangélicas.

2a. La segunda interpretación, surgida en los círculos adventistas de Norteamérica para el 1886, dice que todos los santos estarán en el cielo durante el Milenio realizando un juicio sobre los impíos, que para ese tiempo estarán todos en sus tumbas.

3a. La tercera interpretación, y la más reciente, dice que de entre todos los discípulos del Mesías sólo 144,00 irán al cielo para reinar desde allá con él sobre los asuntos de la tierra durante el Milenio (o durante tres años y medio).

En este estudio vamos a demostrar que la enseñanza evidente de las Sagradas Escrituras es la posición número uno, confirmada también por la historia del desarrollo de las doctrinas en la cristiandad.

¿QUE ESPERABAN LOS DISCIPULOS DEL MESIAS?

Cuando el Mesías estuvo en la Tierra de Israel con sus discípulos les hizo unas declaraciones sobre el futuro que podrían interpretarse de varias maneras, como la de Juan 14:1‑3. Por lo tanto era importante que antes de partir se reuniera con ellos para enseñarles más claramente a los discípulos el correcto entendimiento de sus declaraciones mesiánicas.

Poco antes del Mesías subir al cielo para ser entronizado como Rey de reyes en el año 33 E. C. estuvo por espacio de cuarenta días con sus discípulos explicándoles “las cosas concernientes al reino de Yahwéh” (Hechos 1:3). Es seguro que el Mesías les indicó a sus discípulos dónde estarían ellos durante el Reino mesiánico. Sin embargo al final de aquella última reunión los discípulos todavía entendían que el Reino le sería restaurado a Israel en la tierra. Por eso preguntaron: “Maestro,¿es AHORA cuando le vas a restaurar el reino a Israel (Hechos 1:6).

Note que ellos no preguntaron dónde habría de ser el Reino, pues ellos ya sabía que sería en Israel. Si hubieran estado equivocados en cuanto a esa expectativa Yahshua los habría corregido. Anteriormente les había dicho: “Estas cosas se las he hablado en parábolas; pero viene la hora en que no hablaré más en parábolas, sino que les manifestaré claramente las cosas del Padre,” (Juan 16:25). Y ahora que los volvía a ver no los iba a dejar con una idea errónea.

Ese era el momento de aclarar las cosas. Sin embargo, solamente les dijo: “No les toca a ustedes saber los tiempos y las fechas que el Padre ha puesto bajo su propia autoridad. ” (Hechos 1:7). Lo único que les vedó saber fue la fecha de su venida, porque solamente el Padre la sabe,

¿Considera usted razonable que el Mesías resucitado hubiera dejado a los discípulos con la idea de una restauración física del Reino a Israel si eso hubiera sido una idea errónea? Esa expectativa de los Once concuerda perfectamente con el mensaje de Pablo en 1Corintios 11.

Algunos años más tarde se convirtió a la fe mesiánica un fariseo de Tarso llamado Shaúl, quien narra una experiencia interesante en el primer capítulo de su carta a los gálatas. En Gálatas 1:16 y 17 dice él que después de su encuentro con el Maestro no consultó con ninguno de los apóstoles anteriores sino que se fue a Arabia, y después regresó a Damasco.

Después de tres años subió a Jerusalem. Más tarde se fue a las regiones de Siria y Cicilia, donde se quedó CATORCE AÑOS. Al final de los catorce años subió a Jerusalem y habló privadamente con los dirigentes de la Comunidad Mesiánica y, después de oírlos, dice: “…pero no me impartieron nada nuevo,” (Gal. 2:6).

Durante esos catorce años Shaúl (Pablo) recibió revelaciones del futuro de la Comunidad Mesiánica y del mundo, de las que habla en sus cartas. Por lo tanto recibió aún más instrucción sobre el Reino mesiánico que los demás apóstoles. Y en todas partes, aún en la cárcel, se pasaba “predicando el mensaje del Reino,” (Hechos 28:3 l).

Considere esto: ¿No abundaría Shaúl (Pablo) en explicaciones sobre el Reino en el cielo si este hubiera sido un entendimiento nuevo para los discípulos? Recuerde que los discípulos heredaron del judaísmo su expectativa del Reino en la tierra.

De manera que si alguien entendió bien dónde va a ser el Reino y dónde van a estar los santos durante ese reino, ese es Shaúl (Pablo). Y él impartió su enseñanza a las Comunidades Mesiánicas primitivas mediante cartas.

Por eso es sumamente importante que analicemos lo que se dice en las cartas del apóstol Shaúl sobre el reino y la esperanza para el futuro. Porque lo que él enseña en sus cartas era la esperanza de la Comunidad Mesiánica primitiva, por lo menos hasta finales del siglo primero. Después de eso la Comunidad se corrompió y entró toda clase de enseñanzas distintas que los apóstoles no conocieron.

EL TESTIMONIO DE LOS ESCRITOS APOSTOLICOS

Sobre la esperanza de la restauración

El autor del libro “Hechos de los Apóstoles” nos dice que el apóstol Pedro (Shimón Kefá) estaba una vez en el Templo de Jerusalem y se puso a predicar un mensaje sobre el Mesías. Entre otras cosas, dijo en esa ocasión unas palabras que demuestran claramente cuál era la esperanza apostólica antes de la conversión de Sahúl:

“Así que arrepiéntanse y conviértanse para que queden borrados sus pecados, para que vengan tiempos de refrigerio de la presencia de Yahwéh, y que él envíe a aquel Mesías que de antemano se les había designado a ustedes, es decir, a Yeshúa. ES NECESARIO QUE EL CIELO LO RETENGA HASTA LOS TIEMPOS DE LA RESTAURACION DE TODAS COSAS, de la cual habló Yahwéh por boca de sus santos profetas de la antigüedad. (Hechos 3:19‑21.)

Note cuidadosamente: Si “es necesario que el cielo lo retenga” es porque está en el cielo. No está aquí ahora, como han creído algunos, porque el cielo lo retiene. Y que el cielo aún lo retiene es obvio porque todavía no se ha realizado la restauración de todas las cosas. Cuando el cielo deje de retenerlo, entonces volverá a la tierra.

Y note que Pedro llama a ese tiempo posterior al regreso del Mesías “la restauración de todas las cosas.” No es antes ni después del Milenio que el Mesías va a restaurar todas las cosas, sino durante el periodo de su reino milenario. Así que la esperanza que Pedro predicaba no era la esperanza de salir volando de este planeta para ir a vivir a las regiones etéreas del cielo, sino la “restauración de todas las cosas” en esta tierra al regreso del Mesías. Y esa restauración de todas las cosas la proclamaron antes los profetas hebreos en pasajes como Isayah 2:1‑5; 66:22‑24; Jeremíah 3:18,2 1; Zakaryah 14; y Malakíah 4:1‑3.

Considere esto: ¿A qué se refería Pedro con “la restauración de todas las cosas?” ¿Por qué no concuerda esa esperanza con la idea de que saldremos volando de este mundo para ir al cielo?

Sobre la esperanza de la redención del cuerpo

El rabí Shaúl nos habla de “la gloria que se va a revelar en nosotros” y de que la humanidad “espera que la liberten de la esclavitud de la corrupción para entrar en la gloriosa libertad de los hijos de Yahwéh.” Y el llama a esa liberación “la redención de nuestro cuerpo;” (Romanos 8:18,21,23.) En 2 Corintios 5:1 llama a nuestro cuerpo mortal presente, “nuestra casa terrestre,” y llama al nuevo cuerpo inmortal que nos dará el Mesías “el edificio de Yahwéh, una casa eterna hecha en los cielos. ” En el verso 2 dice algo sumamente interesante; dice que “seremos REVESTIDOS de nuestra morada que viene del cielo;‑ si es que nos encontramos vestidos en ese día y no desnudos.”

Es claro que en sus metáforas del verso 2 “vestido” significa estar vivo, mientras que “desnudo” significa estar muerto. Él deseaba estar vivo (“vestido”) cuando regresara el Mesías. No deseaba ser “despejado” (morir) 4 sino más bien ser revestido para que lo mortal en nosotros quede absorbido por la vida”. (Verso 4.)

Y en ese ser “revestidos” Pablo enseña claramente que “los que quedemos vivos hasta la venida del Maestro no nos adelantaremos a los que murieron Pues cuando el propio Maestro baje del cielo… los que murieron en el Mesías resucitarán primero; luego nosotros, los que hayamos permanecido vivos, seremos arrebatados en las nubes JUNTAMENTE CON ELLOS para salir al encuentro del Maestro en el aire,” (1 Tesalonicenses 4:15‑17).

Pablo no visualiza a unos creyentes reinando en el cielo mientras otros quedan en la tierra. Tampoco visualiza que los resucitados serán arrebatados al cielo al momento de la venida mientras que los demás serán arrebatados tres años después, como dicen otros. Todos serán arrebatados JUNTAMENTE para salir al encuentro del Maestro que viene a reinar.

Considere: ¿Cuándo será la reunión de los fieles con el Maestro? Note que todos se reunirán con él a la misma vez. Si un número de ellos se reunieron con él en el 1914, como enseñan algunos, mientras que hay ahora mismo otros que no se han reunido con él, ¿no es esto una contradicción?

En el pasaje de 1 Corintios 51:35‑55 Pablo discute lo relativo a la naturaleza de la “morada” o “casa” hecha en el cielo y que se nos va a dar cuando venga el Mesías: el cuerpo inmortal. La pregunta de Pablo es: “¿Con qué clase de CUERPO saldrán?” (Verso 35.) Por medio de comparaciones establece que hay dos clases de cuerpos: “…hay cuerpos celestes y cuerpos terrestres, ” (verso 40). Al cuerpo incorruptible de la resurrección (verso 42) lo llama cuerpo espiritual” en el verso 45. Porque “así como hemos llevado la imagen del [hombre] terrenal [Adam], llevaremos también la imagen del [Hombre] celestial [Yeshúa].”

