Todas las entradas de: Nuris Rodríguez

A la Luz de Los Preceptos Divinos: Mandamiento # 3

A menudo nos sucede que cuando adquirimos un producto nuevo se nos entrega con un manual de instrucciones del fabricante de ese artefacto; esto con la intención de  asegurar su durabilidad y a su vez usarlo de manera correcta para sacar el mejor provecho del mismo. A partir de allí, queda de nuestra parte revisar bien ese formulario de instrucciones.

Lamentablemente, son muy pocas las personas que se fijan en prestar atención a este manual corriendo así con serias consecuencias, al dar un mal uso al producto  y acaban por dañarlo en poco tiempo.

Dado este preámbulo, nos abocamos a darle continuidad al tema que nos atañe y comenzamos a abordar en semanas anteriores, el cual es el estudio de los Diez Mandamientos; y es que precisamente YaHWéH al crearnos muy responsablemente, así como Él es, también nos ideó un Manual de Instrucciones, el cual no es otro que su Toráh para que cumpliéndola así, podamos disfrutar de la vida que nos otorgó con plenitud y librarnos de muchos males que están ligados a la desobediencia de ella. No obstante, las personas optan por descubrir su propia manera de vivir a través de la experiencia del ensayo y error.

Este manual al que nos referimos, se encuentra plasmado en el libro de Shemót (Éxodo) Cap. 20: 2 al 17, y resalta claramente los beneficios y consecuencias en cuanto a su cumplimiento se refiere.

En el libro de  Matityah (Mateo), 22:37 al 40, Yahoshúa resumió estas Diez Instrucciones en 2 grandes Mandamientos:

Amar a YaHWéH y a nuestro prójimo, los cuales nos aseguran aparte de vivir en shalom (paz/plenitud) aquí en la tierra también nos promete la vida eterna (Matityah/Mateo 19:17). Ellos nos enseñan la forma correcta de amarle a Él y a la vez la de relacionarnos con nuestros semejantes.

Hoy nos atañe estudiar el Precepto Nro 3, el cual se encuentra en Shemót (Éxodo) Cap. 20:7 “No tomarás en vano el Nombre de YaHWéH tu Elohim; porque YaHWéH no tendrá por inocente al que tome en vano su nombre”. Seguir leyendo A la Luz de Los Preceptos Divinos: Mandamiento # 3

A la Luz de los Preceptos Divinos: Mandamiento # 2

En la entrega anterior comenzamos aclarando el concepto básico de la palabra “Mandamiento”, la cual no es más que un precepto u orden de un superior a un inferior. Aclarado este término seguidamente nos abocamos a reflexionar un poco acerca del 1er Precepto que YaHWéH dictó a su pueblo a través del Profeta Moshé:

“No tendrás otro Elohim delante de Mi”. 

El día de hoy continuaremos con el 2do Mandamiento, así iremos avanzando en el estudio de cada uno de ellos hasta el último, con la finalidad de tenerlos presentes para no olvidar ninguno de ellos porque todos son importantes.

Proverbios Cap. 3 versículos 1 al 3 dice:

“Hijo mio, no olvides mi enseñanza, que tu mente retenga mis Mandamientos, porque ellos te concederán abundancia de días”…

Aquí tenemos una hermosa promesa de YaH para para los que no nos olvidamos de cumplirlos; es de vital importancia para nosotros que los tengamos siempre presentes.  En Devarim (Deuteronomio) Cap. 8:11 también nos exhorta: Seguir leyendo A la Luz de los Preceptos Divinos: Mandamiento # 2

A la Luz de Los Preceptos Divinos: Mandamiento # 1

El término “mandamiento” en su sentido más general es aquel precepto u orden que emana de un superior a un inferior.

A instancias de las Sagradas Escrituras un mandamiento significa cada uno de los diez preceptos que recibió el profeta Moshé directamente de parte de YaHWéH; el decálogo consiste en una lista u órdenes escritas directamente por Él. Dichas leyes el pueblo de Israel debería respetar y obedecer fielmente.

El objetivo de esta breve enseñanza de hoy es analizar cada una de estas ordenanzas y llevarlas a la práctica en nuestra vida diaria.

Debido a que abarca diez aspectos hoy nos enfocaremos en el primero de ellos el cual es la base del resto de ellos:

En Shemot (Éxodo) Cap.10 Vers. 2 YaHWéH comenzó diciendo: Seguir leyendo A la Luz de Los Preceptos Divinos: Mandamiento # 1

Relación, Comunión o Intimidad

  • Tres palabras semejantes, sin embargo, entre ellas existe una gran diferencia.
  • En el transcurso de nuestras vidas conocemos personas, las cuales según nuestra afinidad con ellas les asignamos un valor. Tenemos conocidos, amigos y amigos íntimos, partiendo de esta premisa diferenciamos nuestro trato con ellas.
  • De igual manera sucede en el ámbito espiritual con nuestro Creador; no es lo mismo tener una relación, una comunión o intimidad con Él; sino que cada una de ellas resulta un proceso y, de nosotros depende no quedarnos estancados o conformarnos en la primera, sino ir avanzando hacia el siguiente nivel. Solo así llegaremos a tener realmente una intimidad con YaHWeH.
  • Una simple relación con el Eterno en corto tiempo puede romperse, mientras que mantener la comunión nos llevaría muy pronto hacia el siguiente nivel y el más importante; la Intimidad, eso depende del grado de amor que le profesemos a YaHWeH, el cual nos insta a respetarle y obedecerle. Precisamente esa es la base de nuestro andar con Él.
  • El Rey David describe muy bien estos tres aspectos de Relación, Comunión e Intimidad en el Salmo Cap.25 verso 14:

Seguir leyendo Relación, Comunión o Intimidad