¿Conoce ud al Creador por su Nombre?

El Creador

Él le conoce a usted por nombre

¿Lo conoce usted a Él por su NOMBRE?

Usted podrá saber que él es el Dios de Abraham, Isaac y Jacob, el Dios de Moisés, el autor de los DIEZ MANDAMIENTOS, El Creador de todas las cosas, pero ¿Conoce usted su Nombre?

¿TIENE ÉL UN NOMBRE?

Esa es una simple pregunta de: “sí” o “no”. Veamos si las Escrituras nos dan una respuesta.

Ex. 20:7 dice: “No tomarás el nombre de _Y H W H_ tu Dios en vano ….”.

Ex. 20:11 dice: “Porque en seis días hizo __________ los cielos y la tierra….”.

Levítico 22:32-33 dice: “No profanen mi Santo Nombre y Yo me santificaré en medio de los hijos de Israel. Yo soy __________, que los santifico. Yo los saque de Egipto para ser su Dios. Yo soy __________.

(1) Estas cuatro letras del alfabeto Hebreo son lo que se le llama “Tetragrámaton.” Pero la mayoría de las traducciones de la Biblia en Español han sustituido este sagrado Nombre, con el título de “el Señor”.

Salmo 83:18 dice: “Y conozcan que tu Nombre es __________, que ese es tu Nombre; que sepan que solo tú eres altísimo sobre toda la tierra.”

Isa. 42:8 dice: “Yo soy __________, ¡ese es mi Nombre! No doy a otro  mi gloria, ni mi alabanza a los ídolos.”

Jer. 16:21 dice: “Por eso, esta vez les enseñaré; les daré a conocer mi mano poderosa. ¡Así sabrán que mi Nombre es __________.

¿CUÁL ES SU NOMBRE?

En los versos arriba, vemos que el nombre del Creador es YAHWEH, siendo deletreado con letras del alfabeto hebreo. No tenemos una cinta grabada para demostrar el sonido exacto de la pronunciación original y tampoco es el punto principal aquí. Pro es cierto de cualquier modo, que su nombre no es “el Señor.” Los eruditos reconocen que “Jehová” es erróneo y que “Yahweh” es el más correcto deletreo. En la pagina XX de la introducción de la Biblia de Moffatt, dice, “Estrictamente hablando, este debe rendirse como ‘Yahweh’ el cual es familiar a los lectores modernos en la forma errónea de ‘Jehovah.’ Entre las muchas fuentes de información que indican que ‘Yahweh’ es la traducción correcta, está la pagina V del prefacio de la Revised Standard Version.”

Ahora que usted puede pronunciar YHWH como “Yahweh”, usted debería leer todos los versos de arriba una segunda vez. O mejor todavía, buscar una de las muchas traducciones de la Biblia que han restituido el verdadero Nombre del Creador en vez de sustituirlo con títulos donde aparece en la Escritura.

(2) Traducción significa dar a entender lo que se  pretende decir de un lenguaje a otro. Los nombres propios no se traducen.

¿CUÁL ES SU NOMBRE EN ESPAÑOL?

Pero usted se preguntará: ¿Por qué conservar solamente el Nombre en hebreo mientras se traduce el resto en español? Si vamos a hablar español, entonces ¿no sería más consistente el traducir el nombre completo en el lenguaje Español? Esta es una pregunta justa. Aquí esta la respuesta: El Nombre del Creador no existe en ningún idioma, excepto en el idioma hebreo; y lo único que tenemos es el tetragrámaton. En el tiempo en que el Creador dio a conocer su nombre a los Israelitas, su nombre no se dio a conocer a los idioma extranjeros de las naciones. Las naciones extranjeras tenían sus propios dioses con sus propios nombres. Ellos no adoraban al Todopoderoso de los Hebreos, ni tampoco conocían su Nombre. La revelación del Creador fue dada solamente a los hebreos y fue a través de ellos que llegamos a enterarnos de que el Creador reveló su Nombre.

YAHWEH REVELÓ SU NOMBRE

En el decimoséptimo siglo (de ésta Era), se inventó el telescopio. El Creador no nos dijo que lo llamemos “telescopio”. Nosotros inventamos esa palabra. Pero nosotros los humanos no inventamos el nombre del Creador. ¡El Creador dijo que su nombre es Yahweh! Cuando los Israelitas estaban congregados en el Monte Sinay, el Creador se dio a conocer él mismo y reveló su Nombre. Su Nombre se menciona ocho veces dentro de los DIEZ MANDAMIENTOS, los cuales fueron dados en palabras y escritos en piedra. De acuerdo a Éxodo 20:2, él se presentó a sí mismo con las siguientes palabras:

Concordancia de Strong (Hebreo) #3068,  (Hebreo #430

YHWH = YAHWEH                  ELOHIM

(3) Las letras H (Hebreo) y G (Griego) en todo este articulo se refieren para identificar los números de La Concordancia de la Biblia de Strong.

Yo soy Yahweh tu “Poderoso” (Elohim) que te saqué de la tierra de Egipto”. Aquí, su Nombre revelado es Yahweh, y “Poderoso” (Elohim) es simplemente un título para manifestar su Potencia.