¿Y cómo es ese cuerpo espiritual? Igual al que tenía Yeshúa después de resucitar de entre los muertos, porque, como dice Pablo, “él transformará nuestro vil cuerpo para que sea semejante a su cuerpo glorioso, (Filipenses 3:2 1). Miryam la magdalena lo tocó, por lo que él tuvo que decirle: “No me sigas tocando, que todavía no he subido donde el Padre;” (Juan 2017).

Considere esto: ¿Cómo sabemos que el cuerpo de los que resuciten para el Reino será un cuerpo de carne y hueso, aunque inmortal?¿No iban a ser Adam y Eva inmortales si no hubieran pecado, aunque eran de carne y hueso?

Algunos enseñan que Yeshúa resucitó como un espíritu, que ya no tiene un cuerpo físico como antes. Los discípulos tocaron a Yeshúa cuando se les apareció en Jerusalem. Cuando le vieron “pensaban que estaban viendo un espíritu”. (Lucas 24:3 8.) Pero Yeshúa, que nunca mintió ni engañó a nadie, les dijo: “Miren mis manos y mis pies, que soy yo mismo; pálpenme y vean, porque un espíritu no tiene CARNE Y HUESOS como ustedes ven que yo tengo.” (Versos 39 y 40). Y hasta comió delante de ellos. (verso 43).

Los que conocen los modismos hebreos saben que la expresión “carne y huesos” se usa para denotar un cuerpo material, mientras que “carne y sangre” es una expresión distinta, un hebraísmo que significa “persona mortal.” El cuerpo del resucitado Yeshúa no es mortal (carne y sangre) pero sí es un cuerpo material (carne y hueso). Esto es evidente en la Escritura.

Si la esperanza de los apóstoles hubiera sido ir al cielo sus escritos estarían llenos de alusiones a esa entrada al cielo y a una vida en las regiones celestiales. Pero lo que encontramos es una abundancia de alusiones al regreso del Maestro a la tierra, y a la vida eterna con él. En la carta a Tito (2:13) Pablo habla de que estaban “aguardando la feliz esperanza: la manifestación del Mesías Yeshúa, gloria del gran Poderoso y Salvador nuestro,” (Nueva Biblia Española). Y en Tito 3:7 habla de la “esperanza de una vida eterna.” Ni rastros de la idea de que irían al cielo. Al contrario, cuando Pedro habla de la vida eterna, representada por una corona, habla de ella como algo que baja a la tierra.

Note esto: “…una esperanza viva… para obtener una herencia incorruptible… herencia que está guardada en los cielos para ustedes… la salvación que está lista para revelarse en el tiempo final. (1 Pedro 1: 3‑5.) “Por lo tanto… tengan su esperanza puesta completamente en el favor QUE SE LES TRAERÁ en el tiempo cuando se revele Yeshúa el Mesías”; (Verso 13.) Es claro en este pasaje que la salvación, la vida inmortal, no tendremos que ir a buscarla al cielo sino que se nos traerá acá a la tierra. El Maestro mismo dijo: “Miren que vengo pronto y traigo conmigo el galardón para recompensar a cada uno según sea su obra,” (Revelación 22:12).

Considere esto: ‑¿Qué indica el hecho de que en los escritos apostólicos haya una notable ausencia de referencias a una esperanza de ir a vivir al cielo.

Pedro también habla de que se nos dará “amplia entrada en el Reino eterno de nuestro Soberano y del Salvador Yeshúa el Mesías,” (2 Pedro 1: 1 l Nueva Biblia Española). ¿Se menciona en otra parte ese mismo reino con palabras semejantes, y se nos dice en qué consiste ese reino? Sí, en Revelación 11: 15 se dice que al tocar la séptima trompeta, la última, “se oyeron grandes voces en el cielo que decían: ‘EL REINO DEL MUNDO ha venido a ser EL REINO DE NUESTRO SOBERANO Y DE SU MESIAS.”

¿Se da cuenta? “El reino del mundo pasa de manos de Satán a manos de Yahwéh y del Mesías Yeshúa. No se trata de un reino en el cielo sino “el reino del mundo. ” Lo mismo que había dicho el profeta Daniel, que “el reinado y el dominio y la grandeza que pertenece a todos los reinos debajo del cielo se les dará al pueblo de los santos del Altísimo;” (Daniel 7:27). “Debajo del cielo” significa obviamente sobre la tierra.

Considere esto: ¿Dónde se encuentra actualmente el reino que va a pasar a ser el reino de Yahwéh y de su Mesías? ¿No se refiere a los gobiernos actuales que dominan sobre las naciones de la tierra?

LA RECOMPENSA

Yeshúa dijo que cuando venga traerá consigo la recompensa de cada uno. Algunos han creído que esa recompensa es ira morar al cielo. Pero ¿qué dice la Escritura? El Sabio Salomón enseñó que el justo será recompensado EN LA TIERRA pero que los malvados serán eliminados de ella (Proverbios 10:3 0 y 11: 3 1)

De manera que cualquiera que sea la recompensa será otorgada aquí en la tierra. En Hebreos 11:26,40 se nos aclara cuál es la recompensa. En el verso 26 dice que Moisés “tenía su vista puesta en LA recompensa. ” Y en el verso 40, hablando de todos los santos que murieron en el pasado, dice: “Pues Yahwéh había preparado algo mejor para nosotros y no quiso PERFECCIONARLOS aparte de nosotros.”

De manera de LA RECOMPENSA consiste en SER PREFECCIONADOS. ¿Se da cuenta? Si Yahwéh no quiso perfeccionar a Moisés ni a Enoc antes de nosotros, ¿por qué habría de perfeccionar a Pedro o a Juan o a cualquier otro antes de nosotros?

Considere esto: ¿Han recibido algunos ya la recompensa prometida?¿Cuál es esa recompensa?

LA HERENCIA

No hay que confundir la recompensa con la herencia. La recompensa claramente es la inmortalidad, la perfección. Esa recompensa la recibiremos instantáneamente en el momento de la resurrección de los muertos en el Mesías y la transformación de los que queden vivos para su venida. La herencia, sin embargo, es otra cosa. Veamos qué tiene que decir la Escritura sobre la herencia de los salvados:

A. Yahwéh creó esta tierra para ser la morada eterna de su creación humana. No creó al hombre como los ángeles para habitar en el cielo. “Los cielos pertenecen a Yahwéh, pero la tierra la entregó al hombre.” (Salmo 115:16). “Él hizo… a todas las naciones de los hombres, para que habitaran sobre toda la faz de LA TIERRA; y les ha fijado… los límites de su habitación.” (Hechos 17:26).

B. La promesa de la tierra restaurada a una perfección edénica no es para unos pocos de los justos sino para todos los justos. “Y tu pueblo, todos ellos justos, poseerán LA TIERRA para siempre.” (Isayah 60:2 1.

C. Al contrario de lo que creen algunos, los que serán quitados de la tierra no son los justos sino los impíos. “El justo nunca será removido; el malvado no habitará LA TIERRA.” (Proverbios 10:30)

D. La Escritura enseña claramente que los salvados serán reyes y sacerdotes para ejercer su reinado en la tierra. “Y los has hecho un reino de sacerdotes para nuestro Poderoso; Y REINARAN SOBRE LA TIERRA.” Ese reinado sobre la tierra no puede referirse a un tiempo después del Milenio porque según Revelación 20:4‑6 se especifica claramente que el reinado de los santos con el Mesías se limita a 1,000 años. Entonces, según nos dice Pablo: “Después viene el fin, cuando él ENTREGARA EL REINO AL PODEROSO Y PADRE SUYO, después de haber destruido todo dominio, y toda autoridad y poder. Porque el Mesías tiene que reinar hasta que ponga a sus enemigos bajo sus pies… entonces el mismo Hijo se sujetará a Aquel que le sujetó todas las cosas; para que Yahwéh sea el único en todo,” (l Corintios 15:24‑25,28). Ese será el reino eterno del Padre Soberano.

Considere esto: ¿Cuál es la herencia prometida a los Hijos del Altísimo? ¿Qué dominios va a destruir el Mesías durante su reino si ese reino va a ser en el cielo? ¿Cómo muestra Pablo que el dominio del Mesías como soberano tiene un límite de tiempo?

¿CIUDADANIA EN EL CIELO?

Pablo dijo: “Nosotros en cambio, tenemos nuestra ciudadanía en los cielos.” (Filipenses 3:20). Y algunos concluyen que eso significa que los salvados, o algunos de ellos, irán a vivir al cielo. Sin embargo no prestan atención a la última parte del verso: “… de donde también esperamos al Salvador, el Maestro Yeshúa el Mesías.” La pregunta lógica es: ¿Por qué Pablo no dijo: ” a donde también iremos a reunirnos con el Salvador”? Es evidente que Pablo nunca tuvo en mente esa idea moderna de ir al cielo. Lo que estaba en su pensamiento obviamente era la idea de que el Salvador vendría otra vez a la tierra a entregarnos esa ciudadanía divina que se nos reserva actualmente en el cielo.

Entonces, ¿qué significa tener la ciudadanía en los cielos? Las Escrituras se explican por sí mismas. En Lucas 10:20 el Maestro Yeshúa dijo: “No se alegren por esto, porque los espíritus se someten a ustedes, sino regocíjense porque sus nombres están escritos en el cielo.” Y Pablo dijo: “Ustedes se han acercado al Monte Sión, a la ciudad del Poderoso vivo, la Jerusalem celestial,… y a la asamblea de los primeros conversos inscritos en los cielos…”

El punto es este: cuando uno se convierte al Mesías, su nombre se registra en los cielos, en la Jerusalem celestial. Y al tener su nombre registrado en el cielo uno se hace ciudadano del cielo. Nadie puede negar eso; somos ciudadanos del cielo. Pero eso no significa que vamos a ir a vivir al cielo. De hecho, la Escritura dice todo lo contrario, dice que nuestra morada celestial bajará a esta tierra para ser nuestra morada eterna.

