“Todo lo que aten y desaten en la tierra será hecho en el Cielo”

Texto sobre el tema Mateo 18:18 

Shalom apreciados Ajim (Hermanos y Hermanas) en el Mashíaj (Mesías), que el Eterno Yahwéh (Yahvéh) les bendiga. En esta nueva ocasión nos vamos a referir a la frase de nuestro Adón (Amo) Yahoshúa (Yeshúa), resumiendo la frase ” TODO LO QUE ATEN Y DESATEN EN LA TIERRA SERÁN HECHO EN EL CIELO “; como ya hemos explicitados en los escritos anteriores a las fraseologías de nuestro Salvador, haremos también en el día de hoy una pequeña exégesis, y para eso nos vamos al pasaje central de la frase, Matityahu/Mateo 18: 18 dice:

“De cierto les digo, que todo lo que aten en la tierra será atado en el cielo; y todo lo que desaten en la tierra será desatado en el cielo.”

Éste y otros pasajes de las Escrituras son sacados de contexto, debido al desligamiento de la cultura en que se escribió el Tanáj (Antigua Alianza) y de los Escritos Apostólicos (Nueva Alianza), ya que la Inspirada Escritura, se escribió bajo la perspectiva de la cultura hebrea, por lo que, desprenderse de ella es exponerse a la vulnerabilidad o al error en las enseñanzas, la palabra ATAR está en los manuscritos hebreos, está como LE’ESOR que deriva del verbo infinitivo PROHIBIR, en un sentido mas literal nuestro mesías dijo:

“De cierto les digo, todo lo que ustedes prohíban habrá sido prohibido en el cielo; y todo lo que ustedes permitan, será permitido en el cielo.”

Así, que amados amigos y hermanos, lo que el mesías está dando a entender, es que la autoridad que el les dio a los Shelijim (Apóstoles/Enviados) para juzgar se ejerciera con un juicio justo, (Véase Juan 7:24), así que observando el pasaje desde el contexto, nuestro gran maestro esta instruyendo de como llevar un asunto del mal comportamiento de un hermano dentro de la Asamblea/Congregación, esto no tiene nada que ver con protección, ni de proferir bendiciones y mucho menos amuletos para protegernos del mal. En otro acontecimiento el Mesías vuelve a usar el lenguaje figurativo EUFEMISMO en el libro de (Yojanán/Juan 20:23):

“A quienes ustedes perdonen los pecados, les han sido perdonado y a quienes se los retengan, les han sido retenidos”.

En este pasaje de la Escritura ha sido mal interpretada por aquellos que sostienen la creencia de que Elohim le dio la facultad al hombre para perdonar y no perdonar, una cosa es que al hombre se le de autoridad y otra cosa es la facultad son cosas muy distintas, ni siquiera el Mesías se atribuyó la facultad de perdonar, siempre sostuvo y decía TUS PECADOS TE SON PERDONADOS, o TUS PECADOS SE TE PERDONAN, nunca dijo TE PERDONO TUS PECADOS. Por eso él decía que el Padre le había dado autoridad para hacer, y no la facultad, por ende, el Mesías en esta cita bíblica, lo que les dio a los apóstoles fue la autoridad de exponer la enseñanzas para que el pueblo fuese perdonado a través de la fe en el Mesías (Véase LUCAS 5:20), ya que Yahoshúa (Yeshúa) les proporcionó el espíritu de santidad a ellos para que hablaran y sumergieran (Bautizaran) en su nombre.

Que Yahwéh los bendiga y les de shalom sus vida en el nombre de Yahoshúa nuestro mesías. Amen

Guillermo Palacios.