ELOHIM NO ES “NOMBRE”

Al igual que “doctor,” la palabra “elohim” es solamente un título. Esta palabra Hebrea es traducida generalmente como “dios” con una “d” minúscula y se usa frecuentemente como un título para una deidad. También se traduce como “Poderoso” cuando se refiere a Yahweh.

Un buen ejemplo es Deuteronomio 12:30: …cuídate que no tropieces en pos de ellas,… no preguntes acerca de sus dioses (elohim), diciendo, de la manera que adoraban aquellas gentes a sus dioses (elohim), así haré yo también. No adorarás de esa manera a Yahweh tu Dios (elohim)…”. Es obvio que la frase, “Yo soy Yahweh, tu Dios; No tendrás otros dioses sino a mi”, es similar a decir, “Yo soy Juan, tu doctor, no tendrás otros doctores más que a mí.” La palabra “dios” (elohim) es un título, ¡pero el nombre legítimo del Creador es Yahweh!

La suposición de que Yahweh tiene muchos nombres no es verdad. Si usted busca el término “nombre” en una concordancia, usted encontrara muchas referencias para el nombre de Yahweh, pero ni una sola vez se referirá en plural, “nombres”. En el futuro, Yahweh demostrará tener un solo nombre, tanto hoy como para siempre, de acuerdo a Zacarías 14:9.

¿NOMBRE, EN REALIDAD SIGNIFICA NOMBRE?

Algunas personas argumentan que la palabra “nombre” significa autoridad o poder, en vez de nombre. Eso no es verdad. ¡Por la autoridad de su palabra, el Creador nos dice que él tiene un nombre! La palabra “nombre”, de acuerdo a la Concordancia de Strong, es # 803 y dice que en Hebreo, es: “shem.” Y se menciona más de 200 veces en la Torah y es correcta y consistentemente traducida como “nombre” en la concordancia de Strong. La misma Concordancia nos refiere otra palabra diferente (#3581-Koaj), la cual significa “poder”. Yahweh en verdad tiene “poder”, pero él también tiene un Nombre. A través de Moisés, Yahweh le dijo al faraón en Exodo 9:16, “pero a la verdad yo te he puesto para declarar en ti mi potencia (poder, koaj)… y para que mí nombre (shem.) sea proclamado por toda la tierra.

¿QUIENES SON THEOS Y KURIOS?

En cuanto a la frase “iglesia de Dios” y otras parecidas del Nuevo Testamento, el significado de la palabra “Dios” puede hallarse en Strong #G2316. Y la refiere como “theós”, la cual se refiere a deidades, ídolos y dioses de los Griegos. “Theós” no se derivó del Nombre de nuestro Padre Celestial. Y de ninguna manera es un “nombre”. Es un título. En citas del Nuevo Testamento tales como ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!, (Marcos 11:9, citado del Salmo 118:26), la palabra “Señor” es traducida de la palabra griega “Kurios” G2962. ¡Una vez más “Kurios” de ninguna manera deriva del nombre del Creador! Es una palabra griega que significa “maestro” o “caballero.” Y éste tampoco es un nombre, sino un título.

¡En el Nuevo Testamento, el Nombre de nuestro Creador no fue transcrito, como tampoco todos los otros nombres propios mencionados en la Escritura original! En cambio, se usaron títulos tales como “theós” y “kurios” como sustitutos para el Nombre Sagrado; pero estos fueron traducidos en palabras del español común  como “Dios” y “Señor”. Pero en traducciones modernas (vea nota 2) estos nombres ya fueron restaurados apropiadamente, o sea, como: Yahweh.

Orando el Salvador al Padre Celestial, dijo: “Padre Santo, a los que me has dado, guárdalos con el poder de tu nombre, el nombre que me diste, para que sean uno lo mismo que nosotros, (Juan 17:6-11.)

Los teístas, deístas y proponentes de la nueva era han inventado una imaginaria deidad universal genérica que ellos llaman “Dios.” Sus definiciones de “dios” son variadas como lo son las imaginaciones de sus mentes; pero solamente el nombre “Yahweh’ se refiere específicamente como el autor de los DIEZ MANDAMIENTOS.

CONCLUSIÓN

¿EL TODOPODEROSO DE ISRAEL TIENE UN NOMBRE?

¿Es su nombre “Dios”? Estas son preguntas con respuestas de un simple si o no. Ahora que usted sabe las respuestas, ¿Por qué ha de continuar usted usando el título “Dios” como si fuese el Nombre de Yahweh? Algunos argumentaran que las palabras son meramente para comunicación, y que lo que importa es el significado, o la intención, o el propósito del corazón de la persona.

¡Bueno, precisamente ese es el punto! Su Creador, Yahweh, le ama a usted y usted le importa a él. Él le conoce a usted por nombre y tiene un lugar para el propio nombre de usted para que sea escrito en su libro de la vida. Personalmente usted le importa a él. Pero él también quiere que a usted le importe él personalmente. Él quiere que usted sea protegido, no en un simple título o en un falso sustituto, ¡SINO EN SU NOMBRE, YAHWEH! Busque por usted mismo acerca de esta verdad y propóngase conocer a su Creador por su verdadero Nombre.

ALELUYAH!