Considere esto: ¿Qué significa tener una ciudadanía en el cielo?¿No tenemos esa ciudadanía ahora mismo aunque estamos en la tierra?

Abraham esperaba “la ciudad de verdaderos fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Yahwéh,” (Hebreos 11: 10). Pero Abraham no subió al cielo a recibir esa herencia, porque él esperaba lo que describió Juan: “La santa ciudad, la Nueva Jerusalem, QUE BAJABA DEL CIELO, procedente de Yahwéh.” Ahora bien, los que dicen que esa ciudad representa a los 144,000 que tendrán su morada eterna en el cielo, ¿cómo explican la bajada de la ciudad a la tierra? Según la descripción de Juan la ciudad bajará para quedarse aquí. Según la interpretación de los que ubican a los 144,000 en el cielo,¿cuándo bajarán los 144,000 del ciclo para quedarse aquí? (Si es que alguna vez van allá).

Considere esto: Algunos dicen que la ciudad que Juan vio en el cielo es el grupo de 144,000 que va reinar supuestamente en el cielo con el Mesías. Pero Juan dice que vio la ciudad que bajaba a la tierra. ¿No es eso una contradicción?

YESHUA EL PRECURSOR

Algunos han elaborado la teoría de que, como Yeshúa es nuestro “Precursor”, y un precursor es uno que se adelanta a entrar a un lugar donde otros entrarán después, entonces nosotros entraremos al cielo después de él. Es cierto que Pablo dice que Yeshúa entró al cielo como nuestro precursor. Pero ¡es que nosotros ya entramos al cielo tras Yeshúa! Considere esto: La “poderosa fuerza [de Yahwéh] obró en el Mesías cuando lo levantó de entre los muertos, y LO SENTO A SU DIESTRA EN LAS REGIONES CELESTIALES,” ‑Efesios 1:20. (Note la frase en letras mayúsculas.) De la misma manera “nos dio vida juntamente con el Mesías… y nos levantó juntamente con él, Y NOS HIZO SENTAR CON EL EN LAS REGIONES CELESTIALES, MEDIANTE EL MESIAS YESHUA” (24‑6).

Considere esto: ¿Qué significa “precursor?” ¿Entramos ya con Yeshúa a la presencia del Padre en el Lugar Santísimo, o no estamos todavía en la presencia del Padre?

De manera que nosotros ¡ya estamos delante del Padre en los cielos! Eso no es algo futuro, es una realidad presente. En ningún lugar dice que Yeshúa es el camino para ir a un lugar que se llama “cielo.” Pero sí dice que él es el camino al Padre (Juan 14:4‑6). Y ya estamos con el Padre, delante de su presencia. “Ya ustedes no son extranjeros ni peregrinos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Yahwéh.” (Efesios 2:19). No tenemos que esperar ir al cielo en un futuro para estar delante del trono del Padre; ya nos hemos “acercado confiadamente al trono de la gracia,” (Hebreos 4:16.)

Es cierto que Yeshúa entró como precursor al Santuario, pero entró allí “por” nosotros (Heb. 9:24), es decir, “en lugar de nosotros.” Y nosotros hemos entrado ya al Lugar Santísimo tras él. (Heb. 10: 19.) Cuando el sumo sacerdote hebreo entraba al lugar santísimo una vez al año, eso se contaba como si todo el pueblo hubiera entrado. Por eso, si el sumo sacerdote llegaba a ser destruido por la presencia de Yahwéh, todo el pueblo moría también. Así Yeshúa entró al Lugar Santísimo celestial en lugar de nosotros, y eso se cuenta como si todos hubiéramos entrado literalmente con él, tal como sucedía con el pueblo de Israel en el antiguo Templo de Jerusalem.

En cuanto a que el cielo sea la morada de Yahwéh donde nos reuniremos al fin con él, no es exacto decir que Yahwéh vive en el cielo, como si se tratara de un lugar limitado en el espacio exterior. Yeshúa mismo dijo que “el cielo es el trono de Yahwéh,” y “la tierra es el apoyo de sus pies,” (Mat. 5:34). De manera que esta tierra es parte de la morada de Yahwéh, es “donde apoya sus pies,” el primer cielo. Estamos a sus pies. El centro de su gobierno parece estar en el tercer cielo. Pero su presencia llena todos los cielos, y en cualquiera de ellos estamos en su presencia.

Considere esto: ¿En cuál de los tres cielos vivimos nosotros? ¿Es este cielo parte de la morada de Yahweh? Si es así entonces ya estamos en el cielo con él. Lo que falta es que sean restauradas todas las cosas mediante la obra del Reino milenario del Mesías sobre la tierra.

RESUMEN

Hechos 3:19‑21 ‑ Los primeros creyentes esperaban la restauración de la tierra.

Rom. 8:18‑23 ‑ Esperaban la redención del cuerpo, no que se eliminara.

1 Cor. 15:51‑53 ‑ Esperaban el cambio de un cuerpo mortal a un cuerpo inmortal.

1 Tes. 4:14‑17 ‑ Esperaban la resurrección del cuerpo y la reunión con Yeshúa.

Tito 2:13 ‑ La bendita esperanza no era ir al ciclo sino la aparición de Yeshúa.

Tito 3:7 ‑ La esperanza de los creyentes es tener vida eterna.

1 Ped. 1: 3,4,13; 5:4 ‑ La corona de la vida se nos traerá a la tierra.

2Ped. 1: 10, 11 ‑ La meta es la entrada a Su reino no al cielo etéreo.

Heb. 11:26,40 ‑ La recompensa es ser hechos perfectos, no un viaje espacial.

Rev. 22:12 ‑ La recompensa bajará a la tierra con Yeshúa cuando él venga.

Sal. 115:16: Prov. 10:30; Prov. 10:30; Prov. 10:30; Prov. 10:30 ‑La herencia prometida en las Sagradas Escrituras a todos los santos de todas las épocas en todo los lugares es la tierra como morada eterna y perfecta. (La idea de que la tierra es mala se origina en la filosofía platónica pagana.)

Fil. 3:20; Prov. 10:30; Prov. 10:30 – Tener la ciudadanía en los cielos significa tener nuestros nombres registrados en los libros del cielo, no que el cielo sea nuestra morada.

Heb, 11: 10 ‑ Abraham buscaba y esperaba una ciudad real.

Rev. 21:2, 9‑10 ‑ Esa ciudad bajará cielo en el Milenio.

Mat. 5:3 4 ‑ Yahwéh vive en todo el cielo, no en una sola ciudad.

Juan 14:4‑6 ‑ Yeshúa es el camino al Padre, no al ciclo.

Efe. 1:20 ‑ En él ya fuimos al Padre y estamos sentados con él en las regiones celestiales.

Efe. 2:5,6 ‑ Ahora mismo estamos delante de la presencia del Padre.

Efe. 2:19 ‑ Ya no somos extranjeros sino ciudadanos, ahora mismo.

Heb. 4:16 ‑ Ahora estamos ante el trono del Padre en el Santuario.

Heb. 10: 19,20 ‑ Yeshúa entró como precursor “por nosotros “.

Heb. 10:22 ‑ Nosotros entramos con él ya, como entraba Israel en el Santuario.

ago 27

LA SALVACIÓN ¿QUÉ SIGNIFICABA REALMENTE PARA YAHSHÚA (JESÚS) Y SUS APÓSTOLES?

Por Mario A Olcese

Adaptado por Leonardo Gómez

La teología cristiana enseña que Yahshúa el Mesías (Jesucristo) vino al mundo para salvar a los pecadores. Pero: ¿Qué quiere decir la Biblia con la palabra “salvación”?¿De qué tendríamos que ser salvos, y para qué? Es necesario responder estas preguntas con la máxima exactitud posible para no vivir confundidos.

El Salvador de los Hombres

La Biblia nos habla de que hay uno que salva a los hombres, y ése es el Creador, Dios el Padre. Dice Él mismo: “…y conocerá todo hombre que yo Yahweh soy Salvador tuyo y Redentor tuyo, el fuerte de Jacob.” (Isaías 49:26). Ahora bien, Yahweh, el Salvador, amó tanto al mundo “que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea SALVO por él.” (Juan 3:16,17).

Salvación de la Condenación

En el texto bíblico anterior, Yahshúa (Jesús) dice que vino a salvar al mundo de la condenación o de la “perdición”. Pero, ¿qué hizo el mundo para merecer la condenación? Dos versos más adelante Yahshúa (Jesús) nos responde: “Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.” (v.19). Es notorio que el Mesías vino a salvar a los hombres que estaban en las tinieblas espirituales y que obraban cosas malas. En buena cuenta, Yahshúa (Jesús) vino a salvar a los pecadores que estaban, de hecho, ya condenados por Dios.

Pablo dirá después: “Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en el Mesías Yahshúa (Cristo Jesús) Señor nuestro.” (Romanos 6:23). Sí, el regalo de Dios es vida eterna por medio del Mesías y su sacrificio por los pecadores. Y es que la paga del pecado es muerte, y como todos han pecado (Romanos 3:9), entonces todos estamos condenados a la muerte. Pero Yahshúa (Jesús) tomó nuestros pecados y los pagó—por nosotros—muriendo en la cruz del calvario. Su muerte nos dio vida, y canceló la deuda pendiente que teníamos para con Dios. Lo único que nos toca hacer es aceptar ese pago que el Mesías hizo por nosotros, y como retribución, servirle a Yahweh de por vida, como símbolo de gratitud. Nosotros éramos esclavos del pecado, pero Yahshúa (Jesús) nos hizo libres a través de su sacrificio expiatorio. Ahora usted, y todos los hombres, tienen una nueva oportunidad para revindicarse ante Dios y vivir como hombres nuevos y en santidad. Dios ahora nos ha vuelto a recibir en su seno, como hizo aquel padre con su “hijo pródigo” de la parábola de Jesús.

