Relación, Comunión o Intimidad

  • Tres palabras semejantes, sin embargo, entre ellas existe una gran diferencia.
  • En el transcurso de nuestras vidas conocemos personas, las cuales según nuestra afinidad con ellas les asignamos un valor. Tenemos conocidos, amigos y amigos íntimos, partiendo de esta premisa diferenciamos nuestro trato con ellas.
  • De igual manera sucede en el ámbito espiritual con nuestro Creador; no es lo mismo tener una relación, una comunión o intimidad con Él; sino que cada una de ellas resulta un proceso y, de nosotros depende no quedarnos estancados o conformarnos en la primera, sino ir avanzando hacia el siguiente nivel. Solo así llegaremos a tener realmente una intimidad con YaHWeH.
  • Una simple relación con el Eterno en corto tiempo puede romperse, mientras que mantener la comunión nos llevaría muy pronto hacia el siguiente nivel y el más importante; la Intimidad, eso depende del grado de amor que le profesemos a YaHWeH, el cual nos insta a respetarle y obedecerle. Precisamente esa es la base de nuestro andar con Él.
  • El Rey David describe muy bien estos tres aspectos de Relación, Comunión e Intimidad en el Salmo Cap.25 verso 14:

La Comunion Intima de YaHWeH es con lo que le temen… 

  • O respetan dice otra versión.
  • Esa es la clave para lograr esa Intimidad con Él, así como la tuvo Avraham, Moisés y demás patriarcas; es allí donde Él nos revela su voluntad para nuestras vidas y es verdaderamente transformado nuestro carácter.
  • Es de vital importancia que apartemos cada día un tiempo y un espacio para entrar en íntima comunión con nuestro Abba (Padre), pues es Él mismo quien nos está llamando a hacerlo… ¿En cuál de los tres niveles estás? 

Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

Hebreos 4: 16.

  • Shalom.

Nuris Rodriguez