“Resta Aún Una Salvación Futura”

Si bien Yahshúa (Jesús) nos salvó de nuestros delitos y pecados pasados, no obstante, aún queda que se culmine nuestra salvación. En buena cuenta, todavía no hemos recibido toda nuestra salvación. ¡Sorprendente, pero real! Veamos lo que dice Pablo: “Así también el Mesías (Cristo) fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación al pecado, PARA SALVAR A LOS QUE LE ESPERAN.” (Hebreos 9:28).

Notemos que la primera venida del Mesías tenía relación con el pecado. Esto quiere decir que la primera venida fue para tratar el asunto de los pecados del mundo, y cancelarlos con su muerte en la cruz. Ahora, su segunda venida ya no es para morir por los pecados del mundo, sino para completar su salvación a aquellos a quienes ha perdonado por la fe. Esto quiere decir que el Mesías completará el proceso de salvación a aquellos que le aceptaron como su Salvador, por la fe, de todas las épocas y lugares, y que vivieron rectamente durante su ausencia. También Pedro dice al respecto: “Que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para SER MANIFESTADA EN EL DÍA POSTRERO.” (1 Pedro 1:5).

¿De Qué se Trata la Salvación Futura?

Hasta acá hemos visto que hay una salvación pasada (Lucas 23:35), una presente (1 Pedro 4:18), y otra futura (Hebreos 9:28, 1 Pedro 1:5). También hemos visto que la salvación pasada tiene que ver con nuestros pecados pasados y el perdón de Dios. No obstante, son pocos los que saben de qué se trata la salvación futura.

Algunos suponen que ya somos salvos, y que no hay otra salvación que esperar. Éstos suponen que los que estén en la gracia de Dios irán al cielo una vez que les sobrevenga la muerte física. Según estos creyentes, Yahshúa (Jesús) no habló de ninguna salvación futura, pero deliberadamente ignoran los textos de Hebreos 9:28, 1 Pedro 1:5, y el de Mateo 24:13, los cuales afirman que habrá una salvación futura con la segunda venida del Mesías.

La Biblia es clara respondiendo acerca de lo que es la salvación futura. No obstante, casi nadie ha advertido esta salvación futura que está escondida en el diálogo de Yahshúa (Jesús) con el joven rico de Mateo 19:16-25. Sí amigos, en este diálogo está escondido el significado de la verdadera salvación futura. Sólo aquellos que ESCUDRIÑAN la Biblia, con la ayuda del Espíritu Santo, pueden descubrirlo. Pero la mayoría de personas no “maduras en la fe” no podrán descubrirlo fácilmente, pues se requiere un escudriñamiento cuidadoso.

Usted debe abrir su corazón y disponer su mente para reflexionar, sin prejuicios, los versículos del diálogo mencionado. Los vamos a escribir a continuación tal como aparecen  en la Biblia: “Entonces vino uno y le dijo: Maestro bueno, ¿qué haré para tener LA VIDA ETERNA. El le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios. Mas si quieres entrar a la vida, guarda los mandamientos… El joven le dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud. ¿Qué más me falta? Yahshúa le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme. Oyendo el joven esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones. Entonces Yahshúa dijo a sus discípulos: De cierto os digo, que difícilmente entrará un rico EN EL REINO DE DIOS…sus discípulos, oyendo esto, se asombraron en gran manera, diciendo: ¿Quién, pues, podrá ser SALVO?”. Aquí hay tres frases ‘clave’ que definen claramente lo que es salvación. Esas son: “LA VIDA ETERNA”, “EL REINO DE DIOS”, y “SALVO”. Estas tres frases han sido pasadas por alto por la mayoría de estudiantes de la Biblia, privándose así de comprender qué es la salvación para Yahshúa el Mesías (Jesucristo) y sus discípulos.

El joven rico quería heredar la VIDA ETERNA, pero no estaba dispuesto a dejarlo todo por Yahweh. Yahshúa (Jesús) se ve precisado a decir que difícilmente entrará un rico en el REINO DE DIOS. Los discípulos le preguntan entonces: ¿Quién podrá SALVARSE?  Reflexione ahora: ¿Qué es salvación, según este diálogo? La respuesta es diáfana como el agua cristalina. Usted deberá disponer su corazón y mente para entender. La fórmula es ésta: ¡Sólo tiene que acomodar las TRES FRASES CLAVE! (‘Vida Eterna’, ‘Reino de Dios’, y ‘Salvación’). Salvación entonces es “vida eterna en el reino de Dios”. Esta sencilla explicación no es conocida por millones de cristianos. La mayoría de cristianos cree que salvación es estar con Dios en el cielo. Pero esto no es lo que dice Yahshúa (Jesús). Aquí se habla de un reino y de una salvación futuros que vendrán con la segunda venida del Mesías. Entonces se cumplirá Apocalipsis 12:10 que dice: “Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Mesías.” Nótese que la salvación está asociada con el reino y la autoridad del Mesías— ¡Realmente ambos van de la mano! Ah, y los difuntos de la fe tampoco han heredado el reino, pero serán resucitados para entrar en él.

Si uno compara Hebreos 9:28 y Mateo 25:31,34, descubrirá que en la segunda venida del Mesías se desencadenará la salvación de los fieles. Esto quiere decir que éstos “heredarán el reino preparado desde la fundación del mundo.” Este es el verdadero evangelio de Yahshúa el Mesías (Jesucristo) que no es predicado mayormente por las iglesias, salvo raras excepciones.

El Reino de Dios

Yahshúa (Jesús) y El Reino son los temas más importantes de la Biblia, ya que se mencionan tantas veces desde el comienzo hasta el final de ella. Yahshúa (Jesús) empezó su ministerio predicando el Reino de Dios (Marcos 1:1,14,15). También lo predicaron sus discípulos (Lucas 8:1-2; Lucas 9:1-2; Hechos 8:12; Hechos 28:23,30,31). Fue también lo último que les enseñó Yahshúa (Jesús) a sus discípulos, poco antes de ascender al Padre (Hechos 1:3).

El apóstol Pablo lo predicó insistentemente en su ministerio a los gentiles (Hechos 28:23,30,31; Hechos 19:8; Hechos 20:25). También dijo que para entrar en él uno tiene que sufrir tribulaciones en esta vida (Hechos 14:22). Afirmó que no se podía entrar con nuestros cuerpos de carne y sangre, sino con cuerpos inmortales (1 Corintios 15:50). Él aclaró que los muertos y los vivos recibirían esos cuerpos transformados en la segunda venida del Mesías en gloria (1 Corintios 15:42—52).

¿Dejará Usted Pasar Esta Gran Salvación?

Pablo dice: “¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una SALVACIÓN TAN GRANDE? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron” (Hebreos 2:3). Ahora le pregunto amigo: ¿Dejará usted escapar esta SALVACIÓN TAN GRANDE, QUE ES PARA USTED TAMBIÉN? No posponga su decisión para ganar esa salvación presente y futura, pues mañana puede que usted esté muerto, y ya no tenga más esperanza. Por eso Pablo les dice a los corintios: “…He aquí AHORA el tiempo aceptable; he aquí AHORA el día de SALVACIÓN.” (2 Corintios 6:2b).

ago 13

EL EVANGELIO COMPLETO

Por Mario A Olcese

Una Gran Ignorancia:

Millones de creyentes dicen creer en el evangelio de “Jesucristo”, y no obstante, cuando uno les pregunta qué es eso que la Biblia llama “Evangelio”, no saben qué responder. Esto resulta sorprendente, inaudito, y trágico. Sí, en las Sagradas Escrituras aparece la palabra “Evangelio” (Heb. Besorá) como algo de uso común entre los creyentes fieles del primer siglo. Los apóstoles se encargaron de hacerlo conocer a los judíos, y más adelante, los no judíos oirían de él también. Ellos se esmeraron en cumplir con la gran comisión dejada por Yahoshúa el Mesías antes de partir al cielo, la cual decía: “Id por todo el mundo y predicad el EVANGELIO a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.” (Marcos 16:15,16).

Si mi amigo, millones de cristianos dicen haber creído en el “Evangelio del Mesías” sin saber en qué consiste. Me permito preguntarle: ¿Qué es para usted el Evangelio del Mesías? ¿Lo puede probar con la Biblia? Las opiniones personales en cuestiones de fe no son seguras si no están basadas en la Biblia. Esto debe entenderlo usted muy bien, pues puede terminar desviándose de la verdad que salva (Romanos 1:16).

Un Evangelio Mutilado:

Otro grupo de cristianos, un poco más entendido, sostiene que el evangelio está definido claramente en 1 Corintios 15:1-6, donde El Emisario Pablo dice: “Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis… porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que el Mesías murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día según las Escrituras ; y que apareció a Kefá, y después a los doce. Después apareció a quinientos hermanos… después apareció a Jacobo; después a todos los apóstoles; y al último de todos, como a un abortivo, me apareció a mi”.

Aquí hay una interesante definición paulina de lo que es el Evangelio de Yahoshúa el Mesías: Este es que El Mesías murió por nuestros pecados, fue sepultado, y resucitó glorioso al tercer día, siendo visto por muchos testigos. Si, este es parte del Evangelio de Yahoshúa el Mesías, pues no sólo Yahoshúa anunció su muerte para la redención de los pecadores, y su resurrección gloriosa, sino también algo más antes que eso. En este punto muchos cristianos se pierden en lo etéreo.

El Evangelio Completo:

He aquí ahora la clara definición del verdadero Evangelio de Yahoshúa el Mesías que millones aún ignoran, pero que usted ahora tiene el privilegio de conocer por primera vez en su vida. El que tiene oídos para oír, que oiga. En primer lugar, debemos comenzar diciendo que Yahoshúa no inició su predicación anunciando su muerte, sepultura y resurrección al tercer día. Veamos el relato del discípulo Marcos capítulo 1 y versos 1, 14 y 15. Aquí se lee lo siguiente: Principio del Evangelio de Yahoshúa el Mesías , Hijo de Elohim…Después que Juan fue encarcelado, Yahoshúa vino a Galilea predicando el EVANGELIO DEL REINO DE ELOHIM, diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el Reino de Elohim se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio.

Nótese que el principio del Evangelio de Yahoshúa el Mesías no era su muerte, sepultura, y resurrección al tercer día, sino: ‘el Reino de Elohim. Sí, Yahoshúa trajo su evangelio, el cual comenzaba con el anuncio del Reino de Elohim. De modo que el Reino de Elohim es parte del evangelio de Yahoshúa el Mesías. Ahora bien, si leemos nuevamente Marcos capítulo 8 y verso 31, veremos que Yahoshúa completa su evangelio anunciando su muerte, sepultura y resurrección al tercer día. El verso dice: “Y comenzó (Yahoshúa) a enseñarles que le era necesario al Hijo del Hombre padecer mucho, y ser desechado por los ancianos, por los principales sacerdotes y por los escribas, y ser muerto, y resucitar después de tres días”.

Entonces el evangelio completo de Yahoshúa el Mesías —sin mutilaciones— es este:

El anuncio del Reino de Elohim en la tierra; y la muerte, sepultura y resurrección del Mesías al tercer día para asegurarnos el ingreso a dicho Reino por la fe.

En buena cuenta, Yahoshúa vino a ofrecernos algo maravilloso llamado “el Reino de Elohim”. Pero para participar de él, uno tiene que ser redimido por la muerte del Mesías en el madero. Y la seguridad que se tiene de que todo lo prometido por el Mesías será una realidad se confirmó con su propia resurrección de entre los muertos

Está escrito en 1 Corintios 15:12-20.

Pero si se predica del Mesías que resucitó de los muertos, ¿cómo dicen algunos entre vosotros que no hay resurrección de muertos? Porque si no hay resurrección de muertos, tampoco el Mesías resucitó.  Y si el Mesías no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe.  Y somos hallados falsos testigos de Elohim; porque hemos testificado de Elohim que él resucitó al Mesías, al cual no resucitó, si en verdad los muertos no resucitan.  Porque si los muertos no resucitan, tampoco el Mesías resucitó;  y si el Mesías no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados. Entonces también los que durmieron en el Mesías perecieron. Si en esta vida solamente esperamos en el Mesías, somos los más dignos de conmiseración de todos los hombres. Mas ahora el Mesías ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho.

Si él resucitó para recibir un Reino de su Padre (Lucas 19:12), entonces también nosotros resucitaremos para recibir dicho Reino de Elohim cuando El Mesías vuelva nuevamente a este mundo en persona (Mateo 25:31,34). En resumen: Yahoshúa trajo el “Qué” (la herencia del Reino de Elohim) y el “Cómo” (por la fe en su muerte y resurrección al tercer día, y de lo que esto significa para todo pecador arrepentido). Entonces, el “QUÉ y el “CÓMO” constituyen el Evangelio (Las Buenas Noticias) de Yahoshúa el Mesías. El “FIN” y el “MEDIO”.

La Definición Original del Evangelio del Reino de Elohim:

En primer término, debemos de definir lo que quiere decir “evangelio”. Esta palabra viene del Griego “evangelon” que quiere decir: “Buenas Nuevas” o “Buenas Noticias”. En hebreo se dice HaBesoráh. De modo que El Mesías fue el Portador de Buenas Noticias para un mundo sin esperanza y sin rumbo. Él predicó las Buenas Noticias del Reino de Elohim y también su muerte y resurrección al tercer día para nuestra redención, para hacer posible nuestra herencia de dicho Reino.

Algunas religiones “cristianas” sostienen que el Reino de Elohim no es otra cosa que “El Mesías reinando en nuestros corazones”. Otras conocidas iglesias o denominaciones cristianas sostienen que “el Reino de Elohim es la iglesia que El Mesías fundó hace dos milenios”. No obstante, el Reino de Elohim no es ninguna de esas dos definiciones que se están propagando en el mundo cristiano. Las Sagradas Escrituras enseñan que un reino es un forma de gobierno como lo es el reino de Inglaterra, de España, de Jordania, etc. Este implica un rey o una monarquía, súbditos, leyes, y territorio. De modo que el Reino de Elohim es la monarquía de Elohim, con un rey soberano, súbditos, leyes, y territorio.

En las Sagradas Escrituras del Antiguo Pacto encontramos reyes y reinos. El reino de Babilonia, con su rey Nabucodonosor; el reino de Grecia, con su rey Alejandro el Grande; el reino de Persia, con su rey Ciro; el reino de Israel, con su rey David, sólo por citar los más importantes. Ahora bien, Israel tenía una monarquía real que formalmente comenzó con David. Este reino de David y de sus descendientes fue llamado: “el Reino de Elohim” .

Esta escrito en 1 Crónicas 28:5 Y de entre todos mis hijos (porque YHWH me ha dado muchos hijos), eligió a mi hijo Shlomó (Salomón) para que se siente en el trono del REINO DE YHWH sobre Israel.

Cuando David murió, su hijo Shlomó (Salomón) lo reemplazó, y así sucesivamente, hasta que en el año 587 A.C, el rey de turno de Israel—Sedequías—fue derrocado por Nabucodonosor. Desde esa fecha, Israel no ha tenido más reyes. Pero el Reino de Elohim significará que Elohim restaurará nuevamente la línea real de los reyes de la Casa de Judá en la persona de otro judío noble, descendiente de David (Ezequiel 21:25-27).

Sí, el reino de Yahweh será restaurado nuevamente en Israel a través de un descendiente de David, el rey (Hechos 1:6). ¿Quién podría ser ese personaje? La respuesta está en Mateo 1:1 que dice: “Libro de la genealogía de Yahoshúa el Mesías , hijo de David, hijo de Abraham”. Aquí tenemos un hecho irrefutable, y es que Yahoshúa el Mesías desciende de un rey famosísimo de Israel. En buena cuenta, Yahoshúa es de “sangre azul” y con el derecho legítimo de tomar nuevamente el territorio israelita, y el trono de su ancestro David. En efecto, en Lucas 1:31-33 leemos: “Y ahora concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Yahoshúa. Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el YHWH Elohim le dará el trono de David su padre; y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin. Esto es clarísimo. El Mesías reinará en el trono de su padre en la carne, David. Su territorio y sus súbditos serán Israel y los israelitas. Recuerde que Elohim le cambió a Jacob de nombre. Ese nuevo nombre fue: Israel. Entonces El Mesías reinará sobre la casa de Israel, y Jerusalem será la ciudad capital del Reino del Mesías o también llamado: El Reino de Elohim

Está escrito en Jeremías 3:17

En aquel tiempo llamarán a Jerusalem: Trono de YHWH, y todas las naciones vendrán a ella en el nombre de YHWH en Jerusalem; ni andarán más tras la dureza de su malvado corazón.”

(Vea también Mateo 5:35) Los discípulos del Mesías sabían que su Maestro era aquel que restauraría el Reino caído o suspendido del rey David. En Hechos 1:6 los discípulos le preguntaron a Yahoshúa si ya era inminente la restauración del Reino de Elohim en Israel, a lo cual Yahoshúa sólo se limitó a decirles que únicamente Elohim sabía la fecha de esa crucial restauración del Reino de David en Israel.

El Cielo no es el Destino Final de los Salvos:

Siendo que la promesa de Elohim es la restauración del Reino de Elohim en la tierra en la persona del Mesías Yahoshúa: ¿Por qué algunos enseñan que iremos a vivir eternamente en el cielo, y que la tierra desaparecerá por completo?¿De dónde salió esa idea con respecto al cielo?. Al contrario, en muchos pasajes de la vida de Yahoshúa encontramos a nuestro amado Señor prometiendo la tierra y su reino a sus seguidores Además, será en la segunda venida del mesías cuando los discípulos heredarán las promesas del reino, y no— como creen muchos—en la hora de nuestra muerte.

Está escrito en (Mateo 5:3,5).

5:3 Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es EL REINO DE LOS CIELOS.

5:5 Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán LA TIERRA por heredad.

(Para mayor información sobre este punto, solicite gratis los artículos: “El Reino de Elohim”, “Las Buenas Noticias de Yahoshúa el Mesías ”, “Yahoshúa No Prometió el Cielo a Su Iglesia” y “20 Preguntas y Respuestas sobre el Reino de Elohim”)

La Tierra será como un Paraíso:

Es sorprendente escuchar, muy a menudo, de que el “fin del mundo” está cerca en estos días. Millones viven asustados pensando en que este planeta volará en pedazos, y la sociedad humana desaparecerá por completo. Pero: ¿Es acaso ese sentir de muchos, el de Elohim? ¿Creó Elohim la tierra y a los hombres para que más tarde los destruya por completo?¿Tiene esto sentido? ¡Por supuesto que no lo tiene! Sin embargo, desde el mismo comienzo de la vida humana, el diablo ha pretendido estropear la creación de Elohim, sembrando la mentira, el odio, la confusión, la discordia, el temor, la desconfianza, la duda, la rebelión, la contradicción, la desesperanza, etc. Sólo hasatán ha querido destruir la Creación—¡No Elohim!

En muchísimos pasajes de las Sagradas Escrituras encontramos promesas muy concretas de un “mundo nuevo”, con “hombres nuevos” en armonía con Elohim y Su creación. Elohim ha prometido una “nueva tierra y nuevos cielos” donde morará la justicia (2 Pedro 3:13,14). Él no requiere destruir el planeta mismo para traer esa justicia añorada, sino más bien, a todos los impíos e impenitentes; a aquellos que se burlan de Elohim y de Sus leyes. Esto está revelado en el Salmo 37. Allí el lector bíblico descubrirá que los justos permanecerán en la tierra, en tanto que los malvados serán erradicados de ella. Esta es la solución a todos los males de nuestra sociedad, cuando los malvados e incorregibles hayan sido exterminados por Elohim mismo. Finalmente: ¿Qué culpa tiene el planeta por los pecados y maldades de los hombres? Al contrario, en Apocalipsis 11:18 se nos dice que Elohim destruirá a aquellos que están destruyendo Su tierra o planeta. Para Elohim, el planeta tierra es sagrado, y este es un motivo por el cual castigará a los que lo están destruyendo con su falsa ciencia. Si Elohim va a castigar a los que destruyen su planeta tierra: ¿Cómo va a ser posible que Él Mismo lo destruya sin razón aparente? Quienes verdaderamente serán destruidos serán los perversos, los incorregibles, los rebeldes, los ateos, los que no se arrepintieron cuando hubo tiempo para hacerlo.

Cuando el diablo y sus seguidores angélicos y humanos hayan sido exterminados, entonces se hará realidad “la nueva tierra de justicia”. Habrá un ambiente de paz, seguridad, orden, sumisión a Elohim, y de amor verdadero. El paraíso edénico habrá vuelto a la tierra. No habrá más llanto, ni clamor, ni dolor, pues las primeras cosas pasaron

Escrito est en Apocalipsis 21:3,4

Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Elohim con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Elohim mismo estará con ellos como su Elohim. 21:4 Enjugará Elohim toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.

El Evangelio del Reino Será Predicado Mundialmente por Sus discípulos leales:

En Mateo 24:14 Yahoshúa revela que el verdadero evangelio que será predicado en todo el planeta tierra antes de su regreso personal, glorioso, y visible, es el Reino de Elohim. Dice él así: “Y será predicado este EVANGELIO DEL REINO en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin”.

Este es el evangelio verdadero que también predicará los hijos de Elohim. Lamentablemente cuán poco se predica acerca del Reino de Elohim, que cuando se lo predica eventualmente, resulta en una extrañeza, y pocos entienden su significado. Otros creen que el Reino de Elohim es sinónimo del cielo mismo, o de un lugar hermoso en la gloria celestial. ¡Nada más inexacto!

Muchos han olvidado este Evangelio del Reino, y lo han cambiado por un reino en el corazón de los creyentes, dándole así un significado etéreo o simbólico. Pero los verdaderos creyentes de hoy saben que los primeros fieles, de los tres primeros siglos de la Era Común, creyeron en un reino en la tierra liderado por Yahoshúa el Mesías desde la ciudad amada de Jerusalem. Basta leer los escritos de Papías, San Justino Mártir, San Ireneo, San Policarpo, y otros cristianos de los primeros siglos, para descubrir lo que creyeron sobre la vida futura. En ninguno de ellos se encuentra alguna creencia de una partida al cielo para estar con Elohim a través de sus supuestas almas inmortales. Al contrario, Justino Mártir, en su “Diálogo con el Judío Trypo” ataca a los que, llamándose cristianos, enseñaban que el alma inmortal partía al cielo después de la muerte.

La Creencia En el Evangelio Trae Salvación Eterna:

Alguno pensará que cualquier doctrina bien llevada o practicada salva. No obstante, eso no es lo que la Biblia enseña. Pablo el Emisario reconoció que el evangelio predicado por Yahoshúa el Mesías tenía (…y tiene) poder para salvar a todo aquel que lo cree de todo corazón. Él fue claro al decir: “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Elohim para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego” (Romanos 1:16).

Muchos hoy se niegan a creer en nuestro evangelio, pues no lo pueden aceptar por la fe. Ellos creen que son cuentos o fábulas bíblicas que no tienen ninguna trascendencia o veracidad para el mundo occidental, sino sólo para los hebreos.

Aun la Iglesia Católica lo ha rechazado, al inventar, vía Agustín de Hipona, un reino de corte eclesiástico. Es decir, el romanismo supone erradamente que el reino no es otra cosa que la jerarquía Católica o el Clero. ¿De dónde sacó eso “San Agustín”? No lo sabemos en realidad, pero todo parece apuntar que se originó de su imaginación.

——————–

Edición mesiánica: Yanco Alexis Coronado 5768

[email protected]

ago 13

Asamblea de Yahweh Nazarena “Casa de Restauración”

1509228_350537021754465_375869691_nZakén (Anciano Presidente): Leonardo José Gómez (Yajdiel ben Yosef)

Dirección de la Asamblea: Sector Carretera Negra, vía Los Mangos, (antes del Sector Las Madres) Los Paraparos, La Vega, Caracas – Venezuela.

Teléfono: 0212-476.52.55

Dirección postal: Avenida José Ángel Lamas, Centro Postal Caracas, Lista de correo – Apartado postal 1020

Emails: [email protected] / [email protected]

Días de reunión: Martes: Servicio de Oración                                      

Sábados: Servicio de Celebración de Shabat y Estudio de Las Sagradas Escrituras

ago 11

¿Qué es el Evangelio?

by Michael Brown

Traducido por Mario Olcese S.

Adaptado por Leonardo Gómez

Introducción

¿Qué es el Evangelio? Yo les he hecho esta pregunta a muchas personas y yo he obtenido muchas respuestas diferentes: Vida eterna, el nacimiento de Jesús, Cristo muriendo en la cruz, Cristo que vivió con el hombre hace 2000, etc.

Yo creo que todas éstas son buenas respuestas. Todas ellas son una parte del Evangelio. Sin embargo, ¿son ellas el corazón del Evangelio? ¿Cuáles son realmente las buenas noticias que todos nosotros queremos oír?

Esta es la pregunta que yo tenía, de modo que yo decidí estudiar la Biblia por mí mismo usando mi Biblia de la computadora. Yo busqué la palabra evangelio y encontré algunas cosas interesantes. Parece que la mayoría de nuestras ideas para el Evangelio vinieron de Pablo. Los teólogos tienden a tomar a Pablo como la autoridad del pensamiento cristiano mientras al mismo tiempo ellos tienden a no tomar las palabras de Yahshúa (Jesús). Yo he oído el dicho, Jesús vivió la experiencia cristiana, mientras que Pablo la expresó. Así que parece que nuestra comprensión del Evangelio está basada en el punto de vista de nuestros teólogos de ambos, dónde ver en la Biblia, y también lo que la Biblia dice.

Una vez que comencé a comprender esta realidad, vi que Yahshúa (Jesús) parecía expresar el Evangelio en términos ligeramente diferentes. Veamos la evidencia Bíblica para que nosotros podamos determinar por nosotros lo que es el corazón del Evangelio.

Antes que nada, la mayor parte del tiempo los escritores del evangelio usan justamente la palabra evangelio, y no hay ninguna explicación real acerca de lo que quiere decir esta palabra. Sin embargo yo encontré que Yahshúa (Jesús) a menudo, al hablar del evangelio, usaría una frase más grande: “predicando el evangelio del reino.”

  1. “Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo” (Mateo 4:23).
  1. “Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.
  2. Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor.
  3. Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos.
  4. Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies” (Mateo 9:35-38).
  1. “Y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.
  2. Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.
  3. Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin” (Mateo 24:12-14).
  1. “Aconteció después, que Jesús iba por todas las ciudades y aldeas, predicando y anunciando el evangelio del reino de Dios, y los doce con él” (Lucas 8:1).

¡De modo que el Evangelio es realmente sobre el evangelio del reino de Yahweh! Así que, ¿qué es el reino de Yahweh? Yo siempre he asumido que era cuando nosotros llegamos al cielo. Sin embargo yo sé que los Judíos en el tiempo del Mesías creyeron que Su charla del reino era sobre la restauración si Judá o Israel. Hoy, muchos cristianos parecen pensar que la presencia del Mesías con el hombre, Su nacimiento, y muerte era el aspecto del reino del que habló.

Yo no lo sabía, así que pensé que buscaría el vocablo “Reino“, y yo encontré algunos nuevos versículos interesantes:

________________

  1. “En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea,
  2. y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.
  3. Pues éste es aquel de quien habló el profeta Isaías, cuando dijo: Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor, Enderezad sus sendas” (Mateo 3:1-3).
  1. “Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios,
  2. diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio” (Marcos 1:14-15).
  1. “La ley y los profetas eran hasta Juan; desde entonces el reino de Dios es anunciado, y todos se esfuerzan por entrar en él” (Lucas 16:16).
  1. “A estos doce envió Jesús, y les dio instrucciones, diciendo: Por camino de gentiles no vayáis, y en ciudad de samaritanos no entréis,
  2. sino id antes a las ovejas perdidas de la casa de Israel.
  3. Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado.
  4. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia.
  5. No os proveáis de oro, ni plata, ni cobre en vuestros cintos;
  6. ni de alforja para el camino, ni de dos túnicas, ni de calzado, ni de bordón; porque el obrero es digno de su alimento”. Mateo 10:5-10
  1. “Cuando ya era de día, salió y se fue a un lugar desierto; y la gente le buscaba, y llegando a donde estaba, le detenían para que no se fuera de ellos.
  2. Pero él les dijo: Es necesario que también a otras ciudades anuncie el evangelio del reino de Dios; porque para esto he sido enviado.
  3. Y predicaba en las sinagogas de Galilea” (Lucas 4:42-44).

Yo encuentro estos versículos sumamente interesantes. ¡Muchas veces se le ve a Yahshúa yendo por allí predicando el reino de Yahweh! La palabra evangelio ni siquiera se menciona. No obstante nosotros sabemos que éste viene a ser las mismas buenas noticias (el evangelio) que se habla en los otros versículos. ¡El Reino de Yahweh es las buenas noticias!

No es sorprendente que los judíos se reunieran para escuchar a Yahshúa. ¡En su comprensión, él estaba hablando sobre un nuevo día para Israel, la restauración de Israel!

Además, nosotros vemos palabras que hablan de él (reino) como que pasará muy pronto. El mensaje que: el reino de los cielos está a la mano, el tiempo se ha cumplido, es central al Evangelio. No es ninguna maravilla que incluso los cristianos de hoy piensen que la presencia del Mesías en la Tierra era de algún modo el Evangelio que él estaba hablando en Su día. ¿Pero lo era? Veamos, mirando otros versículos, y descubriremos las insinuaciones aquí y allí de que Yahshúa tenía algo más en mente.

_________________

  1. “Y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.
  2. Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.
  3. Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin” (Mateo 24:12-14).
  1. “Y es necesario que el evangelio sea predicado antes a todas las naciones” (Marcos 13:10).
  1. “Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.
  2. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado” (Marcos 16:15-16).

Nosotros podríamos decir que el evangelio que será extendido a todo el mundo es las noticias buenas sobre el Mesías. Sí, podríamos decir eso, pero es eso realmente las buenas noticias? ¿No es eso la promesa de un futuro sin muerte y destrucción? ¿No es la promesa de ser apto para vivir con el Mesías para siempre en una atmósfera de amor?

En vez de sólo predicar a Yahshúa, debe ser el mensaje de Yahshúa, el Evangelio del Reino. Predicar sólo Su vida y muerte en la Tierra no es el centro del Evangelio. Es la promesa del Reino cuando nosotros viviremos con Yahshúa.

__________________

Yahshúa habló a menudo en parábolas, cómo encaja el mensaje del evangelio del reino con las parábolas? Nosotros veremos en los ejemplos de abajo que el reino de Yahweh era central para la mayoría de las historias que él contó.

  1. “Oyendo esto uno de los que estaban sentados con él a la mesa, le dijo: Bienaventurado el que coma pan en el reino de Dios.
  2. Entonces Jesús le dijo: Un hombre hizo una gran cena, y convidó a muchos.
  3. Y a la hora de la cena envió a su siervo a decir a los convidados: Venid, que ya todo está preparado.
  4. Y todos a una comenzaron a excusarse. El primero dijo: He comprado una hacienda, y necesito ir a verla; te ruego que me excuses.
  5. Otro dijo: He comprado cinco yuntas de bueyes, y voy a probarlos; te ruego que me excuses.
  6. Y otro dijo: Acabo de casarme, y por tanto no puedo ir.
  7. Vuelto el siervo, hizo saber estas cosas a su señor. Entonces enojado el padre de familia, dijo a su siervo: Ve pronto por las plazas y las calles de la ciudad, y trae acá a los pobres, los mancos, los cojos y los ciegos.
  8. Y dijo el siervo: Señor, se ha hecho como mandaste, y aún hay lugar.
  9. Dijo el señor al siervo: Ve por los caminos y por los vallados, y fuérzalos a entrar, para que se llene mi casa.
  10. Porque os digo que ninguno de aquellos hombres que fueron convidados, gustará mi cena” (Lucas 14:15-24).
  1. Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo.
  2. Cinco de ellas eran prudentes y cinco insensatas.
  3. Las insensatas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite;
  4. mas las prudentes tomaron aceite en sus vasijas, juntamente con sus lámparas.
  5. Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron.
  6. Y a la medianoche se oyó un clamor: ¡Aquí viene el esposo; salid a recibirle!
  7. Entonces todas aquellas vírgenes se levantaron, y arreglaron sus lámparas.
  8. Y las insensatas dijeron a las prudentes: Dadnos de vuestro aceite; porque nuestras lámparas se apagan.
  9. Mas las prudentes respondieron diciendo: Para que no nos falte a nosotras y a vosotras, id más bien a los que venden, y comprad para vosotras mismas.
  10. Pero mientras ellas iban a comprar, vino el esposo; y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta.
  11. Después vinieron también las otras vírgenes, diciendo: ¡Señor, señor, ábrenos!
  12. Mas él, respondiendo, dijo: De cierto os digo, que no os conozco.
  13. Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir” (Mateo 25:1-13).
  1. “Porque el reino de los cielos es como un hombre que yéndose lejos, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes.
  2. A uno dio cinco talentos, y a otro dos, y a otro uno, a cada uno conforme a su capacidad; y luego se fue lejos.
  3. Y el que había recibido cinco talentos fue y negoció con ellos, y ganó otros cinco talentos
  4. Asimismo el que había recibido dos, ganó también otros dos.
  5. Pero el que había recibido uno fue y cavó en la tierra, y escondió el dinero de su señor.
  6. Después de mucho tiempo vino el señor de aquellos siervos, y arregló cuentas con ellos.
  7. Y llegando el que había recibido cinco talentos, trajo otros cinco talentos, diciendo: Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros cinco talentos sobre ellos.
  8. Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.
  9. Llegando también el que había recibido dos talentos, dijo: Señor, dos talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros dos talentos sobre ellos.
  10. Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.
  11. Pero llegando también el que había recibido un talento, dijo: Señor, te conocía que eres hombre duro, que siegas donde no sembraste y recoges donde no esparciste;
  12. por lo cual tuve miedo, y fui y escondí tu talento en la tierra; aquí tienes lo que es tuyo.
  13. Respondiendo su señor, le dijo: Siervo malo y negligente, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí.
  14. Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses.
  15. Quitadle, pues, el talento, y dadlo al que tiene diez talentos.
  16. Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.
  17. Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.
  18. Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria,
  19. y serán reunidas delante de él todas las naciones; y los apartará unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos.
  20. Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda.
  21. Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.
  22. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis” (Mateo 25:14-35).

Yahshúa dio una profecía interesante acerca de Jerusalén. Cuando Jerusalén esté rodeada por ejércitos, entonces nosotros sabremos que la desolación (posiblemente de la ciudad) está cercana. Históricamente, los cristianos sabían esto, de modo que cuando los ejércitos de Roma rodearon Jerusalén y luego se retiraron por un breve tiempo, todos los cristianos huyeron. Entonces Roma rodeó de nuevo a Jerusalén y la destruyó con su gente.

Pero si leemos más del texto, nosotros podemos ver que Yahshúa conecta la destrucción de Israel con Su futura venida en las nubes, la venida del Reino. Puede ser que ésta sea una profecía doble.

De nuevo, el Reino es central a la profecía, justo como las parábolas que vimos anteriormente. También, nosotros vemos que la venida del reino se conecta con tener nuestra redención en proceso. ¡Nosotros seremos redimidos de la Tierra por Yahshúa para vivir con él!

  1. “Pero cuando viereis a Jerusalén rodeada de ejércitos, sabed entonces que su destrucción ha llegado.
  2. Entonces los que estén en Judea, huyan a los montes; y los que en medio de ella, váyanse; y los que estén en los campos, no entren en ella.
  3. Porque estos son días de retribución, para que se cumplan todas las cosas que están escritas.
  4. Mas ¡ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días! porque habrá gran calamidad en la tierra, e ira sobre este pueblo.
  5. Y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones; y Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan.
  6. Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas;
  7. desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas.
  8. Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en una nube con poder y gran gloria.
  9. Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca.
  10. También les dijo una parábola: Mirad la higuera y todos los árboles.
  11. Cuando ya brotan, viéndolo, sabéis por vosotros mismos que el verano está ya cerca.
  12. Así también vosotros, cuando veáis que suceden estas cosas, sabed que está cerca el reino de Dios.
  13. De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca.
  14. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. Y cuando vos veré que Jerusalén rodeó con los ejércitos, entonces sabe que la desolación es de eso cerca” (Lucas 21:20-33).

En la historia de Saqueo, tenemos algo muy interesante. Porque Saqueo tomó la decisión correcta escogiendo al Mesías, Yahshúa dijo: “Este día la salvación ha venido a esta casa”. Otros que estaban escuchando inmediatamente vieron esto como la prueba adicional de que el reino estaba viniendo en seguida, así que Jesús dio otra parábola:

  1. Habiendo entrado Jesús en Jericó, iba pasando por la ciudad.
  2. Y sucedió que un varón llamado Zaqueo, que era jefe de los publicanos, y rico,
  3. procuraba ver quién era Jesús; pero no podía a causa de la multitud, pues era pequeño de estatura.
  4. Y corriendo delante, subió a un árbol sicómoro para verle; porque había de pasar por allí.
  5. Cuando Jesús llegó a aquel lugar, mirando hacia arriba, le vio, y le dijo: Zaqueo, date prisa, desciende, porque hoy es necesario que pose yo en tu casa.
  6. Entonces él descendió aprisa, y le recibió gozoso.
  7. Al ver esto, todos murmuraban, diciendo que había entrado a posar con un hombre pecador.
  8. Entonces Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadruplicado.
  9. Jesús le dijo: Hoy ha venido la salvación a esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham.
  10. Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.
  11. Oyendo ellos estas cosas prosiguió Jesús y dijo una parábola, por cuanto estaba cerca de Jerusalén, y ellos pensaban que el reino de Dios se manifestaría inmediatamente.
  12. Dijo, pues: Un hombre noble se fue a un país lejano, para recibir un reino y volver.
  13. Y llamando a diez siervos suyos, les dio diez minas, y les dijo: Negociad entre tanto que vengo.
  14. Pero sus conciudadanos le aborrecían, y enviaron tras él una embajada, diciendo: No queremos que éste reine sobre nosotros.
  15. Aconteció que vuelto él, después de recibir el reino, mandó llamar ante él a aquellos siervos a los cuales había dado el dinero, para saber lo que había negociado cada uno.
  16. Vino el primero, diciendo: Señor, tu mina ha ganado diez minas.
  17. El le dijo: Está bien, buen siervo; por cuanto en lo poco has sido fiel, tendrás autoridad sobre diez ciudades.
  18. Vino otro, diciendo: Señor, tu mina ha producido cinco minas.
  19. Y también a éste dijo: Tú también sé sobre cinco ciudades.
  20. Vino otro, diciendo: Señor, aquí está tu mina, la cual he tenido guardada en un pañuelo;
  21. porque tuve miedo de ti, por cuanto eres hombre severo, que tomas lo que no pusiste, y siegas lo que no sembraste.
  22. Entonces él le dijo: Mal siervo, por tu propia boca te juzgo. Sabías que yo era hombre severo, que tomo lo que no puse, y que siego lo que no sembré
  23. ¿por qué, pues, no pusiste mi dinero en el banco, para que al volver yo, lo hubiera recibido con los intereses?
  24. Y dijo a los que estaban presentes: Quitadle la mina, y dadla al que tiene las diez minas.
  25. Ellos le dijeron: Señor, tiene diez minas.
  26. Pues yo os digo que a todo el que tiene, se le dará; mas al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará.
  27. Y también a aquellos mis enemigos que no querían que yo reinase sobre ellos, traedlos acá, y decapitadlos delante de mí (Lucas 19:1-27).

Así en esta parábola, nosotros vemos que ese juicio se conecta con la venida del Reino de Yahwweh.

Abajo comenzamos ver respuestas definidas acerca de lo que es el Reino de Yahweh y cuándo debe ocurrir.

  1. Entonces Pilato volvió a entrar en el pretorio, y llamó a Jesús y le dijo: ¿Eres tú el Rey de los judíos?
  2. Jesús le respondió: ¿Dices tú esto por ti mismo, o te lo han dicho otros de mí?
  3. Pilato le respondió: ¿Soy yo acaso judío? Tu nación, y los principales sacerdotes, te han entregado a mí. ¿Qué has hecho?
  4. Respondió Jesús: Mi reino no es de este mundo; si mi reino fuera de este mundo, mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos; pero mi reino no es de aquí; (Juan 18:33-36).

¡Mi reino no es de este mundo! Yahshúa, mientras estaba en la Tierra habló de las maravillas que habrá cuando Su pueblo viva con él para la eternidad.

  1. Y uno de los malhechores que estaban colgados le injuriaba, diciendo: Si tú eres el Cristo, sálvate a ti mismo y a nosotros.
  2. Respondiendo el otro, le reprendió, diciendo: ¿Ni aun temes tú a Dios, estando en la misma condenación?
  3. Nosotros, a la verdad, justamente padecemos, porque recibimos lo que merecieron nuestros hechos; mas éste ningún mal hizo.
  4. Y dijo a Jesús: Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino.
  5. Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso. (Lucas 23:39-43).

Está claro que Yahshúa habló por todas partes del reino, incluso uno de los ladrones había oído bastante de Yahshúa para saber sobre el Reino. Cuando tú vengas a este reino del que siempre estás hablando, ¡acuérdate de mí!

Abajo vemos que los discípulos tenían que preguntar esa pregunta todo importante. ¿Cuándo? Por supuesto que ellos todavía estaban pensando siempre sobre Israel en este momento también.

  1. Entonces los que se habían reunido le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo?
  2. Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad;
  3. pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
  4. Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos.
  5. Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas,
  6. los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo (Hechos 1:6-11).

Aquí nosotros vemos que a los discípulos les fue dado más de las señales que ocurrirían cuando el reino aparecería.

  1. Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres” (Hechos 8:12).

Felipe también predicó el reino de Yahweh. Claro que Pablo también predicó el reino de Yahweh como vemos abajo.

  1. Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.
  2. Y ahora, he aquí, yo sé que ninguno de todos vosotros, entre quienes he pasado predicando el reino de Dios, verá más mi rostro” (Hechos 20:24-25).
  1. Y habiéndole señalado un día, vinieron a él muchos a la posada, a los cuales les declaraba y les testificaba el reino de Dios desde la mañana hasta la tarde, persuadiéndoles acerca de Jesús, tanto por la ley de Moisés como por los profetas.
  2. Y algunos asentían a lo que se decía, pero otros no creían” (Hechos 28:23-24).
  1. Y Pablo permaneció dos años enteros en una casa alquilada, y recibía a todos los que a él venían,
  2. predicando el reino de Dios y enseñando acerca del Señor Jesucristo, abiertamente y sin impedimento (Hechos 28:30-31).
  1. A causa de la esperanza que os está guardada en los cielos, de la cual ya habéis oído por la palabra verdadera del evangelio (Colosenses 1:5).
  1. ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones,
  2. ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.
  3. Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios” (1 Corintios 6:9-11).
  1. Pero que ahora ha sido manifestada por la aparición de nuestro Salvador Jesucristo, el cual quitó la muerte y sacó a luz la vida y la inmortalidad por el evangelio (2 Timoteo 1:10).
  1. Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman? (Santiago 2:5).

En Revelación, nosotros tenemos la profecía acerca de la ocurrencia del Reino de Yahweh: “¡Ahora ha venido la salvación, y el poder, y el reino de nuestro Elohim, y la autoridad de su Mesías” ¡Ha sucedido finalmente!

  1. Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles;
  2. pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo.
  3. Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.
  4. Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche.
  5. Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte” (Revelación 12:7-11).

Ahora nosotros vemos uno de los tres ángeles de revelación 14 que tiene el evangelio eterno. ¿Cuál es ese evangelio? “Porque la hora de su juicio ha llegado. . . ”

¿Cómo son esas buenas noticias? A aquellos que están esperando ver el reino de Yahweh, son grandes noticias. Ellos ya no tendrán que esforzarse en esta vida en la Tierra. ¡Yahshúa está tomando las cosas en sus manos, tomándonos para vivir con él!

  1. Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,
  2. diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas (Revelación 14:6-7).

Nosotros, como cristianos, parecemos estar viviendo en el pasado en lugar que en el futuro.

Sí, Jesús nació, él predicó el evangelio del reino de Yahweh, y él murió por nuestros pecados. Esto representa una profundidad de amor que ninguno de nosotros puede apreciar totalmente. ¡Sin embargo no nos olvidemos porqué él murió!

¡él murió para que un día pronto él pueda tomarnos a todos para vivir con él en su reino!


Conclusiones

¿Por qué es tan importante comprender lo que es el Significado del Evangelio?

Debe estar claro a cualquier lector del Nuevo Testamento que los Santos estaban buscando la segunda venida del Mesías sobre todo. Su saludo entre ellos era: ¡Maranatha! El Señor está viniendo.

¿Cómo ocurrió esto?

Cuando Yahshúa empezó primero predicando el Evangelio del Reino venidero, los discípulos, y todos los demás que lo oyeron, pensaron que él estaba hablando de un asunto de un nuevo día cuando Israel sería de nuevo un país, ¡y pronto!

Este pensamiento era, a pesar del lenguaje muy directo de Yahshúa, que Su reino no era de este mundo.

¡Finalmente, cuando Yahshúa fue matado y después resucitado de los muertos, los Discípulos, por primera vez estaban empezando a entender que Yahshúa estaba hablando sobre el Cielo y la Nueva Tierra!

Nosotros debemos recordar que casi todo lo que Yahshúa dijo en la vida estaba involucrando el Evangelio. Era Su tema central de opción. Así ahora que los Discípulos tenían un punto de vista correcto del Evangelio, el significado de los últimos tres y medio años tenía un nuevo significado. Un significado diferente.

Debido a esta nueva visión, la comunidad de creyentes se extendió en medio mundo en un tiempo muy corto. Ellos estaban convencidos de que Yahshúa vendría durante su tiempo de vida. Así que ellos trabajaron duro para Yahweh para extender el mensaje. Además, ¡todos ellos compartieron lo que ellos tenían entre sí, ¡especialmente porque el Señor estaba muy pronto por venir!

¡El énfasis principal de la asamblea de Yahweh debe estar en que no debemos vivir en el pasado como parece que lo están todos hoy! Ella debe mirar hacia el futuro cuando nuestra redención será realizada. Eso es lo que nosotros tenemos que mirar hacia adelante. ¡Vivir con el Mesías dónde él estará! Este es el pilar central de la fe en el Mesías.

La muerte del Mesías es importante en que hace posible nuestra redención. Claro, también nos muestra Su amor cuando nosotros vemos cuán caro fue redimirnos. Sin embargo, es la creencia de que Yahshúa está viniendo de nuevo que crea la esperanza en nosotros.

¡Maranatha! (El Señor está Viniendo!) Un día pronto, nosotros viviremos con él como hijos e hijas de Yahweh.

Recuerde, el Señor Yahweh nos ama de verdad hasta el punto de que él quiere que nosotros vivamos con él. Esto no es ninguna ilusión. Yahshúa aún ahora está trabajando en nuestro favor para salvarnos del pecado. Él ahora está preparando tomarnos para la casa del Padre con él. Así que planeemos estar entre los redimidos. Éste será el regreso al recinto más grande que nosotros alguna vez experimentaremos. Yo estoy seguro que el universo entero de seres creados también está esperando este evento.